Cómo pasamos a la silla a favor de la marcha

Hay que extender el uso de las sillas a contramarcha el máximo tiempo posible

Cuando se termina la etapa de la contramarcha, llega el momento de elegir una buena silla de grupo II-III orientada a favor de la marcha o, como seguramente conocerás, un elevador con respaldo.

Estas sillas tienen una función muy clara: elevar el cuerpo del peque para que el cinturón quede bien reconducido optimizando su función, y protegerle lateralmente para posibles movimientos bruscos producidos por frenazos o impactos.

Sillas a favor de la marcha (grupos II y III): ¿cuándo?

Su capacidad abarca hasta 36 kg y 150 cm de altura y puedes comenzar a usarlas una vez tu peque haya alcanzado al menos los 18 kilos y los cuatro años, sabiendo que hay sillas a contramarcha que puedes estirar hasta los 25 o 32 kilos de peso (observando también la altura de tu peque).

Aunque la normativa detalla que son sillas para utilizar a partir de los 15 kilos, hay que coger esto con pinzas, ya que puedes tener un peque de dos años y medio con esos kilos. ¿Crees que podría ir seguro?

 

contramarcha-1

 

Algunas tienen isofix. En este caso, este sistema de anclaje tiene la función de sujetar la silla cuando el peque no está viajando en la silla y así no tengas que acordarte de poner el cinturón a la propia silla para anclarla, además de para ofrecer cierta contención para impactos o movimientos bruscos.

Como siempre, te recomendaré retrasar lo máximo posible este momento. ¿Por qué? Pues porque debido a que el arnés a favor de marcha se convierte en algo lesivo en caso de impacto, una vez coloquemos la silla en esa posición debemos sujetar al niño o niña con un cinturón de seguridad.

Esto significa que el peque tiene que estar dentro de la silla por propia voluntad, entendiendo que si se agacha a coger algo o si se aproxima demasiado al asiento de delante y se produce un frenazo brusco, podría hacerse daño.

¿Cómo tiene que quedarle el cinturón a un peque?

Exactamente igual que a un adulto, por las mismas zonas. Y de esto se encarga la silla. La parte de abajo tiene que cruzar bajo su pelvis, en la zona superior de los muslos, y quedar pegado a su cuerpo (intenta evitar ropa holgada y abrigos).

La parte que cruza su pecho debe ir por su esternón, cruzando la clavícula hacia arriba lo más liso posible, sin tocar oreja ni cuello, ni redondeando en el hombro.

 

¿Cuándo poner al bebé a favor de la marcha?

 

¿Qué tener en cuenta para poder utilizar ya una de estas sillas?

Los factores que has de tener en cuenta al elegir una silla a favor de la marcha son:

  • Que la propia silla elegida se adapte bien al asiento de tu coche. Para ello, no olvides probarla antes de comprarla. No todos los coches son iguales ni todas las sillas tampoco.
  • Que no sea grande para tu hijo. Para saberlo, es necesario sentarlo con el cinturón puesto y así verás si le reconduce bien el cinturón, qué recorrido le queda todavía de altura máxima, si el cabezal le recoge bien la cabeza…
  • Que haya una distancia de al menos 55 cm desde la nariz de tu peque hasta el asiento de delante. Si tienes la posibilidad de colocarla en el centro, todavía mejor. Así quedará lo más alejada posible de cualquier impacto.

Con toda esta información, hay que ir más allá y procurar que la propia silla no se convierta en lo que nos perjudica. Para ello, la única manera es prolongando la etapa de la contramarcha. El objetivo es aspirar a que no haya ningún fallecimiento infantil evitable más en la carretera.

 

Averigua por qué los niños tienen que viajar a contramarcha el máximo tiempo posible con el Seminario Online «A contramarcha viajan seguro»

 

¿Tienes dudas acerca de si tu peque puede ir aún en una silla a contramarcha o qué silla de grupo II-III sería la más apropiada en vuestro caso? Te recomendamos recurrir a un centro especializado donde te asesoren y hagan pruebas en tu propio coche.

Lo sé. Tenemos prisa por ver cómo crecen. Cómo van cumpliendo hitos de su desarrollo. Pero en este caso, más que nunca, hay que esperar. Es necesario estirar las sillas a contramarcha lo máximo posible y es necesario continuar utilizando el elevador con respaldo hasta que ya no quepan dentro.

 

Vistas totales 5,556 , Vistas hoy 16 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Sillas para el coche?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Sillas para el coche y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cómo pasamos a la silla a favor de la marcha"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube