Las salas de parto natural, cómo son y cómo se da a luz en ellas

Las salas de parto natural son habitaciones preparadas para que la mamá de a luz de la forma más fisiológica posible

En la actualidad, cada vez más son las mujeres que optan por tener un parto natural o, al menos, desean intentarlo si el transcurso del parto y el estado de salud de ambos (bebé y mamá) se lo permite. Los centros hospitalarios son cada vez más conscientes de ello y por eso muchos ya han adaptado sus instalaciones y disponen de salas de parto natural para facilitar la tarea de dilatación y expulsivo a las mamás que desean dar a luz en ellas.

Parto natural y parto hospitalario, ¿opciones incompatibles?

Un parto natural es aquel de bajo riesgo que transcurre sin ninguna intervención médica y sin anestesia. El ritmo del trabajo de parto lo marcan la propia mujer y su bebé, respetándose las necesidades de ambos en todo momento, sin desatender por ello su estado de salud ni el transcurso del nacimiento.

Hasta hace poco, la mayoría de hospitales proporcionaban un ambiente muy frío, clínico, poco confortable y poco íntimo a las mamás que acudían a ellos a dar a luz a sus bebés. Poco a poco, esto ha ido haciendo que muchas madres que deseaban un parto natural optasen por dar a luz en su casa.

 

 

Por fortuna, en la actualidad el ámbito hospitalario está cambiando y se está adaptando a las nuevas demandas de las familias, facilitando con cada vez mayor éxito un parto natural con nula o baja intervención en el hospital. Ya son muchos los hospitales que ofrecen esta opción y ofrecen salas específicas para este tipo de partos.

Cómo son las salas de parto natural

Las salas de parto natural están dotadas de material y de personal especializado para que la mujer consiga su objetivo. Muchas mujeres que desean tener un parto natural se quedan más tranquilas si pueden optar a él dentro de un hospital, y este es precisamente el objetivo de estas salas.

Al estar dentro de los hospitales, las salas de parto natural ofrecen un espacio íntimo pero supervisado a las mujeres, que haciendo uso de ellas quedan más tranquilas, ya que si surgiese algún imprevisto, urgencia médica o deseasen anestesia, se les podría atender rápidamente.

 

 

Se trata de habitaciones privadas, parecidas a los paritorios o a las salas de dilatación normal, pero generalmente ambientadas de forma más cálida. Suelen estar habilitadas con una bañera o ducha, muchas disponen de equipos en los que escuchar la música que se desea, e incluso se puede graduar la luz en ellas. Están decoradas con cuadros y espejos que crean una atmósfera muy agradable y confortable para la futura madre.

Para facilitar el trabajo de parto a las gestantes y el descenso del bebé, estas salas disponen de múltiples dispositivos como telas colgantes, mecedoras, pelotas e incluso de camas de partos articulables que permiten múltiples posiciones para que la parturienta puede colocarse fácilmente como quiera y esté lo más cómoda posible. Están diseñadas para adaptarse a todas las opciones de parto y para poder proporcionar todos los cuidados posparto necesarios.

 

 

Cómo es el parto en ellas

Las madres que no desean utilizar analgesia epidural, pueden moverse libremente durante todo el trabajo de parto, adoptar las posiciones que les resulten más cómodas y hacer uso de todos los medios de los que la sala dispone. Cada mujer optará por el que más le guste y le alivie en cada momento del parto.

Algunas de estas salas disponen de monitores inalámbricos, lo que permite controlar la frecuencia cardíaca del bebé y las contracciones uterinas sin inmovilizar a la mamá, que no tiene que estar conectada mediante cables y puede estar sumergida en la bañera o caminando por toda la sala.

 

Préparate y descubre todo lo que debes saber para el momento de ir a dar a luz con el Seminario Online «El Día del Parto»

 

Cuando ha tenido lugar el parto, madre, padre e hijo pueden seguir en observación en la misma sala o procederse al traslado a la habitación. Si permanecen allí, se aprovecha para crear el clímax idóneo para iniciar la lactancia materna, dejando al recién nacido en contacto piel con piel con la madre desde el momento del nacimiento.

También existe una cuna térmica por si fuera necesaria, preparada para recibir al recién nacido y prestarle los primeros cuidados necesarios en caso de complicaciones, permitiendo incluso la reanimación pediátrica en la misma sala.

La preparación al parto natural y el pilar fundamental del acompañamiento emocional

La mayoría de mamás que optan por un parto natural, en el hospital o en casa, están bien informadas y se han preparado para este momento durante el embarazo realizando yoga, meditación, relajación, asistiendo a clases de parto natural, control de la respiración o mindfulness, entre otras técnicas.

Algunas recurren a métodos tan variopintos como la aromaterapia, la hidroterapia, la musicoterapia, los masajes y otras terapias que se pueden realizar dentro de estas salas y que ayudan a controlar el dolor y a que este momento sea más agradable, con el objetivo de conseguir tener un parto natural.

 

 

Generalmente, las mujeres que optan por esta opción requieren más atención y soporte emocional, ya que puede resultar un trabajo agotador. Es por ello que el papel del acompañante y el de la matrona son muy importantes, ya que han de animar, prestar apoyo y dar muestras de afecto para que la futura mamá consiga su objetivo: tener a su hijo de la forma más fisiológica posible.

Tener a mano una gran cantidad de material útil pata tener un parto natural ayuda, pero lo fundamental para conseguirlo es ser una mujer bien informada, segura de sí misma, estar tranquila y tener un buen acompañamiento. Todo lo demás es accesorio. Por eso lo más importante es la actitud de la mamá, la formación del personal sanitario y el buen acompañamiento emocional. Lo ideal, por supuesto, es poder contar con todo.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Parto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Parto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "Las salas de parto natural, cómo son y cómo se da a luz en ellas"

  1. ¿En qué hospitales se encuentran esas salas? Imagino que privados o en ciudades grandes… Ojalá hubiera en todos los hospitales públicos

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube