Silvia Guijarro: «Sigue existiendo un sector muy amplio de la sociedad que perpetúa un sistema adultista en el que la infancia no es tenida en cuenta»

La Disciplina Positiva es un modelo educativo basado en el autorespeto y el respeto a la infancia

Artículo publicado el 10 Dic 2020 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 11 septiembre, 2021

La Disciplina Positiva es un modelo educativo para entender el comportamiento de los niños y las niñas que ayuda a los adultos a abordar la actitud infantil y guiar a los peques en su camino. Siempre de forma positiva y afectiva, pero firme y respetuosa tanto para el niño como para el adulto. Nació en los años 20 y se desarrolló en los 80. En la actualidad, se ha comprobado que esta manera de educar conlleva muchos beneficios para toda la familia.

La Disciplina Positiva se basa en la comunicación, el amor, el entendimiento y la empatía. El objetivo de sus fundamentos es conseguir disfrutar de unas relaciones familiares llenas de armonía y dar herramientas a las familias para entender el comportamiento de sus hijos e hijas (incluso cuando no es adecuado) y reconducirlo con respeto, sin luchas de poder y siempre de forma positiva.

Es un enfoque que no incluye ni el control excesivo ni la permisividad. Se basa en el respeto mutuo y la colaboración, todo con la intención de enseñar a los niños y niñas principios, valores y competencias básicas para la vida.

Silvia Guijarro es educadora de Disciplina Positiva. También es madre de dos hijos y maestra de Educación Primaria. Toda su vida profesional ha estado relacionada con los niños y niñas. Su alumnado comprende las edades entre 6 y 12 años, y presta especial atención a la educación emocional en esta etapa. En 2013 fue madre por primera vez y la maternidad, además de ser una experiencia transformadora, fue para ella un impulso para seguir formándose en diferentes pedagogías y formas respetuosas de crianza.

Forma parte del equipo de Criar con Sentido Común y aporta su experiencia y asesoramiento en la Tribu CSC, donde ofrece a las familias miembro herramientas para disfrutar de la crianza y educar desde el respeto, con firmeza y amabilidad al mismo tiempo. También presta asesoramiento en consulta online. Hoy hablamos con ella de Disciplina Positiva.

P: ¿Llegaste a la Disciplina Positiva como mamá o como profesora?

R: Como mamá. Siempre había tenido claro que no quería repetir los patrones del autoritarismo con la infancia, en general. Pero al quedarme embarazada llegó la revolución en cuanto a la búsqueda de referentes en modelos educativos respetuosos.

No quería repetir los patrones del autoritarismo con la infancia

P: ¿Cómo fue esa primera toma de contacto?

R: Pues fue como terminar un puzzle. Yo ya había leído varios libros sobre crianza respetuosa y estaba criando a mi hija siguiendo muchas de las ideas que había leído, pero sobre todo, siguiendo mi propio instinto y mi propia idea sobre lo que era la crianza respetuosa. Buscando información en internet llegué a la web de la asociación española de Disciplina Positiva y vi que Bibiana Infante venía a Sevilla a hacer una certificación internacional de Disciplina Positiva para familias. Ese fin de semana fue absolutamente revelador. Me sirvió para poner en orden todas esas ideas que ya estaba llevando a la práctica de forma intuitiva y para afianzarme mucho más en mi decisión de acompañar a mis hijos desde el respeto. De repente, todas las piezas del puzzle encajaron y decidí allí mismo que quería compartir con más familias esta filosofía de vida.

La Disciplina Positiva me sirvió para poner en orden todas esas ideas que ya estaba llevando a la práctica de forma intuitiva y para afianzarme mucho más en mi decisión de acompañar a mis hijos desde el respeto

P: ¿Qué te enamoró de la Disciplina Positiva?

R: La sencillez con la que dos palabras lo cambian todo. Amabilidad y firmeza. El concepto de equilibrio que representa el respeto mutuo es algo que te cambia la vida en todos los sentidos. Estamos acostumbrados a vivir dando bandazos entre los extremos, como si tuviéramos que elegir entre ser firmes y desagradables o amables y permisivas. Entender que podemos decir no y mantenernos firmes en nuestra decisión siendo amables y validando las emociones de nuestros hijos es algo que verdaderamente puede hacer la diferencia en nuestro día a día. 

Dos palabras lo cambian todo: Amabilidad y Firmeza. El concepto de equilibrio que representa el respeto mutuo es algo que te cambia la vida en todos los sentidos

P: ¿Qué destacarías de ella?

R: Que es capaz de girar el foco y centrar la atención en las personas adultas. La mayoría de los métodos educativos se centran en analizar las conductas infantiles y proponer estrategias para modificar las que resultan incómodas. La Disciplina Positiva, además de mirar más allá de la conducta, se centra en acompañar a las familias para poder afrontar un reto como la crianza desde el autoconocimiento y el crecimiento personal.

La Disciplina Positiva se centra en acompañar a las familias para poder afrontar un reto como la crianza desde el autoconocimiento y el crecimiento personal

P: ¿En qué parcela de tu vida la encuentras más útil? ¿En casa o en el cole? ¿Con quién es más fácil aplicarla: hijos/as o alumnos/as?

R: En todas. La Disciplina Positiva, para mí, es una filosofía de vida, una forma de ser y estar en el mundo. El respeto mutuo es algo que no solo podemos aplicar con la infancia. Tiene que ver con la asertividad, con ser capaces de expresar nuestras necesidades con respeto y empatía, con la capacidad de escucha y de observación, con la autorregulación emocional… 

La Disciplina Positiva es una filosofía de vida, una forma de ser y estar en el mundo

En mi caso, en cuanto a la infancia, me resulta más fácil ponerla en práctica con mis hijos porque hay menos interferencias. En la escuela, como en la sociedad, hay mucha imposición adultista pero me gusta el reto de crear un espacio seguro en el aula donde dar voz al alumnado y acompañarles una etapa tan importante de sus vidas desde la escucha. En las reuniones de clase vivimos momentos mágicos que confío en que les acompañarán siempre. 

Me gusta el reto de crear un espacio seguro en el aula donde dar voz al alumnado y acompañarles una etapa tan importante de sus vidas desde la escucha

P: ¿Crees que las familias tienen una idea muy distinta de lo que supone educar a los hijos e hijas?

R: Sigue habiendo mucho miedo a perder el control, mucha necesidad de controlar absolutamente todo para que no se nos vaya de las manos, muchas luchas de poder para demostrar que estamos al mando… La educación tradicional entiende la crianza como modelar una obra de arcilla a la que podemos dar forma a nuestro antojo. Desde la Disciplina Positiva, la educación es algo parecido a cuidar una planta. Debemos descubrir cuáles son sus necesidades para poder ofrecerles todo lo que precisan para crecer y florecer desarrollando toda su belleza y su potencial. Pero no nos corresponde decidir el color de las flores o el ritmo de crecimiento. Solo podemos hacer nuestra parte y confiar en el proceso.

Sigue habiendo mucho miedo a perder el control, mucha necesidad de controlar absolutamente todo, muchas luchas de poder para demostrar que estamos al mando

P: Como madre, pero sobre todo como profesora, ¿crees que nadas a contracorriente?

R: Sí. Como madre no tengo necesidad de coordinarme con nadie más que con mi pareja; la sociedad presiona pero cuando lo tienes claro te pones el chubasquero y todo resbala. Sin embargo, en la escuela, la necesidad de coordinación con todo el equipo docente y de unificar una misma línea metodológica de centro, hace que la cosa se complique. Afortunadamente, cada vez hay más conciencia y tengo la suerte de trabajar mano a mano con compañeras que comparten las mismas inquietudes, pero la sensación de nadar a contracorriente en la escuela siempre está presente y supone un desgaste emocional importante. 

La sociedad presiona pero cuando lo tienes claro te pones el chubasquero y todo resbala

P: ¿Hay más concienciación sobre lo que supone una pa-maternidad consciente? ¿Nos cuestionamos más ahora la forma de hacer las cosas con nuestros/as hijos/as? 

R: Afortunadamente sí, cada vez somos más las familias que apostamos por dar un trato respetuoso a la infancia y que nos preocupamos por buscar la manera y ser parte del cambio. Aún así, sigue existiendo un sector muy amplio de la sociedad que perpetúa un sistema adultista en el que la infancia no es tenida en cuenta. Lo estamos viendo durante la pandemia, en muchos aspectos, la infancia ha sido la gran olvidada.

Sigue existiendo un sector muy amplio de la sociedad que perpetúa un sistema adultista en el que la infancia no es tenida en cuenta

Sin embargo, algo que hace unas décadas hubiese pasado completamente desapercibido, en esta ocasión ha suscitado que muchas voces se alcen llamando la atención sobre la importancia de dar un trato justo y respetuoso a niñas y niños. Así que sí, estos cambios tan profundos no se hacen en dos días, pero cada vez hay más personas viviendo su maternidad o paternidad de manera más consciente. 

Muchas voces se alzan llamando la atención sobre la importancia de dar un trato justo y respetuoso a niñas y niños. Cada vez hay más personas viviendo su maternidad o paternidad de manera más consciente

P: ¿Crees que es porque existen más recursos o estos existen como respuesta a una demanda de las familias modernas?

R: ¿Qué fue antes? ¿El huevo o la gallina? Pues creo que van de la mano y es el resultado del avance de la sociedad. Hay muchas familias que quieren cambiar el modelo educativo y no saben cómo hacerlo y, en esos casos, son muy útiles los recursos que nos ofrecen algunas corrientes, como la Disciplina Positiva.

Hay muchas familias que quieren cambiar el modelo educativo y no saben cómo hacerlo y, en esos casos, son muy útiles los recursos que nos ofrecen algunas corrientes, como la Disciplina Positiva

Al mismo tiempo, estos recursos existen porque ya hubo gente que se planteó esta necesidad hace décadas. Así que es una suerte poder aprovechar esa experiencia y esos recursos que nos han legado las generaciones anteriores que ya apostaron por una educación respetuosa. 

 

Descubre cómo educar con respeto mediante la disciplina positiva en nuestro Curso Online «Educación Respetuosa y Disciplina Positiva»

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Educación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Educación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Silvia Guijarro: "Sigue existiendo un sector muy amplio de la sociedad que perpetúa un sistema adultista en el que la infancia no es tenida en cuenta""

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube