Fonofobia o miedo a los ruidos, un temor habitual en la primera infancia

Un sonido fuerte e inesperado puede causar ataques de pánico y ansiedad en un peque que sufre de fonofobia

Artículo publicado el 2 Abr 2022 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 9 abril, 2024

La fonofobia, también denominada ligirofobia, es el miedo a los sonidos fuertes. Sus causas, como las de cualquier otro miedo o fobia, pueden ser variadas y no existe un abordaje, terapéutico o medicinal, único.

¿Por qué mi hijo le teme a los sonidos fuertes?

Por lo general, hay dos motivos fundamentales por los que los niños y niñas pequeños tienen miedo a los ruidos:

  • En edades muy tempranas el miedo a los ruidos puede estar relacionado con la falta de conocimiento del entorno en general y de los sonidos del entorno en particular, ya que los niños y niñas muy pequeños pueden mostrarse inseguros en sus primeras exploraciones del medio que les rodea y asustarse al no tener la capacidad de identificar el origen del ruido extraño. De hecho, hay muchos temores habituales en la primera infancia. En estos casos, el miedo desaparece cuando el peque es capaz de entender el origen y la razón del ruido. Normalmente, alrededor de los cuatro o cinco años, los peques ya no se asustan al escuchar ruidos como el de la aspiradora, el taladro eléctrico o la olla express.
  • En otros casos, el miedo al ruido fuerte puede manifestarse en cualquier momento del desarrollo y estar asociado a algo que al niño o a la niña le asustó en una ocasión anterior. Por ejemplo, el sonido de tráfico antes de tener un accidente que causa un trauma emocional en el menor. En este sentido, es necesario saber qué le pasó para poder buscar las estrategias adecuadas.

 

Fonofobia - Miedo a los ruidos: Un temor habitual en los niños

 

La fonofobia, en cambio, va más allá: es un tipo de trastorno que se caracteriza por el miedo desproporcionado hacia un estímulo muy concreto: los sonidos fuertes y repentinos. Estos no tienen por qué ser siempre del mismo tipo ni parecer obedecer a una causa determinada (como sucede con un shock postraumático o por desconocimiento del medio).

Origen de la fonofobia

Los pacientes que padecen fonofobia sufren un miedo irracional a los sonidos fuertes y normalmente repentinos. No se trata, y esto es importante aclararlo, de una enfermedad auditiva, sino de un trastorno de ansiedad en el que aparecen el miedo y la angustia. El término fonofobia procede del griego y etimológicamente proviene de dos términos: fono (sonido) y fobia (miedo).

Todas las personas podemos sobresaltarnos ocasionalmente al escuchar un ruido fuerte o repentino como el estruendo de un petardo o música alta y estridente que empieza a sonar de repente, pero las personas que sufren fonofobia sienten el miedo de manera constante al escuchar este tipo de sonidos.

 

Fonofobia - Miedo a los ruidos: Un temor habitual en los niños

 

Causas de la fonofobia en niños

¿Qué causa fonofobia? Un sonido fuerte e inesperado puede causar ataques de ansiedad en un peque que sufre de fonofobia como el que puede producir una alarma, un aparato de música, el claxon de un coche, el ruido de obras o el timbre del colegio.

Además, los peques con fonofobia no solo se asustan cuando oyen ruidos fuertes o sonidos estridentes, sino que temen activamente que esto ocurra, por lo que pueden mantener un estado de tensión constante que les puede agotar psicológicamente.

Fonofobia y migrañas

¿Existe relación entre el ruido y las migrañas? Tener migrañas y sentir ruido en los oídos es una posibilidad, pero si una causa física o neuronal está descartada, es difícil conocer exactamente si se genera cefalea por fonofobia en niños o bien la fonofobia puede generar cefalea (debido al estado de ansiedad que genera el trastorno por sí mismo).

 

 

En este estudio sobre cefaleas psicógenas en la infancia (no específicamente asociadas a trastornos de fonobia, pero sí a trastornos de expresión somática sin causa orgánica lo suficientemente concluyente) se cita al estudio epidemiológico más completo hasta el momento, obteniendo datos del 95% de la población escolar entre 7 y 15 años (8.993 estudiantes) de la ciudad sueca de Uppsala. El 48% tenía o había tenido episodios ocasionales de cefaleas de tensión, y 73 pacientes fueron sometidos a un seguimiento (con tratamiento medicamentoso para las jaquecas) entre los 4 y los 14 años.

A los 14 años, el 41% estaba asintomático, el 32% había mejorado significativamente y el 27% estaba igual o peor. A partir de la adolescencia la cefalea jaquecosa resultaba ser mayor en las chicas que en los chicos. De todo lo anterior podemos concluir que los dolores de cabeza psicógenos infantiles son más frecuentes de lo que presuponemos.

Síntomas de la fonofobia en niños

La fonofobia no debe confundirse con la hiperacusia (hipersensibilidad o sensibilidad dolorosa a ciertos sonidos) ni con la misofonía (reacción fuerte a sonidos específicos), aunque a veces la fonofobia puede referirse a una forma extrema de misofonía.

 

Fonofobia - Miedo a los ruidos: Un temor habitual en los niños

 

En cambio, la fonofobia sí comparte toda una serie de síntomas con otros trastornos de ansiedad. Los síntomas del miedo a los sonidos fuertes en niños pueden incluir uno o más de los siguientes, que se manifiestan en el momento de escuchar los ruidos y sonidos fuertes y repentinos:

  • Deseo de huir.
  • Miedo intenso a los sonidos fuertes.
  • Sudoración excesiva.
  • Ritmo cardíaco irregular.
  • Náuseas.
  • Mareos.
  • Ataque de pánico.
  • Desmayos.
  • Cambios de humor severos después de escuchar el sonido fuerte.

 

 

Si detectas uno o varios de estos signos en tu peque, de forma continua y asociados siempre a sonidos o ruidos fuertes y/o estridentes y repentinos, lo mejor es que consultes con su pediatra para descartar causas orgánicas y, si procede, solicites la ayuda de un especialista en psicología infantil. En la Tribu CSC puedes contactar online con nuestro equipo de expertos, entre los que se encuentra Elena Mesonero, logopeda y psicóloga infantil.

Cómo curar la fonofobia en niños

¿Cómo quitar el miedo a los ruidos fuertes? No existe un tratamiento único y comprobado que pueda curar la fonofobia. Entonces, ¿cómo se cura la fonofobia? Aunque el abordaje ha de ser individualizado, sí hay dos tipos de terapia que han demostrado ser útiles para ayudar a las personas a lidiar con los síntomas asociados con la fonofobia: la terapia de exposición y la terapia cognitivo-conductual. Se pueden usar en combinación con medicamentos recetados para ayudar a reducir la ansiedad y aliviar el estrés.

¿Cómo ayudar a los niños a superar su miedo a los ruidos?

Es importante que los progenitores no despreciemos la sensación de ansiedad en los niños ni su miedo a ruidos fuertes y desconocidos. Hay que apoyarles y estar a su lado cuando tienen miedo ante un ruido. De lo contrario, se podría potenciar el temor y la inseguridad.

 

 

Si el niño llora, se sobresalta o se asusta ante un ruido extraño, es importante que no le ridiculicemos, nos riamos de él o nos enfademos. En su lugar, podemos explicarle a qué se debe y por qué no ha de temerlo. Es totalmente contraproducente tratar de exponerle a los ruidos que le dan miedo de forma brusca, ya que esto podría aumentar su sensación de pánico.

Entonces, ¿cómo superar la fonofobia? La exposición ha de hacerse siempre de forma gradual, no sorpresiva, paulatinamente y con tiempo. Mejor si es orientada y en el contexto de una terapia psicológica. Poco a poco, con paciencia y empatía, el peque puede ir perdiendo esa sensación y su temor asociado, superando de esta forma sus miedos.

Elena Mesonero, psicóloga infantil del equipo de Criar con Sentido Común, manifiesta:

“Se trata de acompañar al niño en la exposición gradual a los ruidos. Puede ser útil hacer un listado de los ruidos que desencadenan el miedo para después ir trabajando uno por uno. Por ejemplo, si le da miedo el ruido de la batidora, podemos empezar por explicar que la batidora hace ruido porque tiene un motor que hace que giren las aspas para triturar los alimentos y preparar comidas riquísimas. Después podemos imitar el sonido de la batidora.

Finalmente, pasaríamos al sonido real, pero de forma gradual. Para ello, podemos jugar a escuchar el sonido de la batidora desde un punto lejano de la casa para irnos acercando progresivamente, anticipando siempre cuándo va a sonar. Es conveniente que este proceso sea pautado por un profesional. Si se consigue acercar a la fuente del sonido, es importante hacerle consciente del logro y recordárselo en próximas ocasiones”.

¿Qué hacer cuando un niño tiene miedo a los ruidos?

Por último, podemos enseñarles técnicas de relajación para combatir los síntomas y/o ataques de ansiedad derivados de su fobia, o aplicar aquellas que nos indique el terapeuta. De hecho, la familia puede ayudar en casa al peque que sufre esta fobia con juegos orientados a gestionar sus emociones y familiarizarse con los ruidos.

Normalmente, a los niños más pequeños les cuesta mucho identificar y poner palabras a sus emociones. Podemos, por ejemplo, jugar a hacerle preguntas para que, mediante ellas, el peque pueda expresar cómo se siente en relación con el miedo que siente con los ruidos.

 

Ayuda a tus hijos a conocer y regular sus emociones para formar una sana autoestima y relacionarse adecuadamente con su entorno con nuestro Seminario Online “Regulación Emocional”

 

También podemos pedirle que dibuje las emociones en un papel, imaginándose cómo es el miedo, la angustia, etc. y después hablar de ellas con él. Cuando lleguéis a la emoción del miedo ayuda a tu hijo a que ponga palabras a sus miedos.

Por otra parte, podemos hacer un abordaje lúdico del problema. Por ejemplo, incorporando los ruidos del entorno que dan miedo a nuestro hijo en un contexto de juego para que pueda identificarlo, familiarizarse con él y asociarle una sensación positiva (el juego) en un entorno seguro y conocido. De esta manera, afrontará el sonido en un contexto de diversión.

Recuerda que es muy importante que nuestra hija o nuestro hijo sienta que respetamos sus emociones y su ritmo por lo que no debemos obligarle nunca a superar el miedo si no está preparado para hacerlo. No te burles de sus inseguridades y miedos, intenta comprender siempre cómo se siente y acompáñale en sus emociones.

Si tienes alguna duda, quieres más información o necesitas asesoramiento profesional, en la Tribu CSC podéis consultar online a nuestro equipo de expertos/as en salud materno-infantil, desarrollo infanto-juvenil, educación positiva y crianza respetuosa.

Podéis descargar gratis la app de Criar con Sentido Común tanto para plataformas Apple como para plataformas Android, y tenéis una semana gratis para probar todas las ventajas de la membresía a la Tribu, realizar todos los cursos online disponibles y consultar a nuestros/as especialistas.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Psicología Infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Psicología Infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

3 comentarios en "Fonofobia o miedo a los ruidos, un temor habitual en la primera infancia"

  1. Hola buenos días quisiera saber información de esto

  2. Mi hija de 9 años con diagnostico tea no tolera ruidos …algunas voces …acentos y se está haciendo cada vez mas dificil su estadía en el colegio …esta situacion es bastante angustiante ya que últimamente me ha comentado que cuando un ruido le empieza a molestar y no necesariamente fuerte llora y siente q no puede respirar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube