La silla para el coche: el Ministerio de Industria alerta sobre el uso de accesorios no homologados

Cuidado a la hora de elegir los accesorios para la silla para el coche del bebé: homologado no siempre es sinónimo de seguro

En el mercado actual puedes encontrar infinidad de productos de dudosa procedencia, pero estamos tan bombardeadas por la publicidad que perdemos el norte y ni siquiera nos aseguramos de si los productos que valoramos comprar, son 100% fiables. Sobre todo a la hora de elegir accesorios para la silla para el coche de nuestro peque. Muchos de ellos, de hecho, son accesorios no homologados.

Accesorios no homologados para la silla para el coche

Cuando me refiero a «accesorios«, hablo de todo tipo de cosas. ¿Te ha ocurrido que tienes una conversación con alguien y que momentos después, mirando tus redes sociales, te aparece publicidad de un producto relacionado con lo que decías hace un rato? Da miedo, ¿verdad? Pero sinceramente, no sé si me da más miedo saber que “nos escuchan” o lo vulnerables que somos a este marketing tan agresivo.

Puedes comprar de todo: cremas, juguetes, ropa, accesorios para la silla para el coche del bebé o para tu casa, decoración… Incluso adquirir una afición nueva porque te han hipnotizado los colores utilizados en el vídeo de 15 segundos que te ha salido entre los stories de la gente a la que sigues en Instagram.

 

 

Y también puedes comprar artículos que, creyendo que te ayudan a que tus hijos viajen seguros, en realidad no tenemos ni idea de cómo reaccionarán frente a un impacto con tu coche. Por muy leve que sea. Pero antes de meternos en harina, quiero explicarte la diferencia entre homologación y certificación.

Diferencia entre homologación y certificación

Una homologación es hacer dos cosas iguales o equivalentes. Hay un organismo autorizado que da una validez a ese producto a partir de una normativa establecida. Si un fabricante no es capaz de garantizar la repetitividad y reproducibilidad del producto (que todos los que haga sean iguales y que pueda responder frente a algún problema), no obtendría esta homologación.

Se hacen ensayos con el producto y, una vez obtenida la contraseña de homologación, hay que comprobar de forma periódica (puede ser cada año, por ejemplo) que ese producto sigue manteniendo la misma calidad.

¿Sabías que hay productos pensados para aprobar esa homologación y ya está? Pasa la línea justito, independientemente de si este hecho pone en riesgo la vida de un peque. Con “producto” quiero decir silla de coche o cualquier otro artilugio relacionado.

 

Obtén información útil y práctica sobre las características y elementos básicos que tiene que tener una silla de coche para garantizar la seguridad de nuestros peques con el Seminario Online «Claves para elegir la silla a contramarcha»

 

La certificación, en cambio, la otorga un organismo independiente en un momento concreto (no se vuelve a revisar) y puede ser de tres tipos:

  • Certificación por primera parte, la expide la propia empresa o persona que ha fabricado el producto. Es un “porqueyolovalgo” en toda regla. Se expide una autodeclaración sobre lo que se exige para ese objeto en cuestión. Por ejemplo, un espejo retrovisor para verle la carita a tu bebé en el coche. O un cinturón para embarazadas.
  • Certificación por segunda parte, es el cliente quien dicta conformidad.
  • Certificación por tercera parte, es la que ofrece un organismo certificador independiente. ¿Te suenan los certificados de calidad ISO? Estos certificados dicen que en un momento determinado la calidad del producto es una en concreto, la que se ha acordado. Es una foto de un momentito. Después, el fabricante puede abaratar costes y ya (esto ocurre, créeme).

Y todo esto ocurre con productos que tienen que garantizar la integridad física de un bebé.

 

 

Su seguridad es lo primero: los controles de calidad

Existen unos clips de dudosa procedencia que se colocan en el arnés de la silla del coche de tu peque y que ni siquiera han sido probados en un laboratorio de choque. Y cinturones de embarazada que tampoco están homologados. Y unos utensilios que aseguran ampliar la capacidad interior de tu coche para que quepan tres sillas. Y unas cintas para sostener la cabeza y que esta no se caiga hacia adelante.

El Ministerio de Industria se ha pronunciado acerca de este dispositivo afirmando que “no se encuentran contemplados dentro de la reglamentación de homologación por lo que no es posible garantizar que el uso de los mismos no tiene un efecto negativo en la seguridad de los ocupantes”. Aquí os dejamos el informe para que podáis verlo más detalladamente.

 

 

Cuidado con esto porque este tipo de artilugios interfieren en el buen funcionamiento de una silla de coche. Si el vehículo está diseñado para tener el isofix en un punto determinado y lo modificamos, disminuimos su capacidad de reacción frente a un impacto y por tanto, estamos poniendo en riesgo a los ocupantes de esa plaza.

Ya te he contado en otros posts que el hecho de que un producto (por ejemplo, una silla de coche) esté homologada, no garantiza que se haya diseñado para garantizar la seguridad de tu peque, pero al menos indica que se ha puesto un mínimo de interés en su fabricación, asegurando que no se va a romper o que no va a salir ardiendo por combustión espontánea.

Como mínimo, tienes que buscar la homologación del producto y créeme, si un fabricante la ha obtenido y está regulado por una normativa, te lo va a hacer saber. Si no lo encuentras, pregúntalo. Y si no te lo dicen, descártalo. Así de simple.

 

contramarcha-1

 

Recientemente, una familia ha demandado a la firma de un dispositivo para sillas de bebé tras el fallecimiento de una niña de tres años de edad. El accesorio ni siquiera estaba homologado. Se trata de un supuesto caso de publicidad engañosa de un producto que, en teoría en teoría, permite ganar espacio en los asientos de atrás anclándose al Isofix. Sin embargo, un supuesto defecto de fabricación del aparato pone en riesgo a los usuarios (en este caso, niños),  ya que permite una prolongación del movimiento de la silla, desplazándola unos siete centímetros hacia un lado.

Como consecuencia, la Guardia Civil en su informe concluyó que la silla de la pequeña se desplazó hacia delante, lo que provocó que la niña se golpease contra el reposacabezas del asiento delantero y se produjese la muerte por traumatismo craneoencefálico.

En resumen, el primer motivo para no adquirir un producto que no esté homologado es que no será capaz de garantizar su funcionamiento. Y el segundo y más importante, un producto que pasa por una homologación, está obligado a mantener esos mínimos de calidad durante toda su vida en el mercado, porque pasará cada cierto tiempo por los mismos controles.

Estos controles de calidad cuestan dinero, y por eso el precio en el mercado de ese producto es más elevado. Pero solo párate a pensar: ¿Te comprarías una cuerda de escalada en el mercado de bajo precio de internet? Estoy segura de que no. No lo hagas tan poco con la silla para el coche de tu peque.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Sillas para el coche?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Sillas para el coche y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "La silla para el coche: el Ministerio de Industria alerta sobre el uso de accesorios no homologados"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube