Invaginación intestinal: Una causa de obstrucción intestinal en lactantes

Un bebé con dolores de barriga fuertes que se alternan con periodos de decaimiento puede tener una invaginación

Artículo publicado el 3 Abr 2022 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 24 abril, 2024

La invaginación intestinal en bebés es una situación en la que una parte del intestino se introduce dentro de la parte de intestino que tiene a continuación, lo que produce dolor, inflamación y obstrucción al paso del contenido del intestino.

¿Qué es la invaginación intestinal en bebés?

Se llama invaginación o intususcepción al deslizamiento de una parte del intestino dentro de otra. Como consecuencia, se produce una obstrucción del intestino que puede ser grave si no se resuelve en poco tiempo.

La invaginación intestinal en bebés es la principal causa de obstrucción intestinal en lactantes y ocurre con mayor frecuencia en niños que en niñas. Es más frecuente entre los 4 y 12 meses de vida, siendo rara en recién nacidos y en niños mayores de un año.

 

Invaginación intestinal en bebés

 

¿Qué provoca la invaginación intestinal?

En la mayoría de los casos se produce en lactantes sanos, sin ninguna causa desencadenante. En otras ocasiones, sí existe algún factor desencadenante, entre los que destacan la existencia de un divertículo de Meckel, enfermedades de la coagulación de la sangre, algunas vasculitis como la enfermedad de Schonlein-Henoch, los linfomas y las leucemias o las cicatrices o adherencias producidas por una cirugía abdominal previa.

La mayoría de las veces las invaginación se produce sin que se pueda identificar una causa concreta. Se piensa que en muchos casos pueden estar favorecidas por infecciones víricas intestinales. A veces, sobre todo en niños mayores de un año, el origen es una estructura anómala del intestino, como un pólipo o un divertículo.

 

¿Por qué los bebés lloran sin lágrimas?

 

¿Cómo saber si mi bebé tiene invaginación intestinal?

El síntoma más característico es el dolor abdominal cólico intermitente (el niño o la niña llora con fuerza, sin consuelo, y encoge las piernas). A medida que progresa, las crisis de dolor son más fuertes y duraderas, y entre ellas el paciente se encuentra muy decaído y pálido. Esta es la principal manera de diferenciar la invaginación de los cólicos del lactante, ya que en estos últimos el peque se encuentra perfectamente bien entre las crisis.

También son frecuentes los vómitos. Otro síntoma muy característico, pero que no siempre se presenta, es la aparición de sangre en las deposiciones. Si la enfermedad progresa, la niña o el niño pequeño muestra muy mal aspecto: palidez, decaimiento, respiración muy rápida y pulso acelerado y débil.

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online “¿Cuándo ir a urgencias?”

 

En un niño menor de dos años es aconsejable consultar cuanto antes si se presentan estas situaciones:

  • Presenta a lo largo del día episodios de dolor intenso de barriga y, cuando el dolor cede, se encuentra muy decaído.
  • Aparición de sangre en las heces.

Además de estos signos, el médico puede encontrar una masa al palpar la barriga y localizar así la zona invaginada. En los casos sospechosos es necesario hacer pruebas de imagen para confirmar el diagnóstico. En la radiografía de abdomen pueden verse signos de obstrucción intestinal, pero si esta es reciente podría pasar desapercibida, por lo que una ecografía abdominal resultaría más útil, ya que si hay una invaginación suele mostrarse una imagen circular muy típica.

¿Cómo curar la invaginación intestinal?

Si la detección es temprana y se tienen los medios adecuados, la invaginación intestinal tiene un pronóstico bueno. De hecho, algunas invaginaciones se resuelven por sí solas sin necesidad de tratamiento y la mayoría de las que precisan tratamiento se solucionan con un enema.

 

Invaginación intestinal en bebés

 

Se trata de una técnica que consiste en introducir aire o líquido a presión a través del ano para que la presión empuje hacia atrás el trozo de intestino que se ha deslizado dentro, para eliminar la invaginación. Todo el procedimiento se controla mediante rayos X o ecografía y, puesto que hay un mínimo riesgo de que el intestino se perfore durante el procedimiento, se realiza con un equipo quirúrgico disponible.

Tras resolverse la invaginación, existe un cierto riesgo de recaídas posteriores, aproximadamente en un 10% de los casos resueltos con un enema.

No obstante, si el tratamiento se demora, sí pueden aparecer complicaciones, sobre todo la perforación del intestino (hecho que precisa cirugía urgente). Cuando la invaginación lleva mucho tiempo en marcha, el estado general del niño es malo o no es posible hacer un enema, se realiza tratamiento quirúrgico directamente.

Si tienes dudas o necesitas asesoramiento profesional, puedes consultarnos online en la Tribu CSC. Además, podéis descargar gratis la app de Criar con Sentido Común tanto para plataformas Apple como para plataformas Android, y tenéis una semana gratis para probar todas las ventajas de la membresía a la Tribu, realizar todos los cursos online disponibles y consultar a nuestros/as especialistas.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Recién nacido?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

24 abril, 2024

0 comentarios en "Invaginación intestinal: Una causa de obstrucción intestinal en lactantes"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube