Transporte público y peques: Medidas de seguridad

Falta actualización de la normativa para que viajar en transporte público con bebés y niños pequeños sea realmente seguro

En la Tribu CSC lo vemos todos los días: hay familias que pasan su día a día sin necesidad de tocar un coche tan habitualmente. En estos casos se desplazan en medios de transporte público con niños. ¿Son aplicables las mismas normas de seguridad? ¿Es seguro viajar en transporte público con niños? Vamos a verlo. 

Cómo viajar en el transporte público con niños: El autobús

A estas alturas de la vida, si vas leyendo todos los posts relacionados con la seguridad de los más pequeños en la carretera, ya tienes claro qué hacer y qué no… pero en los medios de transporte público de nuevo los grandes olvidados son los peques. Eso es como una batalla campal para ver quién pilla la silla roja. Yo casi nunca cojo la villavesa (así es como llamamos a los autobuses de línea en Pamplona) y una vez tuve que ir de pie a falta de dos semanas para parir. Nadie se levantó, así que lo primero que pediría en estos casos es civismo, señores y señoras. Hay asientos destinados a personas que no pueden mantener el equilibrio con el vehículo en marcha y eso debería respetarse. 

¿Cómo se lleva a un bebé en autobús? Lo mismo hay espacios destinados para dejar la silla de paseo. Y aquí es cuando viene la duda… ¿Tengo que dejar al bebé dentro del carro en este caso? La respuesta perfecta es: pliega el carro si puedes, o sujétalo con el cinturón diseñado para él, coge al bebé y siéntate a contramarcha con él en un portabebé ergonómico.

 

Viajar en transporte público con niños: Medidas de seguridad

 

Sí, el bebé queda mirando hacia la marcha, pero no es exactamente estar a favor de marcha porque está contenido con tu cuerpo y el portabebé. Si hubiese un frenazo brusco o un impacto, tú te vas a mover bastante poco del sitio (por cierto, observa que haya reposacabezas en el asiento). 

Lo malo será quien vaya sentado a favor de marcha o de pie, pero ahí ya es cuestión de que te dé tiempo de hacer formación tortuga, porque no se puede hacer nada contra las leyes de la inercia. Tu trabajo, el de elegir bien el sitio, ya lo has hecho. 

Hay sitios en los que te dicen que el bebé tiene que ir sentado en el carro y el carro sujeto o simplemente ubicado en el espacio reservado para ello. Mira, hay un frenazo y alguien se cae encima o se me va el carro de lado con el bebé dentro y no respondo. 

Viajar con bebés y niños pequeños en metro o tren

En los trenes también te invitaría a elegir los asientos a contramarcha, por supuesto. 

 

Viajar en transporte público con niños: Medidas de seguridad

 

¿Hay metro en tu ciudad? En este caso es bastante más complicado situarse a contramarcha… Imposible más bien. Te diría que te ubicases en la medida de lo posible donde la inercia no pueda tirarte al suelo, al final de cada vagón y si tu peque ya es más mayor, pero aún utilizáis silla, que él vaya sentado y con la silla pegada a la pared

Si tienes un bebé te propongo que te sumes al porteo. De esta manera con las manos libres, ya puedes sujetarte y sujetar la silla. Si puedes sentarte, porteando de forma ergonómica te será más fácil.

 

curso-porteo
Adquiere las herramientas y conocimientos necesarios para saber qué es lo que más se adecua a tu familia en cada momento, y cuáles son los beneficios físicos y emocionales del porteo con el Curso Online “Porteo en la vida real”

 

Normas del transporte público con niños: El taxi

En los taxis un poco más de lo mismo en cuanto a falta de actualización de la normativa (que la tienes explicada de arriba a abajo en este otro post). Nos montamos en la máquina del tiempo y viajamos a la España de 1970, cuando la gente no iba con cinturones en el coche. Espera, ahora tú sí, pero en ciudad el taxista no está obligado a llevarlo puesto. Razón más que suficiente para que no te sientes nunca en el copiloto ya que si ocurriese algo, el cuerpo del taxista podría ir a parar donde estás tú, pero con el peso de su cuerpo multiplicado por 20. Una carrera dura my friend.  

En los asientos de atrás visualízate con tu bebé en brazos, esto ocurre todos los días porque no están obligados a llevar una silla de coche. Tienes que llamar a la centralita y pedir un taxi con silla, y si tienes suerte te lo mandan (otra cosa es el estado o la calidad de la silla con la que aparezcan). 

 

Viajar en transporte público con niños: Medidas de seguridad

 

En el caso de las compañías privadas como Cabify o Uber (alquiler de vehículo con conductor), tienen el servicio y la posibilidad de solicitarlas, pero lo que no tienen son sillas en condiciones. Esto es como una escalera de menos a más seguro. ¿Es preferible llevar a tu peque de 18 meses suelto (sujeto con tus brazos) en el coche (un taxi) o en una silla a favor de marcha con arnés (Cabify o Uber)? Pues depende de dónde quieras la lesión. Ninguna de las dos opciones son buenas si ninguna es capaz de reducir la lesión en un impacto de ciudad al 100%. 

Qué poco alentador lo de los vehículos a motor. Estaría genial que nos comentaras si has tenido una buena experiencia encontrando un servicio de transporte por ciudad en el que tu peque hubiera viajado seguro. ¿Nos lo dejas en comentarios? 

Viajar con bebés en transporte público: La bicicleta

Vamos a pasar a lo sostenible, a lo que no suelta humo (pero sí se lo traga). ¡La bici! 

Cada vez es más frecuente que en las ciudades haya un carril bici que te lleva de norte a sur y de este a oeste. Hay otras que no, lo sé, pero cuando sí está, sois bastantes los afortunados que podéis disfrutarlo. Para llevar a los peques hay tres opciones: 

  • Silla instalada en la estructura de la bici, tanto delante de ti como detrás. Las que van detrás soportan más peso que las que van delante, pero cuando son más peques, es más manejable utilizar la silla que va delante ya que desestabiliza menos (en estos casos es importante poner una pantalla protectora o se comerá todos los bichos que pilléis por el camino y también le protegerá del aire.
    • Estas sillas tienen unos reposapiés y un arnés. Estas dos medidas de seguridad tienen que ir bien colocadas y fijando el cuerpo del peque correctamente. El arnés adaptado a su altura, pegado al hombro y apretado. Los reposapiés sujetando bien el pie para que no pueda sacarlo.
    • Y el casco, que no se te olvide. Esto también es educación vial, puedes aprovechar para ir explicándole por qué os ponéis estas protecciones. 

 

Viajar en transporte público con niños: Medidas de seguridad

 

  • Los carros que se acoplan a la bicicleta. Cuidado porque aquí no vale comprar cualquier cosa. Tiene que tener una estructura resistente para proteger a quienes van dentro (a veces a tu compañero peludo de vida también) y una amortiguación de calidad que absorba el movimiento brusco y la energía de los baches. Dentro, con el arnés igualmente bien colocado y el casco. 
  • Y por último, las bicis carro, que son más habituales en países nórdicos, pero ya se empiezan a ver por aquí. Son unas bicis – triciclo con una estructura delante para llevar a los peques o una carga a tu elección (perro, la compra o las cosas de la playa). Dentro, tienen un banco y unos arneses para sujetar a los peques. Duros como el pie de Cristo, igual un cojincito no vendría mal para que los pasajeros pequeñitos vayan cómodos. En estos casos me dice el sentido común que es necesario que ya sean algo más grandotes porque si se quedan dormidos, la combinación de la postura con los baches no tiene que ser buena. 

¿Tú qué opción eliges para tu día a día? 

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Seguridad Infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Seguridad Infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "Transporte público y peques: Medidas de seguridad"

  1. Hace un par de años, en Madrid para ir al aeropuerto reservamos tipo Mercedes Vito con una fila de asientos a contramarcha. El conductor traía una silla para el peque con arnés que pedimos que montase en esa fila de asientos y así fuimos seguros.

    La reserva la hicimos a través de la web de Gettransfer que se podía ver la foto del coche que estabas reservando.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube