Cómo y por qué evitar el exceso de halagos en los niños

Condicionar a los niños de manera positiva perjudica su desarrollo tanto como hacerlo de forma negativa

Artículo publicado el 1 Nov 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 15 febrero, 2023

¡Pero qué guapo es mi niño! Eres tan inteligente. Chica lista. ¡Qué rápido eres! Guau, qué fuerte eres. Estás muy bonita. Eres una artista. Qué gracioso es mi niño. Mi niña es muy buena. Mis hijos son muy responsables. ¿Sabemos  evitar el exceso de halagos en los niños?

Sabemos que las etiquetas, en general, no son buenas, porque lastran a niños y niñas con las expectativas que colocamos sobre sus espaldas. Sin embargo, hay cierta tendencia a pensar que, cuando las etiquetas son “positivas”, cuando lo que hacemos es halagar a nuestros hijos, las etiquetas son buenas. Se tiende a pensar, incluso, que este tipo de frases ayudan a aumentar la autoestima. Sin embargo, el exceso de halagos es tan perjudicial como cualquier otra etiqueta negativa, aunque sus efectos no sean tan evidentes a corto plazo. 

Por qué no elogiar a los niños

A pesar de la buena prensa que puedan tener los halagos y los piropos, el exceso de halagos tiene consecuencias negativas para el desarrollo de niñas y niños. Cuando tratamos este tema, muchas familias se preguntan por qué no decir “muy bien” a los niños.

Los halagos son premios en forma de reconocimiento. Ya hemos hablado en otros posts sobre por qué deberíamos evitar los premios, al igual que los castigos, en la educación de nuestros hijos. 

 

Cómo y por qué evitar el exceso de halagos en los niños

 

Cuando nos pasamos el día diciéndole a nuestra hija lo buena o lo lista que es, también estamos lastrando su vida con una etiqueta. Cuando le decimos continuamente a nuestro hijo lo guapo o lo fuerte que es, también estamos condicionando su desarrollo. Podemos pensar que condicionarles de manera positiva no les va a perjudicar pero son varias las razones por las que deberíamos evitar el exceso de halagos en los niños.

Cuando halagamos a nuestros hijos estamos poniendo el foco de atención sobre nuestra opinión, es nuestro juicio y nuestro criterio el que da valor a sus acciones. No nos centramos en cómo se sienten ellos con respecto a sí mismos, sino en nuestra valoración. Esto, por un lado, puede influirles hasta el punto de dejar de escucharse a sí mismos y centrar todos sus esfuerzos en satisfacer nuestras expectativas y deseos.

Además, si mamá o papá piensan que soy muy inteligente, por ejemplo, no puedo permitirme defraudarles por lo que la presión y la autoexigencia pueden llevarles a vivir situaciones de estrés en busca de una perfección inalcanzable. El exceso de halagos crea personas dependientes de la aprobación externa. No son pocas las personas adultas que deben hacer un trabajo personal importante para aprender a decir que no y poner límites personales.

 

Cómo y por qué evitar el exceso de halagos en los niños

 

La necesidad de la aprobación ajena puede llevarnos, incluso, a sentir la necesidad de complacer a todo el mundo desatendiendo nuestras propias necesidades personales y dejando de hacer aquello que nos gustaría con tal de cumplir con las expectativas que los demás tienen sobre nuestra persona.

Por qué evitar el exceso de halagos en los niños

Todas estas consecuencias que se derivan, como hemos visto, del uso sistemático de los halagos durante la infancia, están lejos de ayudar a construir una autoestima sana y fuerte, ya que esta debería basarse en el propio autoconcepto y no depender de la opinión que los demás tienen sobre nosotros/as. Aprender a vivir pendientes del qué dirán no es la mejor forma de desarrollar la autoestima. 

No se trata de dramatizar. Si, de vez en cuando, le hemos dicho a nuestro hijo o a nuestra hija que nos gusta mucho cómo ha hecho tal cosa o que estamos muy orgullosas de su trabajo, eso no les va a convertir automáticamente en personas inseguras y dependientes de la aprobación externa. Los elogios son a la educación lo que los dulces a la alimentación. Uno de vez en cuando, de manera ocasional, no te va a matar aunque no sea recomendable. Sin embargo, la base de la educación, el alimento diario de la autoestima de nuestros hijos no debería sustentarse en los halagos sino en los mensajes de aliento. Mensajes que inciten a nuestros hijos a confiar en sí mismos. Que empoderen a nuestras hijas a confiar en su propio criterio

 

Descubre cómo educar con respeto mediante la disciplina positiva en nuestro Curso Online “Educación Respetuosa y Disciplina Positiva”

 

En el curso de Disciplina Positiva que podéis ver sin coste adicional si formáis parte de la Tribu CSC, profundizamos más sobre este tema. Evitar el exceso de halagos en los niños es una de las cosas que más trabajo suele costarnos porque tenemos muy interiorizado que es algo positivo y porque, como madres y padres, el orgullo nos puede y nos sale de manera natural piropear a nuestras criaturas.

Sin embargo, merece la pena hacer el esfuerzo de aprender a dirigir otro tipo de mensajes a nuestros hijos e hijas que les permitan desarrollarse y tomar decisiones pensando en su propio criterio y en su satisfacción personal, en lugar de crecer pendientes de satisfacer nuestras expectativas.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Crianza Respetuosa?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Crianza Respetuosa y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cómo y por qué evitar el exceso de halagos en los niños"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube