La hora de los deberes con hijos de distintas edades

Inculcar hábitos de estudio en una casa con varios hermanos es un proceso gradual que precisa entrenamiento

Cinco de la tarde. Mis tres hijos, alumnos de primaria, salen del colegio. “Tenemos” deberes. Empieza la fiesta. ¿Cómo organizar en casa la hora de los deberes con hijos de distintas edades?

Supongo que, como yo, la mayoría de vosotros os enfrentáis cada tarde a los deberes de vuestros hijos o hijas. El debate hoy no es deberes sí/deberes no. El tema que nos ocupa es cómo gestionarlo de la mejor manera posible para no temerlos como a un nublado. Cuando, además, en una casa hay niños de diferentes edades, la cosa se complica. Veamos qué podemos hacer:

No criticar la carga o el tipo de deberes delante de ellos

En primer lugar, haya uno o más niños, no debemos criticar la carga de deberes o si no nos parecen adecuados delante de ellos. Los deberes son los que son y, si nos parece que hay un exceso de carga o que no están adaptados a la capacidad de los niños, con quien debemos comentarlo es con el centro escolar.

 

Cómo hacer deberes con hijos de distintas edades

 

Y si son los niños los que protestan, podemos animarlos a que ellos mismos trasladen su percepción a los profesores. Así, conseguiremos también que sean responsables y puedan hacer valer sus opiniones en el lugar correcto con argumentos adecuados. 

Una vez que asumimos que los deberes son los que son, empezamos a organizarnos.

Organizar los deberes con hijos de distintas edades

Soy consciente de que, cuando hay varios hermanos, en muchas ocasiones la tarde se pasa en llevar a uno a fútbol, intentar que otro se siente a hacer sus tareas, recoger a la niña del baloncesto y vuelta a empezar. Así que, cuando leo pautas como “destinar un tiempo concreto cada día para hacer los deberes con hijos y establecer rutinas” siempre pienso que no es real. Por eso, en este post vamos a intentar ordenar el caos en la medida de lo posible, pero de la forma más realista que se nos ocurre.

 

Cómo hacer deberes con hijos de distintas edades

 

Lo primero va a ser delimitar con cuánto tiempo contamos y qué espacios tenemos disponibles (esto de que cada hermano tenga su habitación propia con su escritorio bien iluminado, etc. muchas veces también es utópico).

Establecer un horario

Para organizar una tarde de deberes con hijos, puede ser útil hacer un horario para cada uno, incluido uno para nosotros (que no sería la primera vez que hay que salir corriendo porque se nos ha pasado la hora de recoger a alguno de la extraescolar).

El horario de los niños hay que hacerlo con ellos. En los primeros cursos de primaria, se pueden establecer, más que horas concretas, franjas de tiempo. A veces, les hablamos de horas y minutos y no nos damos cuenta de que ellos dan las horas y los relojes en segundo de primaria. Tengámoslo en cuenta.

Con los mayores podemos establecer tiempos, pero también nos tenemos que asegurar de que tengan un reloj a mano. Esto parece una tontería, pero tampoco es la primera vez que dices que vayan terminando y te dicen que no sabían qué hora era (después de pasar una hora mirando a las musarañas).

 

Kids Doing School Homework At Home. Mother Helping Her Teenager Son With Homework. Online Learning,

 

Admitir márgenes de flexibilidad

El horario tiene que poder tener márgenes de flexibilidad porque la carga de deberes puede variar de un día a otro. En mi caso suelen tener los grandes clásicos (lengua y matemáticas) a los que se pueden unir algunas tareas de otras asignaturas (trabajos de investigación, algún esquema…) de vez en cuando. Yo siempre me agarro al refranero: primero la obligación y luego la devoción. De esta forma saben que una vez hechos los deberes, pueden utilizar el tiempo restante de la tarde a jugar a lo que quieran.

Determinar espacios

Respecto a los lugares, si cada uno tiene un lugar donde sentarse a hacer los deberes, genial. Si no, se puede buscar un lugar común como la mesa del comedor. Si se decide que trabajen en un lugar común, debemos tener en cuenta pros y contras. Una de las ventajas es que se supervisa a todos a la vez. A algunos hermanos les gusta trabajar juntos como si se tratara de una biblioteca.

Pero, cuidado, el roce hace el cariño, pero también hace que puedan chincharse, distraerse… porque, claro, en grupo se trabaja bien en el colegio. En casa hay más confianza y eso, a veces, hace que salten chispas.

 

Descubre cómo comunicar a tu peque la llegada de un hermanito, gestionar los celos, conflictos entre hermanos y fomentar el vínculo entre tus hijos/as para conseguir que hagan equipo con el Seminario Online «Celos y conflictos entre hermanos/as»

 

¿Cómo lo solucionamos? Antes de comenzar, habría de establecer unas normas de la misma manera que hay normas en una biblioteca. No molestar a los demás, consultar las dudas en otro lugar para no distraer a los hermanos… Aun así, a días y a ratos, no saldrá bien. No desesperéis.

Son sus deberes, no los nuestros

Ya tenemos a los chiquillos sentados a su hora a hacer los deberes. Es el momento de repetir el mantra: no tenemos deberes, tienen deberes.

A poco que pongamos la antena en la puerta del colegio, escuchamos en los corrillos a madres y padres diciendo frases como “vamos, que hoy tenemos un montón de deberes” o “mañana tenemos examen de sociales”. Pues bien, ya sé que lo sabéis, pero conviene que nos lo repitamos (yo también): nosotros ya tenemos nuestros trabajos y nuestros quehaceres, los deberes los tienen ellos.

Esto reduce nuestra función a la que hace el bibliotecario vigilando la sala: estar a nuestras tareas, mantener el orden y resolver dudas.

 

Cómo hacer deberes con hijos de distintas edades

 

Supongo que todos sabemos también por qué es bueno que hagan los deberes solos, pero vamos a recordarlo:

  • Mejora sus funciones ejecutivas (planificarse, organizar, etc).
  • Fomenta la autonomía y, en última instancia, la autoeficacia puesto que se ven capaces de hacerlo por ellos mismos.
  • Aumenta su nivel de responsabilidad (si no me da tiempo, tendré que explicarlo en clase).
  • Mejoran la capacidad de esfuerzo al no dárselo todo hecho.

Sin embargo, todo esto forma parte de un proceso que va mejorando a medida que, por un lado, van madurando y, por otro, van entrenando para ello.

Y la tentación de sentarse a su lado para que lo resuelvan cuanto antes y poder dedicarnos a otra cosa es enorme, ¿verdad? Confieso que alguna vez lo he hecho. No te culpes por ello, pero tampoco lo conviertas en una norma.

 

Cómo hacer deberes con hijos de distintas edades

 

El problema viene muchas veces de que vamos haciendo cambios graduales hasta que un día, sin saber cómo, nos encontramos de seis a ocho sentados a su lado. Empezamos resolviendo una duda puntual, después dos, luego ejercicio por ejercicio y, cuando te quieres dar cuenta… ¡Zas!… Eres una más en la mesa.

¿Solución? Pactar de manera anticipada cuántas dudas vas a resolver por cabeza. Es decir, podéis decidir que solo contestarás dos preguntas en total, una por asignatura, etc. Lo ideal es que lo podáis adaptar a cada hijo o hija puesto que cada persona tiene sus fortalezas y sus debilidades.

Supervisar, no corregir

El resto del tiempo solo tendríamos que supervisar que los deberes queden hechos. No es conveniente corregírselos porque entonces los profesores no sabrán en qué fallan.

 

Cómo hacer deberes con hijos de distintas edades

 

Si algo no saben hacer y la duda pasa de ser duda a explicar un tema entero, es mejor animarlos a que les digan a sus profesores que no lo han entendido bien para que puedan darles las explicaciones que necesiten. A veces, les explicamos las cosas a nuestra manera y es contraproducente (te dicen que así no es y ya está armado el lío).

Enseñarles a organizarse, a ser autónomos y responsables

Ya tenemos las normas generales para hacer deberes con hijos. Nada nuevo bajo el sol. Así que vamos ahora con algunas ideas concretas para sobrevivir al día a día y que puedan iniciar el camino a la autonomía:

  • Dejarles decidir en el horario: si prefieren hacer los deberes nada más llegar, nada más comer, después de merendar… A veces nos empeñamos en que los hagan en una hora concreta y ellos preferirían hacerlos en otra. Por ejemplo, siempre decimos que descansen un poco antes, pero hay niños que prefieren seguir la inercia de trabajo del cole porque, si descansan mucho rato, después les da más pereza ponerse. Esto también se puede ir modificando para ver qué es lo que da mejor resultado según sus características personales, su edad, etc.
  • Antes de empezar, hacer un listado de las tareas que hay que hacer en el día para poder ir tachando lo que se va resolviendo.
  • Una vez que tienen claro lo que hay que hacer, se pueden establecer unos minutos para cada tarea de manera que aprendan a repartir su tiempo en función de la complejidad de la tarea. Por supuesto, al principio tendremos que ayudarles en esto.
  • Si tienen dudas, que pregunten las que se hayan pactado. Al ser varios niños, si trabajan en el mismo espacio, se puede marcar otro lugar para resolverlas sin molestar a los demás.
  • Al finalizar, comprobar uno a uno que esté todo hecho lo mejor posible. Y nos reconocemos el trabajo bien hecho, claro que sí.

 

Cómo hacer deberes con hijos de distintas edades

 

Si me permitís una opinión personal, para mí lo más complicado es que no se molesten y no se distraigan entre ellos. Algunos días sale mal. Los aprovechamos para reflexionar sobre cuestiones como que quizá habrían tenido más tiempo para jugar si no se hubieran distraído, o que nos habríamos evitado un enfado si no se hubieran estado quitando la goma de borrar para chinchar al otro.

Y, en cualquier caso, mañana será otro día. Y lo haremos mejor. Seguro.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Educación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Educación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "La hora de los deberes con hijos de distintas edades"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube