Aceptación

01

Abr'20

Cultivando la aceptación: «Hijo mío, está bien no gustarle ni caerle bien a todo el mundo»

La capacidad de aceptación es un ingrediente imprescindible para la felicidad. Por ello es importante cultivarla con los niños. Pero cuidado: no hay que confundir aceptación con renuncia o resignación. La aceptación, aplicada al ámbito de las relaciones personales, implica la capacidad de asumir que no siempre caeremos bien o gustaremos a todo el mundo. Está directamente relacionada con la autoestima y es conveniente inculcarla desde la infancia.

Leer Más