El síndrome del Emperador: Cómo lidiar con un niño “tirano”

Cuando la dinámica familiar se vuelve insostenible, es necesaria la ayuda de un psicólogo especializado

Artículo publicado el 11 Jun 2022 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 8 abril, 2024

En los últimos años es frecuente recibir a familias que consultan porque no saben qué hacer con sus hijos o hijas. Padres y madres desesperados porque el niño o la niña les grita, no atiende a normas ni límites, exige y, en los casos más graves, ha llegado a insultarles o pegarles. ¿Qué hacer con un niño con el síndrome del Emperador?

¿Qué es el síndrome del Emperador en los niños?

El término síndrome del Emperador fue acuñado por Vicente Garrido, pero anteriormente ya se englobaba dentro del trastorno negativista desafiante del DSM-V. Muchos psicólogos equiparan ambos términos aunque otros marcan la diferencia en que los niños o niñas con síndrome del Emperador muestran una clara falta de empatía.

Quizá el término no me guste demasiado, pero reconozco que es muy descriptivo y fácilmente reconocible. Lo primero que debemos tener en cuenta es que hay conductas normales que forman parte del desarrollo evolutivo. Las rabietas, el egocentrismo o la confrontación pueden aparecer dentro de un desarrollo normal. Pero si estas conductas se dan con frecuencia durante al menos seis meses y van aumentando en intensidad, se convierten en un problema.

 

El Síndrome del Emperador: Cómo lidiar con un niño tirano

 

No existe consenso sobre si hay una base genética en este trastorno, pero lo que sí está claro es que el entorno psicosocial y, concretamente, la actuación educativa de los padres y madres tiene una gran influencia en ello. Habitualmente, los roles se invierten y es el niño el que toma el mando.

Síntomas del síndrome del Emperador

Pero, ¿qué entendemos por un niño tirano? ¿Qué es ser un hijo tirano? ¿Cómo saber si tu hijo es un tirano? ¿Cómo saber si mi hijo tiene el síndrome del Emperador? Resumimos algunas de sus características:

  • Poco empáticos.
  • Se muestran agresivos: pueden gritar, empujar, tirar objetos e incluso insultar y pegar a sus padres. A veces estas conductas suceden también fuera del ámbito familiar.
  • No toleran la frustración ni la incomodidad.
  • Presentan dificultades para experimentar emociones como la compasión.
  • Se muestran irrespetuosos y no asumen las consecuencias de sus actos.
  • Ausencia de sentimiento de culpa.
  • Exigen a los padres constantemente, y desarrollan con ellos una relación utilitaria.
  • No aceptan las normas ni los límites y las discuten permanentemente, no toleran el no y suelen justificar sus conductas.

 

El Síndrome del Emperador: Cómo lidiar con un niño tirano

 

Consecuencias del síndrome del Emperador

En muchas ocasiones, se da un círculo vicioso que es difícil de romper: los niños o niñas exigen y van aumentando la intensidad de la agresividad y los padres, para evitar la confrontación, ceden. Sin embargo, cuando intentan encontrar herramientas para solucionar la situación, pasan a intentar imponerse con castigos o prohibiciones lo que aumenta la agresividad del niño o la niña.

Como alternativa, cambian de estrategia hacia otra más conciliadora que tampoco da resultados porque el niño o la niña se muestra indiferente. Así, los padres sienten frustración y enfado por no encontrar las herramientas que puedan solucionar el problema.

Cuando se ha llegado a esa situación, la dinámica familiar ya suele ser insostenible y va a ser necesaria la ayuda de un psicólogo especializado. No obstante, sí hay algo que podemos hacer para evitar que se desencadenen estas conductas: la prevención a través de nuestro estilo educativo.

 

El Síndrome del Emperador: Cómo lidiar con un niño tirano

 

¿Cómo se genera el síndrome del emperador?

A menudo, cuando los progenitores no pasan suficiente tiempo con los hijos o hijas, se sienten culpables y la forma de paliar este sentimiento es cediendo ante todo aquello que piden los niños. Así, los niños y niñas aprenden que, por una parte, sus padres y madres no están para guiarles en su desarrollo y, por otra, que pueden utilizarles para, por ejemplo, cambiar esa necesidad por regalos materiales.

En otras ocasiones lo que ocurre es que se actúa con excesiva permisividad y no se establecen normas y límites claros y estables. Al aparecer los primeros problemas conductuales, es imprescindible que nos mostremos coherentes y estables en la respuesta ya que, si un día respondemos de una forma y, al día siguiente, de otra distinta, el niño estará desorientado puesto que no sabrá qué se espera de él.

Por tanto, desde una edad temprana, es necesario que los niños y niñas sepan que existen unos límites que no deben cruzarse (por ejemplo, no se puede pegar ni insultar).

 

Ayuda a tus hijos/as a interiorizar las normas y rutinas necesarias para que tengan un orden, y a establecer límites respetuosos sin gritos ni castigos, de forma que ellos y ellas los entiendan y respeten con el Curso Online “Límites con respeto”

 

Como siempre decimos, la crianza respetuosa es bidireccional. No solo nosotros debemos respetar a nuestros hijos sino que nuestros hijos deben respetarnos también a nosotros así que, si una de las normas de casa es que hablamos bajo y de forma respetuosa, debemos cumplir todos con la norma.

Una de las bases de la educación es que actuamos como modelos por lo que es más fácil que un niño grite o cometa faltas de respeto si sus padres lo hacen. De igual manera, si nosotros utilizamos el chantaje como moneda de cambio, ellos lo harán también.

¿Cómo se puede evitar el síndrome del Emperador? ¿O cómo ayudar a un niño con síndrome del Emperador?

Dentro del desarrollo normal van a ir apareciendo todas las emociones. Ya sabemos que unas son agradables y otras no. Cuando nuestros hijos e hijas no consiguen aquello que quieren o cuando no les salen las cosas como desean, es normal que hagan acto de presencia la frustración y la ira.

 

El Síndrome del Emperador: Cómo lidiar con un niño tirano

 

Nuestra función es acompañar esa emoción con firmeza y cariño, permitiendo que suceda y aportando soluciones (un abrazo, un tiempo para volver a la calma, etc.). No debemos tener miedo a decir no a nuestros hijos. “No” solo es una palabra más. Por supuesto que tras un no puede aparecer el enfado de un peque. No pasa nada, le acompañaremos en ello.

Lo que no debemos hacer es utilizar el no constantemente o no acompañarlo de soluciones. Por ejemplo, si hemos establecido el límite en que no se puede saltar en el sofá podemos decir “no saltamos en el sofá, pero podemos saltar en el suelo”.

¿Qué hacer si tu hijo es un tirano y cómo educar a un niño tirano?

Dado que los expertos coinciden en que los niños con el síndrome del Emperador carecen de empatía, es importante que les enseñemos a cultivarla desde pequeños. Para ello, pondremos nombre a las emociones que sentimos, nos fijaremos en lo que les ocurre a los demás y pensaremos cómo deben sentirse y cómo podemos ayudarles. Así, poco a poco aprenderán a ponerse en lugar del otro y ofrecer su mano para que se sienta mejor.

También es conveniente educar en positivo, valorar todo aquello que hagan bien, apreciar el esfuerzo y apoyarles en las dificultades que puedan presentar.

 

Ayuda a tus hijos a conocer y regular sus emociones para formar una sana autoestima y relacionarse adecuadamente con su entorno con nuestro Seminario Online “Regulación Emocional”

 

En resumen, si tu hijo presenta estas características y no sabes cómo resolver, acude sin duda a un profesional cualificado y, si aún es pequeño, merece la pena trabajar en la prevención de su aparición para conseguir que el clima familiar sea el adecuado y los niños puedan disfrutar de una infancia plena.

Si quieres más información o necesitas asesoramiento profesional, estaré encantada de atenderte en la Tribu CSC, donde además puedes consultar al resto de miembros de nuestro equipo de expertos en educación positiva y crianza respetuosa. 

Podéis descargar gratis la app de Criar con Sentido Común tanto para Apple como para Android, y tenéis una semana gratis para probar todas las ventajas de la membresía a la Tribu, realizar todos los cursos online disponibles y consultar a nuestros/as especialistas.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Educación infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Educación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "El síndrome del Emperador: Cómo lidiar con un niño "tirano""

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube