Amor

13

Ene'21

¿Quieres tanto a tu bebé que te dan ganas de morderle y abrazarlo fuerte? Tiene una explicación científica

Seguro que en más de una ocasión te ha pasado: tienes a tu peque en brazos y en un arrebato de felicidad te han dado ganas de achuchar al bebé o darle un mordisco en sus papitos, o en su barrigota prominente (o en el culo), o lo has abrazado un poco más fuerte de lo que parecería aconsejable.

Leer Más