• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

¿Son saludables los desayunos que implementan en los coles?

Por qué lo de marcar el desayuno suele ser una mala estrategia

Llevamos casi dos meses de colegio y la mayoría de niños y niñas se han hecho ya a las dinámicas del día a día, y nosotros, madres y padres, a las de prepararles cada mañana el desayuno (o almuerzo) para el rato en el que salen al patio.

Un desayuno que en muchos centros es libre (cada madre y padre pone lo que quiere), en otros está acotado a ciertos alimentos y en ocasiones está directamente marcado. Es lo que yo llamo “El desayuno preestablecido”, que muchos coles llaman “desayuno saludable”, aunque no podamos estar muy de acuerdo con esta definición.

Aunque en principio puede parecer que la idea de preestablecer un desayuno igual para todos los niños es una buena manera de que desayunen de manera saludable, la realidad es que el método es cuestionable, porque no siempre logra el objetivo.

Cómo tiene que ser un desayuno saludable

Para empezar, vamos a partir de una base y dejar claro desde el principio, para que no perdamos el norte, que:

  • El principal alimento que los niños (y adultos) deben tomar en la media mañana es “la fruta”.
  • El principal problema que nos encontramos en lo que llevan los niños al recreo es que abusan de los alimentos ultraprocesados, la bollería industrial, los lácteos y zumos azucarados.
  • Para beber un niño necesita agua.

Son muchas las familias que ya siguen estas tres indicaciones y que, por ello, no necesitan que se les marque en modo alguno el desayuno que tienen que llevar sus peques.

Pero como son muchas las que no lo hacen y los centros sí están preestableciendo desayunos, vamos a ver si esta propuesta  de “desayuno saludable”, realmente sirve para que los niños coman mejor, o si podrían establecer otra norma/recomendación mucho más eficaz.

El día de la fruta, el día del bocata, el día…

Cuando un centro decide marcar los alimentos en un cuadrante, con alimentos fijos, está provocando cambios en familias que ya lo estaban haciendo bien, y familias que tienen buenos hábitos alimentarios tienen que dar un paso atrás.

Muchos años y meses de educación alimentaria para acostumbrar a sus hijos a comer fruta a diario para que de pronto venga el cole y diga que fruta solo un día, o dos (el resto bocadillos, lácteos, galletas, etc.).

Si el objetivo inicial de esta recomendación era “fomentar un correcto hábito” ya vamos mal. Además de que estamos partiendo de una base incorrecta, ya que un correcto hábito sería comer siempre fruta en la media mañana.

¿Y si no tienen el hábito de comer fruta?

 

Descubre qué meriendas y desayunos saludables puedes darle a tus peques con el Seminario Online “¿Qué le doy de merienda?”

 

En contraposición al caso anterior nos encontramos con muchas familias donde tomar fruta a media mañana no es costumbre, o quizás es que a la niña no le gusta la fruta. Veamos que ocurre en estos casos:

Si no tiene costumbre

Si nos encontramos ante un niño en cuya familia no hay costumbre de tomar fruta, pero oye, si le das fruta se la come estupendamente, lo que habría que hacer es instar a que coma fruta a diario, como las recomendaciones de salud establecen, y no solo un día a la semana, ya que un solo día es insuficiente. Aprovechemos que le gusta e introduzcámosla más días.

Si no le gusta

Si no le gusta, lo que puede ocurrir son dos cosas: o bien que la familia le mande fruta para el recreo y este no se la coma, o bien que en vez de fruta se lleve para el recreo uno de estos productos de fruta que venden como sustitutos de la fruta pero que para nada los son o bien un brick de fruta envasada.

Por tanto, en este sentido, poco aumento del consumo de frutas logramos.

El resto de días tampoco mejora

Pero no sólo preocupa este día (el hecho de que estemos fallando en el consumo de frutas, que se queda corto), lo que también preocupa es lo que ocurre el resto de los días. Volvamos a analizar lo que pasa en diferentes familias:

En la familia que comía fruta a diario

La familia que tenía por costumbre ofrecer fruta a sus hijos siempre en la media mañana se ve obligada en cierta manera a mandarle a sus hijos otra cosa, porque todos van a llevar galletas el martes o bocadillo el miércoles.

Y aunque ellos traten de hacer un bocadillo saludable con pan integral, tomate y queso con un vaso de leche, siempre la fruta será mejor opción, así que flaco favor estamos haciendo a estas familias con estas recomendaciones de “desayuno saludable”.

En la familia que no come fruta

En la mayoría de los casos recurren al bocadillo convencional de embutido, chorizo, jamón de york y queso… acompañado de un lácteo

¿Y cuál es el lácteo que más se consume en los recreos? ¿La leche? Hum, no. Basta con dar una vuelta por las papeleras de los coles o parques para encontrarlas repletas de envases de zumos azucarados, de los de fruta con leche.

También podrían llevar leche sin más, o queso… pero lo cierto es que la mayoría escoge el batido, porque al niño le gusta más, porque es más cómodo… con el añadido de que si llevan leche a solas probablemente estamos delante de una de las familias que hubiera puesto fruta si les hubieran dejado elegir.

Nos estamos equivocando

Si el problema principal es que los niños consumen productos azucarados y ultraprocesados en el recreo, esta recomendación no sirve. No funciona. Es insuficiente. Un niño que está acostumbrado a tomar azúcar en el recreo, hará las siguiente elecciones:

  • Cuando el cole recomiende llevar “lácteo”, sin más, damos pie al consumo de batidos (y es lo que llevará la mayoría).
  • Al poner “fruta” muchas familias mandarán la fruta triturada de chupar o un zumo de fruta envasado a sus hijos pensando que sustituye a una pieza de fruta.
  • Al marcar “bocadillo” lo pueden rellenar de nocilla, chorizo, y con un pan blanco de mala calidad.
  • Al poner “galletas” la mayoría vendrá con un paquete de galletas “dinosaurio”, ”oreo” o “mini chips ahoy”.
  • Y el día “libre” comerán lo que más les guste, que en gran cantidad de casos serán galletas o bollería.

Es decir, no estaremos solucionando para nada el problema de la cantidad de productos ultraprocesados y azucarados que se consumen en los recreos y no estaremos aumentando apenas el consumo de frutas en estos niños, con al agravante de que sí estaremos disminuyendo bastante el de otros niños que ya tenían la sana costumbre de desayunar fruta en el colegio.

A todo esto hay que sumarle que cada familia tiene hábitos diferentes y que poner cada día un desayuno distinto no tiene mucho sentido cuando la realidad es que la mayoría de los niños suelen desayunar en casa cada día lo mismo, por ejemplo, un vaso de leche, una tostada y fruta.

¿Qué hacemos entonces el día que toca llevar bocata y lácteo? ¿No le doy el vaso de leche en casa ni tostada porque la va a tomar luego? Este cambio no todos los niños lo llevan bien, así que es mejor dejar que las familias se organicen.

¿Entonces qué deberían hacer los colegios?

 

Desayunos Colegio

 

Si realmente quieren promover buenos hábitos alimentarios y erradicar la bollería y productos azucarados lo que deberían hacer simplemente es crear una nota como por ejemplo la siguiente (que si queréis podéis copiar y utilizar en vuestro centro, o descargar en doc para editar):

Queridas familias

Desde este colegio queremos promover un correcto hábito alimentario en nuestro alumnado.

Los alumnos pueden traer para comer en el recreo cualquier alimento que deseen a excepción de:

  • Bollería (entiéndase por bollería galletas, donuts, magdalenas, palmeras, hojaldres, pastelitos, bollycao, bizcochos).
  • Productos azucarados como:
    • Lácteos azucarados (batidos azucarados, yogures azucarados, yogures líquidos azucarados, nocilla, nutella y similares)
    • Zumos o triturados de fruta envasada (bricks de zumos o la llamada “fruta de chupar”)
    • Chucherías
  • Snacks salados (tipo patatas fritas, gusanitos, aspitos)

Os recordamos que para beber lo único que los alumnos necesitan es agua. Y que el alimento recomendable para traer a diario es la fruta.

Si lo desean pueden coger más ideas de variar algún día el desayuno, echando un vistazo a este seminario online, aunque volvemos a recordar y rogar que traigan la mayor cantidad de días posible “fruta”.

Y por qué no, si queremos que la gente tome más conciencia sobre cómo debe ser el desayuno de los niños, lleven a un Dietista-Nutricionista a principio de curso a dar una charla para los padres donde les asesore al respecto, pudiendo así incluir por ejemplo la siguiente frase:

Asimismo, os recomendamos asistir a la charla que el día xx/xx/xx el/la Dietista-Nutricionista XXXXXXXX impartirá para las familias del colegio en nuestro salón xxxxx donde explicará con detalle cómo debe ser la alimentación de vuestros hijos y hablará del porqué es tan importante reducir el consumo de los productos que desaconsejamos y aumentar el consumo de frutas, dando a su vez muchas sugerencias para el desayuno.

Así sí conseguiremos mejorar los hábitos del alumnado y de nuestros hijos.

Por tanto, animo a todos los colegios a olvidarse del llamado “desayuno saludable” que en la mayoría de los casos no lo es, y a fomentar el cambio de hábitos de la forma que he explicado aumentando el consumo de fruta y reduciendo el consumo de alimentos ultraprocesados, haciendo tomar conciencia a las familias de por qué esos productos ricos en azúcares y grasas nocivas no son recomendables.

Así los niños que comen mal, comerán mejor, y los que suelen comer fruta cada mañana podrán seguir haciéndolo.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


Esto no es todo. Un Grupo de apoyo virtual y Seminarios Online gratuitos te están esperando si te unes a la Tribu "CSC"


Más Información

2 comentarios en "¿Son saludables los desayunos que implementan en los coles?"

  1. En el cole de mi peque solo se desayuna fruta. Cada niño lleva una pieza de fruta, luego se cortan y sirven en bandejas para que todos coman cualquier fruta no solo la que han traido.
    Mi peque no queria ni oler la fruta a mediados de curso empezo a aceptar las fresas, aun año mas tarde come dentro de un corto abanico de opciones de fruta, pero incluso me la pide fuera del cole, por lo que, aunque come poco, estoy contenta con este avance que ha hecho gracias al cole

  2. En el colegio de mis hijos hubo una charla sobre alimentación saludable, me fue imposible asistir, de todas formas me he informado por mi cuenta, te sigo, sigo a Julio Basulto, Carlos González… Al día siguiente mi hija salió con una ficha que habían hecho sobre desayuno saludable e incluía galletas, zumo… 🤦

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.