A mi niño le duele la cabeza

El 60% de los niños tiene algún episodio de cefalea y va en aumento a medida que crecen

Muchos padres se sorprenden cuando su hijo/a se queja por primera vez de cefalea. Piensan que es un problema más propio de adultos y que a un niño no puede dolerle la cabeza. Sin embargo, la cefalea es muy frecuente en la infancia. 

La cefalea infantil

El 60% de los niños ha tenido algún episodio de cefalea alguna vez en su vida y a los 18 años este porcentaje aumenta hasta el 90%. Hasta un 20% de los niños puede tener episodios recurrentes con frecuencia variable, incluso varias veces a la semana.

Se presenta por igual en niños y niñas hasta los 12 años, pero luego es mas frecuente en niñas, igual que sucede en la edad adulta, donde predomina en mujeres.

 

 

También es más frecuente cuando hay antecedentes familiares de cefalea. De hecho es una pregunta obligada cuando vemos a un niño con este problema. ¿Hay alguien que sufra de migraña o jaquecas en la familia? ¿La madre, el padre, algún abuelo?

Puede haber dolor de cabeza en el contexto de una infección de vías respiratorias altas, con el típico catarro o en caso de otitis. Pero ojo, que en realidad es posible que suceda con cualquier enfermedad vírica.

Cuando se presenta de forma aislada los tipos más comunes son la cefalea tensional y la migraña. Los trastornos de la visión, al contrario de lo que se suele pensar, no se relacionan con cefalea aunque sí pueden empeorar los episodios de cefalea tensional.

Lo más frecuente: la cefalea tensional

La cefalea tensional es una sensación de opresión a ambos lados de la cabeza de intensidad moderada o grave, aunque el dolor no suele ser tan intenso como para impedir que el niño haga sus actividades normales como ir a la escuela o jugar.

 

 

Cada episodio puede durar de 30 minutos a 7 días, y puede acompañarse de molestias con la luz o con los ruidos, pero no ambos a la vez. Tampoco se acompaña de nauseas, vómitos o aura, que son propios de la migraña.

Lo más característico: la migraña

Las migrañas causan un dolor intenso de cabeza que puede durar de 2 a 72 horas si no se trata. Empeora con la actividad y suele interferir con las actividades habituales del niño. A veces se acompañan de nauseas o vómitos y puede molestar tanto la luz intensa como los ruidos.

Hasta un 10% de los niños pueden tener migrañas con aura: síntomas muy variables que aparecen un poco antes de empezar el dolor y que son premonitorios de que va a empezar la crisis.

 

 

Pueden ser síntomas visuales, auditivos, alteraciones del lenguaje, inestabilidad, confusión, etc. El niño ve luces o destellos, escucha zumbidos, tartamudea o se encuentra mareado o desorientado. Cada persona tiene su propia manifestación.

¿Cómo se diagnostican?

Los cuadros típicos de cefalea tensional y migraña son fáciles de diagnosticar sin necesidad de hacer ninguna prueba complementaria. Los antecedentes familiares, los síntomas típicos, la exploración física y la evolución en brotes son suficientes en la mayoría de las ocasiones para hacer el diagnóstico.

Raramente hay que hacer alguna prueba complementaria como una tomografía (TAC) o una Resonancia (RNM). Las indicaciones para hacer una u otra son diferentes, y dependerá de lo que el médico quiera descartar.

 

La escarlatina no es una enfermedad del pasado

 

Aunque un resultado normal nos va a dejar muy tranquilos, son pruebas que no están exentas de riesgos, ya que la TAC supone una buena dosis de radiación y la RNM precisará sedación en niños pequeños, por lo que solo se harán cuando estén realmente indicadas.

¿No será algo más grave?

Existen algunas causas graves de cefalea como las meningitis o los tumores que son las que verdaderamente preocupan a los padres.

En cualquier caso, la intensidad del dolor no es buena medida para valorar el origen o la gravedad de una cefalea.

Debemos consultar en caso de que el dolor presente las siguientes características, que pueden ser síntomas de alarma de otros procesos:

  • El dolor aparece tras un golpe en la cabeza y empeora o persiste más allá de lo razonable.
  • Comienza de forma brusca y se asocia a fiebre y vómitos, alteración de la visión, pérdida de equilibrio o confusión.
  • Lo despierta por la noche.

 

Aprende cómo es el sueño de los niños, cómo tienen que dormir para que sea seguro, qué podría pasar si decidiéramos seguir algún método de adiestramiento del sueño y qué beneficios tiene el colecho en el Curso Online «Sueño Infantil»

¿Qué puedo hacer para ayudarlo?

Administrar un analgésico conocido (como paracetamol o ibuprofeno), animarlo a descansar, incluso a dormir en una habitación oscura y en silencio. Estas son las medidas iniciales más efectivas.

 

 

Si el médico ha prescrito algún tratamiento específico, suele funcionar mejor cuanto antes se empiece. Y para prevenir futuras crisis es importante identificar los desencadenantes para poder evitarlos.

Los episodios pueden aparecer relacionados con falta de sueño, estrés o ciertos alimentos. Llevar una vida ordenada, manteniendo las rutinas suele ser un buen consejo, también para prevenir los dolores de cabeza.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 11 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

2 comentarios en "A mi niño le duele la cabeza"

  1. Hola!

    Pues a mi me daban episodios de migraña de pre-adolescente/adolescente (destellos, hipersensibilidad ruido y luz, dolor cabeza muy fuerte y vómitos, desencadenado normalmente con estrés o actividad fisica). Aunque sólo fue una etapa, lo pasé MUY mal, hasta el punto de tener ansiedad al salir a la calle por si me daba una crisis, y la médico de cabecera me dijo que eran bajadas de azúcar, así que yo con el caramelo en la boca cuando me daba la crisis… ni rastro de diagnóstico de migraña. Posteriormente cuando ya no lo sufria, hablando con un amigo con los mismos síntomas y diagnosticado, me di cuenta de lo que era…. Lo digo para que no os quedeis con el primer diagnóstico de un médico si no os convence. Y por favor… CREED A LOS NIÑOS SI AVISAN DE DOLOR!!!

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube