Laringitis en Estado de Alarma por Coronavirus

Los síntomas de una laringitis pueden ser alarmantes y confundirse fácilmente con una infección por coronavirus

Son las 4 de la mañana y se ha despertado asfixiándose, con una tos de perro y fiebre de 40ºC. En cualquier otro momento hubiéramos salido corriendo a urgencias, pero en la situación actual de confinamiento hay que pensárselo dos veces. ¿Qué podemos hacer antes de ir a urgencias si tiene una laringitis?

Laringitis

Las laringitis son infecciones generalmente víricas que afectan a la laringe. Son típicas del otoño e invierno, afectan a niños entre 6 meses y 3 años, empiezan casi siempre por la noche y los síntomas suelen durar unos 2 o 3 días.

Lo más característico de la laringitis es el estridor y la tos perruna, y habitualmente también la fiebre. La tos es fácil de reconocer, porque el niño parece un perro ladrando más que un niño tosiendo. Cuando la has escuchado una vez, la reconoces perfectamente.

 

laringitis-3

 

El estridor es un ruido inspiratorio que se produce al pasar el aire por la laringe inflamada. En la laringe están las cuerdas vocales, por donde pasa el aire para respirar pero también para que suene la voz. Si se inflaman las cuerdas vocales, el aire no pasa bien.

Hay una dificultad respiratoria evidente y aparece el estridor, un sonido agudo que se produce al entrar el aire con dificultad a través de una abertura más estrecha de lo habitual. La voz o el llanto suenan roncos, incluso a veces ni siquiera se les oye llorar. También suele haber fiebre, generalmente alta, y se presenta típicamente por la noche o de madrugada.

 

 

Los síntomas de una laringitis suponen una combinación explosiva para que nos llevemos un verdadero susto y tengamos la tentación de ir corriendo a urgencias. Pero afortunadamente, la mayoría de las veces, aunque el estridor sea muy llamativo y la fiebre muy alta, el cuadro suele ser leve y mejora con unas simples medidas.

¿Qué podemos hacer en casa?

Si se despierta tosiéndolo, anímalo a sentarse. En esta postura respiran mejor y también es más fácil valorar la dificultad respiratoria. Seguramente estará llorando o asustado. Acúnalo o tranquilízalo para que se relaje y respire mejor. Si tiene fiebre, quítale algo de ropa sin que llegue a tener escalofríos y adminístrale un antitérmico conocido que tengas en casa.

Respirar aire húmedo es una solución fácil que a veces es suficiente para solucionar los casos más leves. Se puede usar vapor o aprovechar el aire frío de la noche abriendo la ventana o saliendo al balcón. Si dispones de un vaporizador es muy fácil, pero también se puede abrir el agua caliente de la ducha cerrando la puerta del baño para que se concentre el vapor.

 

laringitis-1

 

El efecto del vapor se ha comprobado mediante escasos estudios observacionales, mientras que el aire frío no cuenta con ningún aval científico salvo recomendación de expertos. Sin embargo, en la práctica se ha visto que pueden resultar útiles. En cualquier caso, son medidas fáciles e inocuas si tenemos cuidado de evitar quemaduras con la fuente de vapor.

Muchas familias llegan a urgencias contando los síntomas típicos, pero cuando vamos a explorar al paciente lo encontramos completamente asintomático después de hacer el trayecto de la casa a urgencias con las ventanas del coche abiertas. No perdemos nada por probar durante unos 20 o 30 minutos alguna de estas opciones (aire frío o vapor) para comprobar si hay alguna mejoría.

¿Qué más puedo hacer?

Si no es la primera vez que le pasa, y en otras ocasiones le han mandado tratamiento con corticoides por ejemplo, puedes intentar llamar al teléfono de urgencias para que te orienten. A veces se puede repetir el mismo tratamiento que ha funcionado en otras ocasiones, antes de acudir a un centro médico.

¿Cuándo hay que ir a urgencias?

Como comentamos en el Seminario Online “Cuándo ir a urgencias en estado de alarma”, para valorar la necesidad de acudir a urgencias tenemos que fijarnos en el aspecto general, la respiración y la circulación. Los tres lados del triángulo de evaluación pediátrica que hemos utilizado como guía en el seminario. 

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo con nuestro Seminario Online «¿Cuándo ir a urgencias?»

 

Signos de gravedad

Las laringitis son infecciones frecuentes en invierno y pueden presentarse con síntomas alarmantes como fiebre, tos y dificultad respiratoria. La mayoría de las veces son cuadros leves de origen vírico que se pueden resolver con unas sencillas medidas en casa.

Es importante aprender a distinguir cuándo es más grave. Es necesario acudir a urgencias si la dificultad respiratoria es más importante, aparece palidez o cianosis, está inusualmente inquieto o por el contrario demasiado decaído. Estos son los síntomas de alarma de los que debemos estar pendientes: 

Lo más importante es el aspecto general

Una dificultad respiratoria leve o moderada puede hacer que el niño esté más inquieto y algo nervioso. Si nos cuesta tranquilizarlo con las medidas que usamos habitualmente, puede significar mayor gravedad.

 

 

Lo mismo si está mucho más decaído y poco activo de lo que podría esperarse, teniendo en cuenta la fiebre y otros síntomas que presente.

Insuficiencia respiratoria

La respiración la valoramos observando el pecho descubierto buscando una respiración agitada, intentando ver si se le marcan las costillas o si se mueve mucho la barriga al respirar. Estos hallazgos indican que estamos ante un cuadro grave.

Estridor

El estridor, en los casos leves, solo se escucha cuando están más agitados, si se ha despertado llorando o tosiendo. Si persiste también en reposo, cuando ya está tranquilo y sin llorar, también es signo de gravedad. Lo mismo sucede si la tos es tan persistente que apenas le da tiempo a recuperar el aire entre un golpe de tos y el siguiente.

 

Mala circulación

Una mala circulación asociada a una dificultad respiratoria importante puede ocasionar palidez y si es más grave cianosis: coloración azulada, inicialmente alrededor de los labios, que debe alertarnos de que no se está oxigenando bien la sangre porque el aire que entra a los pulmones no es suficiente.

El niño está aletargado

También es síntoma de alarma si el niño que estaba inicialmente inquieto empieza a estar más aletargado y dormido sin haber mejorado la fiebre y los síntomas respiratorios, puede ser una señal de que está empeorando y debemos acudir a urgencias. 

 


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 15 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

0 comentarios en "Laringitis en Estado de Alarma por Coronavirus"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube