• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

Mi reflexión tras mi primer año de paternidad (por A.R.J.)

Ser padre es muy duro, pero sobre todo, maravilloso

Lo primero, dar al Play para leer mientras se escucha esta canción:

Leo en la tribu tantas reflexiones, generalmente, de las mamás que quería compartir aquí las mías como papá.

Ser padre es algo que siempre quise ser desde joven, lo tenía muy claro pero a la vez tenía también ese “miedo” a no poder serlo.

Y así fue, tras mucho tiempo intentándolo fuimos al médico y ese “miedo” se confirmó; mis espermatozoides estaban bastante tarados. O nos ayudaban o no iban a llegar nunca a su destino.

Ese momento fue un golpe duro, no por ningún tema de ser más o menos hombre que no puede dejar embarazada a la persona que más quiere del mundo y formar una familia, sino por que algo que querías poder hacer iba a tener que hacerse por un camino mucho más largo.

Y empezamos a andar ese camino… largo y difícil, con bastantes bofetadas, momentos duros y tristes, muy tristes, pero que, también es verdad, nos mantuvo muy unidos y nos fortaleció como pareja.

Pero un día ese camino se allanó y llegamos a un destino… Y tras 40 semanas más 2 días, Pau estuvo con nosotros.

“Pau es el mejor regalo que me han hecho en la vida”

No olvidaré jamás la noche y la mañana del parto y por supuesto el momento en que vi asomar esa cabecita, llorando como si el bebé fuera yo. Era el día de mi cumpleaños y Pau es el mejor regalo que me han hecho en la vida. Compartir día es algo especial.

Y ahí empezó una nueva vida, un vida en familia, una vida en la que día a día ibas aprendiendo, cada noche una aventura y cuando ya pensabas que tenías algo “controlado” llegaba otra que hacía que nunca bajaras la guardia.

Porque nadie te dice lo que significa ni te trae la paternidad. Por mucho que leas, te cuenten, opinen, aconsejen y digan… nadie te dice lo que es la paternidad, nadie tiene la clave y nadie puede (ni debe) decirte qué es lo que va a pasar ni qué debes hacer, ya que nadie tiene la fórmula secreta.

Y es que cada niñ@ es un mundo y cada familia una dimensión…. y en cada caso se hace lo que funciona y es necesario para el bienestar de todos.

Comparto cualquier método de crianza… pecho/biberón… colecho/cuna… BLW/Purés… porteo/carrito… pero lo que sí que no comparto y no puedo entender es dejar a llorar a los bebés.

Lo reconozco: he pasado momentos difíciles, momentos duros en los que te llegas a plantear si eso que llevabas toda la vida esperando, eso que tanto costó conseguir, no vas a ser capaz de hacerlo o no lo estás haciendo a la altura que merecen él y su madre.

Ser padre puede llegar a ser muy duro

Momentos de sentirte totalmente inútil y sin capacidad para poder aportar nada y sentir que aunque estas ahí presente, no puedes hacer nada para mejorar la situación.

Pero todos esos momentos y malas sensaciones desaparecen del todo con cada mirada, cada abrazo, cada sonrisa, cada despertar, los ratos de porteo y siesta en la mochila, su gateo, su primer paso, su primer “mamá y papá”, los ratos de juego, nuestra complicidad, verle descubrir algo nuevo, conocernos cada día un poco más… En definitiva, cada instante en el crecimiento de Pau te quita lo malo y te da más fuerzas y razones para seguir.

Gracias, “mamá”

Y tambien ha sido fundamental tener a mi lado a todo un ejemplo de madre.

Luchadora, entregada, apasionada, sufridora, siempre dispuesta, siempre al pie del cañón, siempre fuerte… No tendría espacio para poder escribir todo lo que ha hecho y hace por Pau, un ejemplo de superación, de lucha y, sobre todo, derrochando amor incondicional hacia él.

Así que una vez pasado mi primer año de paternidad y ver a Pau, un niño feliz, divertido, sano y precioso puedo decir que ser padre y formar una familia es LO MEJOR QUE ME HA PASADO EN LA VIDA.

Y gracias a “la tribu”

Y no quería desaprovechar esta ocasión para agradecer a la tribu todas las aportaciones que hacéis, a Armando y a los profesionales de la tribu por montar este tinglado; pero sobre todo quería felicitaros a TODAS las mamás por todo lo que hacéis por vuestros hijos… No hay palabras para expresarlo.

Creo que los papás también merecemos un reconocimiento, pero vosotras os merecéis todo lo mejor del mundo.

Y con este tocho cierro este escrito, sintiéndome afortunado por la FAMILIA que tengo.

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


Esto no es todo. Un Grupo de apoyo virtual y Seminarios Online gratuitos te están esperando si te unes a la Tribu "CSC"


Más Información

0 comentarios en "Mi reflexión tras mi primer año de paternidad (por A.R.J.)"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tenemos un REGALO para ti

Recibe GRATIS el seminario “Alimentación Complementaria y BLW” de Armando Bastida

He leído y acepto la Política de privacidad de CSC. Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene en MailChimp y sea usada por Criar con sentido común con el propósito único de enviarte emails. Contáctanos para corregir, limitar, eliminar o acceder a tu información.He leído y acepto la Política de Privacidad.