• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

Mi historia gemelar: capítulo 2 (por Noe dos Toxos)

Una historia única, pero doble

En el anterior capítulo nos quedamos en las reflexiones vaterianas. Madre mía, maaaaaaadre mía, ¡que es positivo! Pero puede haber falsos positivos, ¿no? Mañana me compro otro test y salgo de dudas. Bueno, mejor dos, por si acaso.

Pis pis pis… Espera tres minutos… ¡Qué largos se hacen! Y… ¡Tacháaaaan! ¡Doble raya! ¡¡¡Que es real!!! ¿Y ahora qué se hace? ¿Médico, no? Pues hala, allá vamos.

Y todo empieza: visitas a la matrona… Cuida lo que comes… Y ver el mundo de otro color.

Tras la primera visita, no me cabía un alfiler en el culo de la emoción, así que se lo conté a mi compañera de trabajo/mejor amiga en Tarragona. Ella es gemela, y sé que en el futuro próximo buscará embarazo… Empezamos a hablar, y ya le dije que tenga cuidado, que las gemelas tienen probabilidades de tener embarazos múltiples… Que quién la vería, con dos bebés a la vez, a lo bestia!!!! Buf, no me querría ver en su lugar, pobrecita 😂 Cuánto vacile le cayó. Qué mala que soy 😈

Y se acerca la fecha de la primera eco. Vamos a tener un niño, lo presiento. Además, será un machote, ¡¡un chicarrón del norte!! Será remero como su papá y le gustará ir a los rallyes con él. ¡Y a pescar, por supuesto! ¡Y se va a llamar Breogán!

Peeeero, por trabajo, Rubén se tiene que ir dos meses de Catalunya, así que, para no dejarme sola (bueno, sola, sola no, ¡que está Toxo, mi galgo peludo!) se viene mi madre de Ferrol.

Y nos vamos a la primera eco. ¿Mi miedo? Llegar allí, y que el gine me diga que son gases 😅  Ya ves…
Me tumbo, me ponen el gel (coñie, qué frío está esto, ¿no?), pone el ecógrafo y lo quita rápidamente. Y muy cabroncetamente, me dice:

—Vale, lo primero es determinar el número de bebés.
—¿Cómo? Ya te lo digo yo, UNO. 🤔
—Bueno, vamos a verlo. Mira, aquí hay uno… Y aquí está el otro. 😈
—(Aquí se oye el ruido de mi cortocircuito neuronal).

Mi madre empieza con un ataque de risa histérica… Y yo, con toda la razón del mundo, con el 95% de mi cerebro a pleno rendimiento, haciendo gala de una inteligencia supina, le pregunto:

¿Y no tendrá dos cabezas? 🤔

En fin… Tras su cara de “esta tía es gilipollas”, me dice que no, que no tiene dos cabezas; que son dos bebés, y que probablemente sean dos niñas.

¿Whaaaaat?

Y ahí me remito a los hechos: nunca, nunca, NUNCA PUTEÉIS A NADIE. NUNCA.
Karma is a bitch. Pero mucho mucho ¿¡eh!? ¿Recordáis cómo vacilé a mi compi gemela? Pues eso. ¿Recordáis a mi machote chicarrón del norte? PUES ESO. Dos bebés. Dos nenas. DOS-NI-ÑAS. Yo, Noelia, a la que no le gustan los niños. La que vive a 1000km de todo familiar… Ay Dios, ¡que vivo a 1000 km de todo familiar! ¿Y cómo carajo voy a hacer? 😵 (Aquí las taquicardias empezaban). Y el pensamiento predominante era…

¡¡RUBÉN ME VA A MATAR CUANDO SE LO CUENTE!! (Como si fuera culpa mía, oiga…)

Un par de horas más tarde, llama el susodicho…

– Rubén: ¿Qué tal fue?
– Yo: Bien. ¿Pero estás solo?
– R: Sí, ¿por?
– Y: Por nada. Todo está bien, pero mira una cosa, que me dijeron una cosa segura y una probable.
– R: Vale, dime.
– Y: Es probable que el sexo sea femenino… Y es seguro que son dos.
– R: …
– Y: …
– R: …
– Y: … ¿Hola?
– R: …Hola.
– Y: ¿Estás bien?
– R: Sí… (Yo creo que su calzoncillo tuvo regalito ese día 💩).

Y así fue como mi pequeño ser diminuto pasó a ser un ¡”Mis pequeños seres diminutos”! Embarazo gemelar monocoriónico biamniótico, o lo que es lo mismo, cada una en su saco, pero compartiendo placenta.
Haciendo una gran labor de investigación, en bases de datos científicas, pero de las de verdad eh, nada de Wikipedia ni ná, sino tipo MedLine y PubMed… Llegué a la conclusión de que la división celular que origina que sean dos bebés en lugar de uno, se llevó a cabo en un periodo de tiempo que coincide con una churrascada en casa de mi hermana. Algo hizo que se produjera una chispa de energía que provocó un aumento de divisiones celulares…

Y yo sé la causa: ¡¡¡MALDITO BIZCOCHO DE MOJITO!!! CAGÜENTÓ, SI LO SÉ, NO REPITO, ¡¡¡COÑIIIIIEEEEE!!! 😵

Continuará… (en el Capítulo 3)

 

Noe dos Toxos es una de las mamás que forman parte de la tribu de la comunidad “Criar con Sentido Común”. Hace unos días nos contó su historia gemelar por capítulos y la hemos disfrutado tanto que le pedimos que nos dejara publicarla en abierto, para que la disfrutéis también y para veáis lo [email protected] que estamos en el Grupo de Apoyo, en La Tribu.

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


Esto no es todo. Un Grupo de apoyo virtual y Seminarios Online gratuitos te están esperando si te unes a la Tribu "CSC"


Más Información

1 comentarios en "Mi historia gemelar: capítulo 2 (por Noe dos Toxos)"

  1. Hola!yo estaba en inglaterra y mi famillia en madrid cuando me estere que estoy embarazada ..antes de un viaje de mi pareja a madrid haciamos bromas de que si son dos ,y nos deciamos luego imposible…el queria niña,yo un niño…y el se vino a madrid y yo me quede sola en uk ..un dia en el trabajo me fuy de urgencias y me hicieron una eco para ver que pasa ,por mi sorpresa eran 2🤣 dice uno es una niña pero el otro no se sabe..llamo a mi pareja y le digo y no me creia hasta que hablo con el medico y se lo confirmo..y en ese momento me entro la risa tonta todo el dia…llamo a mi abuela se lo cuento y dice :una tia mia ha tenido dos veces gemelos,llamo a mi suegra se lo cuento me dice una tia mia ha tenido dos veces gemelos ..y nosotros sin saber que tenemos antecedentes familiares…🤣me vengo a madrid de vacc y me hago un 4D para ver que era el segundo ..un niñoo …y ahora tenemos mellizos de 8 meces que no parecen prematuros …

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tenemos un REGALO para ti

Recibe GRATIS el seminario “Alimentación Complementaria y BLW” de Armando Bastida

He leído y acepto la Política de privacidad de CSC. Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene en MailChimp y sea usada por Criar con sentido común con el propósito único de enviarte emails. Contáctanos para corregir, limitar, eliminar o acceder a tu información.He leído y acepto la Política de Privacidad.