¿Por qué los niños se marean en el coche y cómo podemos evitarlo?

Un 45% de niños en edad escolar sufren cinetosis o mareos en el coche

Los niños se marean en el coche. Eso lo saben bien los sufridos conductores cuando de pronto el peque, que venía tan tranquilo charlando o cantando en el coche, se queda misteriosamente callado o empieza a llorar y quejarse de dolor de barriga, y si no se para a tiempo acaba vomitando en su sillita. ¿Por qué se marean en el coche y qué podemos hacer para evitarlo?

¿Por qué los niños se marean en el coche?

Los mareos por movimiento o cinetosis suceden cuando los sentidos que controlan el equilibrio y la zona del sistema nervioso encargada de procesar esa información no se ponen de acuerdo. Múltiples sentidos reciben y procesan información para controlar el equilibro.

El oído interno, con su laberinto y los otolitos es el más importante; pero también la vista o los sensores de posición de las articulaciones. Esta información se traslada al sistema nervioso que procesa todos los datos, hace una estimación de la posición del cuerpo y la cabeza y nos permite seguir de pie, andar o realizar el movimiento que estemos haciendo sin tropezar ni caernos.

 

 

Pero cuando la información proveniente de estos sentidos no coincide, el cerebro se confunde y nos mareamos. Si una persona viaja en el coche en movimiento, su cabeza se mueve suavemente por el movimiento de vehículo y eso lo detecta su oído, pero si va leyendo fijando la vista en un objeto fijo, el cerebro recibe información contradictoria del oído y de la vista y se produce el mareo. Una sensación desagradable que puede ir desde un ligero malestar abdominal a nauseas con palidez, sudoración, e incluso vómitos. 

Cualquier persona puede experimentar mareos cuando viaja en barco, avión o por carretera. Entre un 15-30% lo ha sufrido en alguna ocasión y es más frecuente en los niños. Suelen empezar alrededor de los 2 años, alcanza el pico de frecuencia sobre los 9 años y luego va disminuyendo con la edad aunque puede persistir toda la vida. Antes de los 2 años los mareos son muy poco frecuentes y antes del año son excepcionales, pero pueden existir.

 

 

En los más pequeños es más raro, porque las zonas del sistema nervioso encargadas de procesar la información del equilibrio no están bien desarrolladas aún y a estas edades tampoco utilizan la  información visual para controlar el equilibrio. En los más pequeños los síntomas también son diferentes, debido a esa inmadurez, y lo que suelen tener es una sensación de inestabilidad que puede resultar desagradable y manifestarse en forma de llanto o irritabilidad. 

¿Y por qué no se marean en una noria?

¿Tu niño se marea en el coche, te hace parar veinte veces porque va a vomitar, pero luego se puede subir cinco veces seguidas a la noria y no le pasa nada? No te enfades, no lo hacen por fastidiar. Esto puede suceder y tiene su explicación. Un 45% de niños en edad escolar se marean en el coche o el autobús, pero solo un 11% lo hacen en una noria o un columpio.

 

 

Esto se debe a que no todos los estímulos afectan por igual. Mantener la vista fija a una distancia corta mientras el cuerpo se mueve con la oscilación del coche, produce un efecto diferente al que se experimenta cuando se puede mirar a grandes distancias durante el movimiento más amplio de la noria. Estos detalles nos van dando algunas ideas que nos pueden ayudar a minimizar los síntomas de los mareos con el movimiento.

¿Qué podemos hacer para evitar los mareos en el coche?

El entrenamiento puede generar tolerancia y disminuir los síntomas asociados al mareo. Los astronautas entrenan en simuladores para no marearse. Tu niño puede hacer pequeños trayectos en coche cada día antes de hacer un gran viaje o jugar en el parque en los columpios o juegos giratorios. Fijar la vista en un objeto lejano también ayuda, y se recomienda evitar leer o mirar una pantalla durante el viaje ya que producen el efecto contrario y marean más.

 

La posición en la que viajamos puede influir en el riesgo de sufrir un mareo. En un barco nos mareamos menos tumbados. En el tren es preferible viajar mirando hacia adelante. Los adultos se marean menos en el coche si van conduciendo o de copiloto. Pero obviamente los niños no pueden conducir ni viajar en los asientos delanteros. Deben ir siempre en los asientos traseros, correctamente sentados en su sistema de retención infantil y a contramarcha durante el mayor tiempo posible, idealmente hasta los 4 años o más. No se marean más por ir a contramarcha y su seguridad es lo más importante.

 

contramarcha-1

 

Lo que sí podemos hacer es buscar el mejor momento para que hagan la mayor parte del viaje dormidos y cuando estén despiertos, parar con frecuencia para descansar, que den un paseo y se despejen un poco. Todos estos remedios ayudan cuando los niños se marean en el coche.

Cómo minimizar los síntomas

Si los síntomas de la cinetosis son muy intensos el mareo puede acabar en vómitos, así que es mejor evitar las comidas copiosas antes de viajar. Pero tampoco es bueno que tengan mucha hambre, porque puede intensificar la sensación de mareo. Una comida ligera, y mejor algo sólido pueden ser una buena solución.

 

a contramarcha

 

Si estas medidas sencillas son insuficientes, existen otros remedios para el mareo. Los caramelos o preparados a base de jengibre pueden funcionar en algunos niños y no tienen contraindicaciones. Se comercializan también soluciones azucaradas en monodosis que pueden ayudar en los más pequeños ya que impide la bajada de azúcar que suele asociarse a los mareos. Las pulseras de acupresión, que simulan está técnica presionando sobre un punto concreto de la muñeca, no han demostrado ninguna utilidad más allá del efecto placebo.

Los medicamentos para el mareo se pueden comprar sin receta, pero tienen limitaciones según la edad ya que pueden producir somnolencia y otros efectos secundarios. Los más conocidos son el dimenhidrato y la meclozina. El dimenhidrato se puede utilizar a partir de los 2 años y viene en forma de solución además de comprimidos. La meclozina se vende en forma de chicles. No se recomienda hasta los 12 años, aunque podría usarse con prescripción médica desde los 6 años.

 

Descubre qué debes tener en casa para medicar antes de ir al médico en el Seminario Online «Botiquín infantil»

 

Los mareos en los viajes se pueden minimizar si intentamos que se acostumbren a viajar, eligiendo el mejor momento y procurando que coman algo ligero antes de salir. Parar con frecuencia es importante y nos podemos ayudar con algún producto de farmacia adecuado a la edad para evitar que el ansiado viaje acabe en un desagradable momento.

 

Autor/a




Más Información sobre el Descuento del Black Friday aquí

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

2 comentarios en "¿Por qué los niños se marean en el coche y cómo podemos evitarlo?"

  1. Sí se mareanmas por ir a contramarcha, por supuesto que sí!!!! Puede que sea mas seguro però se marean mas, del mismo modo que en un tren si vas sentado en el sentido de la marca te mareas menos.

    • En el tren sí se ha demostrado que marea más a contramarcha, pero en el coche no hay estudios específicos que lo demuestre, que sería muy interesante tener. Pero lo que está claro es que viajar a contramarcha salva vidas, y si te mareas como mucho puede vomitar pero nada más. Hay muchos trucos,como cuento en el post, para evitar los mareos, pero sin descuidar la seguridad.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube