Entrevista Ana Pacheco, abogada CSC: «En España hace falta aún mucha pedagogía y educación sobre la mediación familiar»

La mediación familiar es un "método alternativo" que permite a las parejas que se divorcian llegar a un acuerdo sin tener que ir a juicio. Se considera un gran recurso en las separaciones con hijos

El 21 de enero se conmemora el Día Europeo de la Mediación. Aprovechando la efemérides entrevistamos a Ana Pacheco, abogada del equipo de Criar Con Sentido Común, para que nos explique en qué consiste la mediación familiar y en qué casos se recurre a ella.

La abogada Ana Pacheco es especialista en derecho de familia y laboral y presidenta de la Asociación ‘Do de Pit’ de apoyo a la lactancia materna, así como miembro de Mujeres Juezas, desde la que trabaja por la igualdad efectiva de todas las mujeres. Con ella podéis contactar a través de la Tribu CSC donde os podrá aclarar y ayudar a despejar esta u otras dudas.

P: ¿Qué es la mediación familiar?

R: La mediación familiar es un método alternativo de resolución de conflictos en el ámbito del Derecho de Familia. El objetivo es llegar a la solución integral de un conflicto entre partes evitando llegar a la instancia judicial. Se persigue siempre la misma meta, alcanzar un acuerdo duradero y justo, fruto del compromiso y del entendimiento entre las partes.

El objetivo de la mediación familiar es llegar a la solución integral de un conflicto entre partes evitando llegar a la instancia judicial

Una buena mediación familiar debe basarse en principios como el poder hablar, la plena comunicación entre las partes, la imparcialidad del mediador y su neutralidad frente al caso concreto, etc. Se trata de escoger una persona formada en mediación familiar, que puede ser abogado o no en muchas ocasiones, y que dirija todo el proceso de mediación.

Se persigue alcanzar un acuerdo duradero y justo, fruto del compromiso y del entendimiento entre las partes

P: ¿En qué casos se recurre a ella?

R: Se recurre a la mediación familiar para mejorar la calidad de la respuesta judicial y el futuro de las personas, que se quieren separar o divorciar y sobre todo, el de sus hijos. Si sale bien y se llega a un acuerdo, se descongestionan los juzgados porque el juez solo tendrá que ratificar lo que se ha acordado entre las partes. Existen otros tipos de mediación en el ámbito civil para el conflicto entre vecinos, o entre comprador y vendedor, etc.

Se recurre a la mediación familiar para mejorar la calidad de la respuesta judicial y el futuro de las personas que se quieren separar o divorciar y, sobre todo, el de sus hijos

P: ¿Cuál es el grado de éxito de la mediación familiar? ¿De qué depende ese éxito?

R: Es un método de resolución de conflictos más humano, más rápido y más barato, pero nadie dijo que fuera fácil. Requiere un trabajo y una implicación, y si no se dan adecuadamente, el proceso puede desencadenar en un cierre sin acuerdo.

Es un método de resolución de conflictos más humano, más rápido y más barato

¿De qué depende el éxito? Pues de varios factores:

  • Que se haga al principio del conflicto la mediación y antes de adentrarse en el procedimiento judicial. Es muy famosa la frase de «es mejor un mal acuerdo que un buen juicio».
  • La selección de un buen mediador. Si la mediación familiar es con partes y abogados, se recomienda nombrar un mediador con amplio conocimiento jurídico y con un enfoque evaluativo. Por eso la mayoría de los mediadores evaluativos son abogados/as.
  • Este tipo de mediaciones suelen alcanzar mayor éxito en casos de difícil solución. Sin embargo, no permite a las partes que controlen tanto el proceso como el resultado.
  • También es importante que las partes sean flexibles y estén dispuestas a escuchar, ceder y pactar.

Es muy famosa la frase «es mejor un mal acuerdo que un buen juicio». Pero es importante que las partes sean flexibles y estén dispuestas a escuchar, ceder y pactar

P: ¿Y si alguna de las partes se niega a participar en ella?

R: Si no vas a una mediación familiar no habrá consecuencias adversas. Distinto es si hablamos de un juicio. Ahí necesariamente debes acudir, pues un juez sí tiene la facultad de imponer ciertas consecuencias y penalizaciones.

Un juez sí tiene la facultad de imponer ciertas consecuencias y penalizaciones

P: ¿Existe algún contexto en el que no se pueda hacer mediación familiar?

R: No todos los conflictos pueden ser llevados a mediación. No se puede plantear la resolución de un conflicto a través de la mediación en los siguientes casos:

  • Cuando hay que denunciar lo que está sucediendo.
  • Si existe violación de los Derechos Humanos.
  • Cuando no hay voluntad de una de las partes.
  • Si se ha violado la ley.
  • En casos donde se tocan temas legales complejos.
  • Cuando queremos que de ahí salga algo ejemplar (jurisprudencia).

No todos los conflictos pueden ser llevados a mediación

P: ¿Qué lugar ocupan los menores dentro del proceso?
R: Los hijos menores de edad poseen un papel principal ya que, durante estos procesos, los mediadores se centran en vigilar y cuidar el bienestar de los más pequeños. Velan por ellos y hacen que los progenitores los tengan presentes en el momento de llegar a un convenio.

Los mediadores se centran en vigilar y cuidar el bienestar de los más pequeños. Velan por ellos y hacen que los progenitores los tengan presentes en el momento de llegar a un convenio

Los menores siempre están presentes en estos procesos, debido a que la mayor parte de asuntos son referidos a ellos. De hecho, existen casos de mediadores que insertan fotografías de los niños para tenerlos de forma presente en las decisiones.

P: ¿Quién solicita la mediación familiar?

R: La pueden solicitar las partes o bien a propuesta del juzgado, antes de fijar fecha de juicio. Últimamente, antes de fijar el día del proceso, se invita a ambos solicitantes de separación o divorcio a que acudan a mediación especialmente si hay hijos.

Son los participantes los que controlan el proceso y las decisiones

Son los participantes los que controlan el proceso y las decisiones. Es necesario que las partes estén motivadas, porque deben estar de acuerdo en cooperar con el mediador para resolver su disputa.

Es necesario que las partes estén motivadas porque deben estar de acuerdo en cooperar para resolver su disputa

P: ¿Hay que pagar por ella o está recogida esta figura dentro de los servicios sociales de cada comunidad?

R: Si lo solicitan las partes, hay unos honorarios del mediador que oscilan entre los 60 y 100 euros la sesión. Si lo propone el juzgado y tienen derecho a justicia gratuita, este servicio no se abona y se les nombra un mediador de oficio. Cada comunidad autónoma fija sus propias normas de honorarios. En Cataluña, por ejemplo, son 60 euros la sesión y suelen ser unas tres sesiones.

Si lo propone el juzgado y tienen derecho a justicia gratuita, este servicio no se abona y se les nombra un mediador de oficio

P: ¿Dónde se realizan las mediaciones familiares?

R: Normalmente, los juzgados tienen habilitadas salas para estos casos. Otras veces, se acude al despacho del mediador.

P: Desde tu experiencia: ¿sirve la mediación familiar? ¿La recomiendas?

R: La mediación familiar es un buen recurso al inicio de una separación o divorcio. Te obliga a sentarte ante una tercera persona totalmente imparcial que escuchará las dos versiones, las pretensiones de una parte y de la otra, e intentará hacer ver cuál es la mejor solución al conflicto.

En España hace falta aún mucha pedagogía y educación en la mediación

Es un buen recurso, es cierto, pero considero que en España hace falta aún mucha pedagogía y educación en la mediación. Hay mediación para muchos conflictos, no solo de familia, y la gente lo desconoce o es reacia a emplearla. No todo el mundo vale para ser mediador. Para eso hay que formarse en esa especialidad. Yo la recomiendo y sigo teniendo esperanza en ella.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Maternidad y paternidad?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Maternidad y paternidad y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Entrevista Ana Pacheco, abogada CSC: "En España hace falta aún mucha pedagogía y educación sobre la mediación familiar""

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube