Marta Arnau: «muchas familias optan por ser el tipo de familia que la sociedad deja, en vez de elegir la que queremos ser»

El homeschooling es una filosofía de vida que prioriza el acompañamiento de los niños

El homeschooling, educación en casa, unschooling o educación sin escuela son algunos de los términos utilizados para definir una opción educativa elegida, de forma meditada y responsable, por aquellas familias que deciden acompañar el aprendizaje de sus hijos e hijas por sus propios medios.

Al educar sin escuela se asume de forma integral la educación de los peques, tanto en los aspectos de la adquisición de conocimientos y habilidades, como en la transmisión de valores y principios, asumiendo esa responsabilidad como parte del acompañamiento integral en el aprendizaje.

Para averiguar qué supone optar por el homeschooling entrevistamos a Marta Arnau, voluntaria en el turno de presidencia de la Asociación por la Libre Educación (ALE), una entidad que lleva casi 20 años activa en España; ofreciendo información, herramientas y apoyo a las familias que apuestan por educar en casa.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa

 

P: ¿Habéis notado un mayor interés de las familias por el homeschooling? El cada vez mayor auge de las pedagogías alternativas respetuosas con la infancia y el cambio social al que obliga la crisis por coronavirus, ¿han favorecido de alguna manera que se ponga el foco en el hogar, y que las familias se involucren cada vez más en la educación de sus hijos e hijas?

R: Sí, hemos notado un interés cada vez mayor por el homeschooling. ALE tiene 18 años de vida y en ella hay familias que llevan más de 10 años educando a sus hijos e hijas en casa, pero nunca hasta ahora habíamos recibido tal aluvión de llamadas y contactos por redes. Hemos llegado a atender 40 emails diarios, lo cual no había pasado antes.

Las pedagogías alternativas, que ponen el foco en el respeto a la infancia, han ayudado a que cada vez más familias opten por la libertad educativa. Pero, sin duda, tras la crisis por la pandemia de coronavirus, el interés es exponencial.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa

 

Por un lado, tras la experiencia de los confinamientos, muchas familias se han dado cuenta de que son capaces de educar o, mejor dicho, acompañar en el aprendizaje de sus peques. Puede darse que algunas familias consideren que en las escuelas los grupos son muy grandes y se decanten por una atención personalizada y por poner el foco en el apoyo emocional; y parece que es eso lo que cada vez interesa más a las familias que consultan a ALE.

Tras la experiencia de los confinamientos, hay familias que se han dado cuenta de que son capaces acompañar en el aprendizaje a sus peques en casa

Por otra parte, la reciente reapertura de los centros educativos en las actuales circunstancias, no les ofrece confianza. En este sentido, últimamente acuden muchas familias a informarse por miedo a la falta de garantías en las escuelas. Todo estos factores hacen que las familias comiencen a volver la mirada hacia otras alternativas. Y cada vez son más familias las que se sienten inclinadas a acompañar en el aprendizaje a sus peques en casa.

P: ¿En qué consiste exactamente el homeschooling? ¿Es un método educativo o toda una filosofía de vida? ¿Cómo se aplica en casa y qué hay que tener en cuenta para llevarlo a cabo con éxito?

R: La base del homeschooling es el respeto a la naturaleza y a los ritmos de la infancia. En efecto, es un cambio de enfoque, una filosofía de vida. Las familias homeschoolers no nos consideramos mejores ni peores que el resto. Simplemente, priorizamos otras cosas. En el homeschooling se pone el foco en la conjunción de los ritmos de cada integrante de la familia. Es la escuela de la vida, el hogar es la base y la escuela es el mundo.

En la escuela de la vida, el hogar es la base y la escuela es el mundo y se prioriza el respeto por los intereses y necesidades de la infancia

Se prioriza el respeto por los intereses y necesidades de la infancia para, a partir de ahí, viéndose respetados y respetadas ser capaces de respetar. Y, por supuesto, también cada persona adulta de la familia debe aprender a respetarse a sí misma, es la forma más sabia de transmitir valores.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa
Imagen de una familia homeschooler, cedida por ALE

 

Generalmente, las familias homeschoolers partimos de temas que interesan a cada peque y, a partir de ahí, extraemos los aprendizajes. Partiendo del interés artístico, por el cuerpo o por la naturaleza y los animales se pueden aprender multitud de destrezas. Por ejemplo: si a un niño le gustan mucho las hormigas podemos empezar ahí para inculcar el respeto por los animales, estudiar las partes del cuerpo, salir a observar la naturaleza, contarlas, dibujarlas, aprender a leer y escribir sus nombres… Lo mismo con los coches o los planetas.

El hogar, entendido como la familia, es el centro del aprendizaje y el desarrollo de los niños y niñas. Pero no hay que confundir el concepto «hogar» con «espacio cerrado». Las familias que practicamos el homeschooling salimos mucho al exterior. Entre nuestras actividades es importante el paseo al aire libre, el que los niños estén en contacto con la naturaleza… ¡y con otros niños y niñas! Dentro de casa, el hacer homeschooling no exige grandes cambios. Hay familias que adaptan espacios específicos, pero esto no es prioritario. El mayor cambio es de pensamiento y creencias. 

El homeschooling no exige grandes cambios, solo un cambio de enfoque y de prioridades

A nivel de logística familiar, sí exige que al menos uno de los progenitores se dedique a ello. Lo ideal es que se turnen ambos, para que los niños y niñas reciban atención de ambos. Así también se les transmite el valor de equidad. Pero esto depende de las necesidades de cada familia. Lo más frecuente es que la familia valore qué progenitor tiene más estabilidad laboral, mejor salario y/o mayor disponibilidad para trabajar; y el otro atienda a los niños y niñas o trabaje solo a tiempo parcial, desde casa o con horarios flexibles.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa

 

Las familias que educamos en casa priorizamos el respeto al ritmo natural de aprendizaje. Para organizarse, es imprescindible el constante diálogo en familia, las asambleas familiares. El bienestar de cada integrante de la familia es muy importante, también tiene que haber tiempo propio. Por eso hay familias más rutinarias, con calendarios de actividades; y otras con horarios y actividades más flexibles.

Como te decía, el homeschooling es una filosofía de vida. Hay gente que lo vive como un cambio radical de vida. Por ejemplo, familias urbanas que cambian de estilo de vida y se van a vivir al campo para que en sus actividades diarias haya mayor calidad de vida. Otras familias se adaptan sin ninguna dificultad. Depende de cada cual. El objetivo es crear una realidad más amable con la infancia.

Hay que priorizar lo realmente importante. Cuando dejas de poner en el centro el trabajo y pones la vida, las cosas cambian*

El homeschooling consiste, sobre todo, en priorizar lo realmente importante. En dejar de poner en el centro el trabajo y poner la vida. Cuando pones en el centro la vida, todo cambia; las cosas son de otra manera.

P: ¿Cuáles son las dudas más habituales? ¿Qué deben tener en cuenta las familias antes de tomar esta decisión? ¿Los progenitores precisan una preparación previa, o es capaz de llevarlo a cabo cualquier familia?

R: Las familias vienen a ALE con muchas dudas. Tienen miedo, creen que sus hijos e hijas no van a aprender nada si «se quedan» en casa y no se atreven a educarles sin formación, porque muchas familias se han dejado desempoderar. Una gran cantidad de familias han tenido que creer durante años que son incapaces de acompañar y educar a su prole. El homeschooling consiste sobre todo en acompañar, observar, ofrecer tanto recursos como emociones. Cualquier familia con ganas puede llevarlo a cabo. Tampoco necesitas tanto. El cambio de chip es lo importante.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa

 

Yo siempre recomiendo el libro de André Stern, «Yo nunca fui a la escuela”.** Él nunca fue escolarizado. En el libro cuenta su experiencia. Todo comenzó porque, en su caso, sus padres decidieron no despertarle para llevarle al colegio, ya que desde ese mismo acto se rompe el ritmo natural. A partir de ahí, comenzaron a tomar decisiones priorizando su bienestar y desarrollo, educando a su hijo y a su hija en casa, porque creyeron que era lo más adecuado para su familia.

Muchas familias se han dejado desempoderar

Considero que es básico poner siempre en el centro la naturaleza y ritmo de cada peque, de forma individual. Y luego, también cada familia es un mundo. Las hay que se organizan y estructuran en torno a un calendario de actividades, y otras que prefieren ir respondiendo a las necesidades espontáneas, tanto de conocimientos como de juego; lo cuál está íntimamente ligado, pues valoramos el juego como herramienta vital de aprendizaje. Por ejemplo: hay niños madrugadores y niños nocturnos. Pues con los primeros hay que aprovechar más las horas diurnas, y con los segundos podemos hacer más actividades por la tarde-noche.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa

 

Muchas familias optan por ser el tipo de familia que la sociedad deja, en vez de elegir la que queremos ser. Sugiero tomar consciencia. Por ejemplo, los niños y niñas tienen la capacidad innata aprender. ¡No son copas vacías que tenemos que llenar! La preparación de los progenitores no es tan imprescindible como se suele pensar, aunque da una base; pero la información y la ayuda pueden suplir la formación, como en cualquier otro aspecto de la crianza.

Muchas familias optan por ser el tipo de familia que la sociedad deja, en vez de elegir la que queremos ser

Durante la infancia se aprende cuando se tiene interés por algo, al igual que en la etapa adulta. En este sentido, son los niños y niñas quienes nos guían a nosotros. Las personas adultas somos acompañantes. Como te decía antes, partimos del interés, que se convierte en el tema central para hacer actividades, manualidades, leer, escribir, aprender ciencia… Esa es la clave del éxito en el homeschooling. El interés importa mucho más que la metodología o los materiales. Hay muchos falsos mitos en torno al homeschooling…

P: ¿Cuáles son esos falsos mitos? ¿Qué ideas o conceptos os veis obligados a desmentir o explicar constantemente?

R: Que los niños y niñas no van a aprender nada porque no somos capaces de educarles sin escuela, o que es para familias pudientes. En primer lugar, aprenden porque el interés por aprender es innato, solo hay que prestar atención a sus intereses y fomentarlos, partir de ellos llegar al aprendizaje.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa
Imagen de una familia homeschooler, cedida por ALE

 

En cuanto a los recursos económicos, no se necesita tanto. Hay un mito en torno a que el homeschooling es para personas ricas porque hay que crear un aula en casa o dejar de trabajar. No siempre es así, no existe un patrón. Cada familia es diferente y adopta su propio modelo para priorizar el bienestar integral de la familia. Cada integrante ha de tener tiempo y espacio propios. Solo hay que aprender a vivir de otra manera, priorizando lo verdaderamente importante. Tampoco se necesita tanto.

No se necesita tanto. Solo hay que aprender a vivir de otra manera, priorizando lo verdaderamente importante

Sería ideal tener espacios bien diferenciados en casa, pero no es un tema prioritario. Hay familias que crean espacios específicos; pero por lo general la mayoría utilizamos los recursos que ya tenemos: las bibliotecas; el intercambio, reutilización o reciclaje de materiales; el diy… Puede haber familias con más espacio o más medios que crean aulas dentro del hogar; pero esto no es frecuente, ni tampoco necesario. El homeschooling no es solo para familias ricas.

P: ¿Y cómo afecta estudiar en casa al proceso de socialización de los niños?

R: Ese es otro falso mito. Las familias homeschool nos relacionamos con el mundo. Antes de marzo de 2020, salíamos de casa y realizábamos muchas actividades en grupo. Ahora se hace en grupos más reducidos. Realizamos encuentros con otras familias homeschool. Nuestros hijos e hijas se relacionan con otros niños y niñas. Y, como cualquier otra familia, también salimos a la calle, vamos al parque, a la naturaleza… ¡No vivimos alejados del mundo!

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa
Imagen de homeschoolers, cedida por ALE

 

Aunque el concepto homeschool ponga el hogar como base (entendiendo este como «la familia»), se sale mucho. No vivimos en una burbuja, nos relacionamos con otras familias. Nuestros hijos también comparten tiempo con niños y niñas que van a la escuela, tanto jugando como en las actividades deportivas y culturales en las que tengan interés.

Además, la educación en casa ofrece la posibilidad de socializar de forma natural y espontánea. Se brinda así la oportunidad de relacionarse con personas de cualquier edad y condición en contextos reales. Se enriquecen, como cualquiera, de experiencias sociales muy diversas.

Los niños y niñas homeschoolers también socializan y aprenden valores sociales, como el respeto y la aceptación

Socializar es una necesidad vital y las familias que educamos en casa también satisfacemos esta necesidad en nuestros hijos e hijas. Los homeschoolers viven en sociedad, se relacionan con otras personas, construyen valores sociales… como relacionarse y comunicarse desde el respeto, la diversidad y la aceptación.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa

 

P: ¿Qué tipos o variantes de homeschooling existen? 

R: El homeschooling es muy variado y ecléctico. Hay muchísima diversidad, tanta como tipos de familias o estilos de vida. También desde el punto de vista pedagógico, ideológico e incluso espiritual o religioso. Pero todas parten del respeto a la identidad personal. Tratan de vivir la vida de forma más consciente. Esos son puntos clave.

El respeto a la identidad de cada persona y el vivir la vida de forma más consciente, son dos pilares fundamentales del  homeschooling

Generalmente se distingue entre homeschooling, que sería el concepto más amplio y general: el hogar como base, donde la familia comparte materias y aprendizajes de forma más o menos estructurada. Luego está el unschooling, en el que no se sigue ningún curriculum académico.

Este se centra mucho más en las necesidades e intereses de cada peque. Por ejemplo: si a una niña le interesa mucho el deporte, se hace más hincapié en fomentar este interés y a partir de ahí se estudia anatomía, etc. El unschooling es más abierto, espontáneo y también más natural.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa
Imagen de una familia homeschooler, cedida por ALE

 

También existe el worldschooling, que hace referencia a las familias viajeras. Son familias nómadas que viajan por el mundo, extrayendo sus aprendizajes de sus experiencias cotidianas, las cuales les sirven de base a cada integrante de la familia para su desarrollo personal.

Hay tanta diversidad en el homeschooling como tipos de familias

Pero hay muchas otras variantes; como el freeschooling, que es un término también general para designar una forma de aprender de una forma autónoma y no dirigida; o incluso el flexischooling, que es un híbrido entre el homeschooling y la educación tradicional. En este caso, los niños y niñas van alternando. En una semana, hay días en los que van al colegio y otros en los que se quedan en casa. Esta opción no se da en España, pero sí en otros países.

Por último, se buscan también recursos fuera del entorno familiar con personas conocidas, como expertos en ciertas materias, si así se requiere. En el caso que se demande el aprendizaje de idiomas, música, danza o algo específico, se recurre a profesionales para dar alguna formación específica o se asiste a alguna actividad denominada extraescolar.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa

 

P: ¿Y en el caso de las familias con varios hijos e hijas de diferentes edades? ¿Cómo se atienden sus diferentes necesidades?

R: Sí, puede ser que cueste un poco más practicar homeschooling con varios hijos… Pero aunque sea un poco más complejo, no es imposible. Muchas familias lo hacen. Necesitas, eso sí, una red de apoyo. A medida que crecen, van necesitando otro tipo de recursos. Hacer cohesión con otras familias afines es importante. Así se comparten herramientas, espacio… y se realizan actividades y excursiones.

Es posible atender al tiempo las diferentes necesidades aunque sean edades y ritmos diversos. Esa diversidad también es una oportunidad de aprendizaje

Es posible, por ejemplo, que realicen una misma actividad con ritmos diferentes. Si el mayor está estudiando ciencias, podemos hacer una manualidad con planetas en casa. De esta forma, las más pequeñas pueden practicar la motricidad fina, al tiempo que los mayores estudian la actividad planetaria. Además, trabajando en equipo o con un mismo tema en común, también aprenden valores como la solidaridad, la igualdad, la empatía, el respeto…

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa
Imagen de familias unschoolers, cedida por ALE

 

P: ¿Qué ocurre si, en un momento dado, el niño quiere ir a la escuela? ¿O si al crecer nuestra hija quiere cursar un tipo específico de estudios, por ejemplo una carrera universitaria? ¿Tienen problemas de readaptación académica?

R: Cuando un niño homeschool manifiesta interés o deseo de ir a la escuela, primero nos aseguramos de explicarle bien en qué consiste ir al colegio y el cambio que conlleva; así como de cuáles son los motivos reales de querer ir. Si está de acuerdo, no suele haber problema.

En el homeschooling no se estudia por obligación, sino por motivación. Quien quiere empezar a ir a la escuela lo hace por decisión propia, por lo que suele ir motivado y con ganas. Aquí hay una diferencia fundamental, porque los niños y niñas homeschoolers no van a ir obligados al colegio. Precisamente por esto, cuando quieren asistir a clase voluntariamente, normalmente no hay problema. En otros casos, lo prueban y no les convence. Hay de todo, como en todas partes.

En el homeschooling no se estudia por obligación, sino por motivación. Su aprendizaje lo dirige la pasión, no la obligación

En los casos que tenemos actualmente no ha habido problemas, pero a veces requiere una adaptación previa al temario que se imparte en las aulas. Es frecuente que el niño que estudia en casa tenga un conocimiento superior en unas materias (por ejemplo, las ciencias) e inferior en otras, porque su aprendizaje se rige por la pasión.

 

Cómo es el homeschooling o educar en casa
Imagen de un homeschooler, cedida por ALE

 

La educación tradicional fomenta el estudio de lo que no sabes hacer, de lo que se te da mal o no conoces. En casa reforzamos y ponemos el foco en las pasiones de cada cual, en lugar de en las materias que no se les dan bien porque no les interesan. Entonces, en la adaptación de un homeschooler al colegio, se trata de igualar el nivel al de la escuela.

En cuanto a la entrada a la universidad, el sistema es muy flexible. Todos tenemos derecho a su acceso, así que cualquier niño o niña puede ejercerlo e incorporarse al mundo académico. En nuestra asociación tenemos muchas familias con niños que ahora estudian una carrera sin problema.

P: ¿Es viable practicar el homeschooling en España? ¿Qué problemática legal existe al respecto? 

R: Este tema es controvertido para las familias homeschoolers. En térmicos generales, la Constitución Española reconoce la libertad de los padres a educar a sus descendientes, pero la legislación impone la escolarización obligatoria. Esto es contradictorio. Concebimos educación y escolarización como conceptos diferentes.

 

 

En la actualidad, a efectos prácticos, depende mucho de cada comunidad autónoma. También depende mucho de cada trabajador social. En el País Vasco y en Cantabria, por ejemplo, se tiene en cuenta el decreto BALORA como instrumento para valorar si se atiende de forma adecuada a los y las peques, de manera que se tiene en cuenta si existe un proyecto educativo en la familia. Es una forma de entender que las familias homeschoolers, muy lejos de abandonar o desproteger, quieren dar una mayor atención a su prole. Y eso, por suerte, poco a poco se va teniendo en cuenta.

Para cualquier duda sobre temas legales, recomendamos que consulten la web de ALE o la de Madelen Goiria, profesora de Derecho Civil especializada en homeschooling.

 

 

Fuera de España, en Inglaterra y otros países como EEUU, el homeschooling está totalmente aceptado y reconocido, y se confía en las familias sin realizar revisiones por parte de la Administración. En España el homeschooling no está regulado; por lo que tampoco hay evaluaciones, como sí sucede en otros países. En Francia, por ejemplo, Educación realiza una visita al año. En Portugal, los homeschoolers realizan un examen anual. En los países en los que está aceptado, hay medidas para comprobar que los menores no están desatendidos.

 

homeschooling

 

P: ¿Qué les dirías a las familias que quieren pero no se atreven a educar a sus hijos en casa?

R: Que analicen si están haciendo las cosas por miedo o por amor. Propongo ser coherentes, escuchar a nuestro sentido común, y hacer las cosas desde el amor y no desde el miedo. Y sobre todo, me gustaría transmitirles que son capaces de acompañar el aprendizaje si así lo creen y lo ven como prioritario. Teniendo eso claro, todo lo demás es secundario.

También les recomendaría leer «La familia competente», de Jesper Juul.*** Muchas familias están asustadas porque podemos haber sentido que somos incapaces, y es importante creer en que somos competentes. Podemos recuperar esa capacidad de criar y acompañar creyendo en sí mismo y confiar en nuestra progenie. Somos perfectamente capaces de encontrar nuestro medio de vida priorizando el acompañamiento en el aprendizaje.

 

*Cita de Carlota Sala, presidenta de la Coordinadora Catalana pel Reconeiximent i regulació del Homeschooling
**André es hijo del investigador y pedagogo Arno Stern, y creció sin ningún tipo de escolarización. Casado y padre de un niño en la actualidad, André Stern es músico, compositor, luthier, conferenciante, periodista y autor. Fue nombrado Director de la iniciativa “los hombres del mañana”, por el Profesor Dr. Gerald Hüther, investigador en neurobiología avanzada. Es promotor de los movimientos «ecología de la educación» y «ecología de la infancia», así como Director del Instituto de Arno Stern (Laboratorio de observación y preservación de las disposiciones espontáneas de los niños). Es uno de los protagonistas de «Alfabeto» , película del director austriaco Erwin Wagenhofer y coautor del libro del mismo nombre. Su trabajo en los medios y sus actividades de conferenciante en las universidades responde al creciente interés de los profesionales de la educación y de todos los que, de cerca o de lejos, viven y trabajan con niños.
***Jesper Jull es terapeuta familiar, escritor, conferenciante y educador en más de una quincena de países. Dirige el Family-lab International, organización que ofrece asesoramiento tanto a familias como a empresas públicas y privadas. Según el autor danés, la educación es un proceso de toda la vida y que compete a toda la familia. Su idea esencial es que los niños necesitan padres dispuestos a desarrollarse, que sean como faros que emiten señales claras y constantes, y expresen con claridad lo que quieren. Niños competentes necesitan padres competentes. En su obra, el autor arroja luz sobre los temas educativos que más preocupan a los padres: los límites, la responsabilidad, la cooperación, la alimentación, la agresividad, etc.

 

Vistas totales 291 , Vistas hoy 1 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Educación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Educación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Marta Arnau: "muchas familias optan por ser el tipo de familia que la sociedad deja, en vez de elegir la que queremos ser""

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube