El vínculo afectivo entre perros y bebés

Los animales favorecen el desarrollo de nuestros hijos, pero hay que saber cómo establecer las bases de la relación entre ambos

Los perros y bebés se sienten atraídos mutuamente y establecen fuertes vínculos de complicidad y cariño con sus mascotas. El origen de esta mutua simpatía y sus lazos afectivos está en nuestra propia naturaleza humana. A continuación te explicamos por qué se llevan tan bien los niños y los animales y cómo estos favorecen el desarrollo de nuestros hijos. Sin embargo, es necesario saber preparar a nuestra mascota para la llegada del bebé y a este inculcarle conocimiento y respeto hacia los animales desde la primera interacción.

Las bases del vínculo humano-animal

La antrozoología se centra en el estudio científico de la relación que se establece entre las personas y los animales desde la perspectiva del análisis del comportamiento humano. Desde este campo de estudio, el llamado  “vínculo humano-animal”, surge de nuestra interacción con los animales, con los que nos relacionamos socialmente. Se basa en teorías como:

1. La Teoría de la biofilia (O. Wilson, 1989)

Biophilia proviene del sufijo bio que significa «vida» y philos que en su origen griego significa «amistad y afecto, amor fraterno» y del sufijo ia que le conforma la categoría morfológica en términos de «calidad». Es la tendencia innata y presente genéticamente en los seres humanos de sentirnos identificados y maravillarnos con la naturaleza. Esta tiene un origen genético, causado por nuestra evolución en los espacios naturales.

 

PERROS-Y-BEBES-06

 

2. La Teoría del aprendizaje social (Bandura, 1977) y la Teoría del apoyo social (Wills, 1991)

Sobre cómo las personas aprenden a través de la observación y cómo el apoyo social refuerza el sentido de valía y el sentirse querido de las personas, al percibirse a uno mismo como miembro aceptado de un grupo social.

3. La Teoría del perro como elemento de transición (Fine, 2010)

Postula que determinados animales de compañía como el perro, proporcionan oportunidades para la interacción social. Esta se basa en estudios científicos que han demostrado los cambios neurofisiológicos que suceden a consecuencia del intercambio social con estos animales.

Las aportaciones teóricas desde el campo de la psicología se basan en la Teoría General de los Sistemas (von Bertalanffy, 1989) y la Teoría de la afección de Bowly (1989). Los tipos de afección que establecemos ya desde el nacimiento con nuestros progenitores o cuidadores tiene un efecto en el desarrollo social y un efecto en la conducta social de la persona adulta.

 

PERROS-Y-BEBES-04

 

Así está demostrado que los animales de compañía tienen un efecto beneficioso en la educación en las diferentes etapas de desarrollo de los niños en aspectos como la empatía, el cuidado de otros seres vivos, el autoconcepto, el lenguaje, la moral, etc., que configuran las relaciones sociales, las interacciones y los conceptos de los niños con respecto a los animales.

Los niños y los animales

Por todas estas teorías sabemos, y podemos observar en nuestras vidas, que los niños tienen, desde sus primeros meses de vida, una fuerte preferencia por interactuar con los animales (a no ser que se van condicionados por nosotros, los adultos, o por alguna mala experiencia).

 

PERROS-Y-BEBES-00

 

Mi hijo, desde que tiene uso de razón, busca el contacto con los animales; su primera carcajada fue con los perros, lo primero que hace al despertarse y al llegar a casa es saludarlos. Con 18 meses sabe perfectamente cómo les pedimos que vengan, que se esperen o que tomen premios de su mano. Cuando salimos a la calle busca los pájaros en el cielo, si ve un gato tiene que acariciarlo… y lo hace con sumo cuidado y respeto.

Para poder disfrutar de la interacción con ellos y que se dé una relación afectiva sana y beneficiosa para ambas partes, es necesario conocer su lenguaje, su manera de ser y respetar las señales que nos ofrecen a través de su forma de comunicarse.

 

PERROS-Y-BEBES-05

 

Uno de los momentos que mayor estrés puede generar a nuestros animales de compañía, es la llegada del bebé a casa. Nosotros, como personas adultas, lo vivimos también con cierto estrés, pero nos invade la felicidad y, lo más importante en este contexto: entendemos y escogemos lo que está sucediendo. Ellos también necesitan que los preparemos para este cambio tan importante en nuestras vidas, para ser uno más en la familia.

Prepara a tu perro para la llegada del bebé

Se trata de ir transitando por diferentes etapas, que van cambiando con el desarrollo de los bebés: lo primero es el identificar a ese nuevo ser (que ellos aún no reconocen como una persona, porque en nada se parece a la figura adulta que tienen de referencia). Luego deben adaptarse a las nuevas costumbres en casa, a que el bebé requiere muchas atenciones por nuestra parte, a los cambios de horarios… y a los llantos.

 

PERROS-Y-BEBES-02

 

Después llega el momento en que ese ser empieza a mover brazos y piernas, y además sabe hacer la pinza y su instinto es siempre el de enganchar los pelos que pilla y tirar de ellos… aún no sabe hacer caricias, no entiende el lenguaje canino, ni sabe comunicarse con ellos.

Finalmente, en el transcurso de este primer año de vida, el bebé empieza a desplazarse por sí solo mediante el gateo y sus primeros pasos… y ahí empieza una nueva etapa para todos en la que habría que profundizar en otro artículo y/o seminario. 

 

PERROS-Y-BEBES-01

 

Entre los 2 y los 4 años es cuando los perros ya reconocen a los niños como a personitas, y a pesar de que es importantísimo trabajar con los bebés desde el primer momento que interaccionan con ellos, en esta etapa empieza el trabajo más focalizado en la educación en la empatía y el respeto hacia los animales y la naturaleza. Porque esta será la base de la cual partirá nuestro pequeño o pequeña, para saber cómo tratar ahora y siempre, a otros seres vivos (desde los insectos y plantas más diminutos, a personas).

 

Prepara la llegada de tu bebé a casa y favorece el vínculo humano-animal con el Seminario Online «Cómo preparar a tu perro para la llegada del bebé»

 

Por todo esto, igual que necesitamos leer e informarnos sobre las diferentes etapas en las que nos adentramos cuando decidimos tener un bebé, desde el preparto hasta cada una de las etapas de desarrollo de nuestro hijo o hija, es importante tener a la vez conocimiento o saber a acudir a el/la profesional adecuada en caso de duda en aspectos relacionados con el bienestar de nuestros perros, y para poder garantizar en la medida de lo posible una buena relación desde el principio.

 


No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 17 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "El vínculo afectivo entre perros y bebés"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube