Principales causas de las visitas de los niños al dentista

La prevención es vital para detectar y corregir a tiempo los problemas bucodentales de los más pequeños

Aunque cada vez se presta más atención a la salud bucodental de los pequeños, a menudo a los padres les cuesta identificar los problemas bucodentales de sus hijos. En este post te enseñamos a identificarlos para que sepas cuándo es conveniente consultar a un profesional. Estas son las principales causas de las visitas de los niños al dentista.

¿Sabemos identificar los problemas bucodentales de nuestros hijos?

Si nos atenemos a los datos publicados por el Libro Blanco de la Odontología, editado por el órgano de representación de todos los dentistas de España, en 2015, nos encontramos que ante la pregunta: “De los posibles problemas dentales que un niño puede tener en la boca, ¿tiene su hijo actualmente alguno de estos que le cito?».

La respuesta, para niños de 2 a 6 años, es impresionante: el 100% de los encuestados, todos, absolutamente todos, dijeron que “ninguno”. Los padres no ven la necesidad. No saben identificar una caries ni una alteración en el crecimiento de la boca. Tampoco tienen porqué, lógicamente.

 

 

Esto contrasta con la realidad que nos encontramos en consulta todos los días, donde destaca la elevada cantidad de niños con caries, no solo ya en dientes de leche, sino en bebés que apenas tienen piezas erupcionadas.

Mejor prevenir, que curar

Mi experiencia va cambiando con los años. Creo que en muy poco tiempo se ha notado que empieza a haber un poco más de conciencia respecto a la salud bucodental de los más pequeños. También es verdad que cada vez hay más interés en los propios odontopediatras por asistir a cursos, congresos y jornadas de actualización específicas sobre odontología para bebés.

 

 

La educación de los dentistas redunda, como debe ser, en una mayor concienciación de la población. Somos agentes de salud y nuestra primera obligación es divulgar respecto a cuestiones de salud bucodental, hacer educación sanitaria. Así pues, cada vez toman más relevancia las consultas preventivas. Pero ¿cuáles son las causas más habituales de consulta?

Principales causas de las visitas de los niños al dentista

Los padres han visto algo “raro”. Esto es bastante frecuente. Esto “raro” en un elevadísimo porcentaje son CARIES. Lo que pasa es que sigue primando la idea de que una caries es un agujero negro en una muela, pero eso ya es una caries muy avanzada.

En muchísimas ocasiones (y es más frecuente cuanto más pequeño es el niño), la caries se manifiesta como una mancha blanca, una erosión, una rendija o una irregularidad en el esmalte de color amarillo o anaranjado. Muchos padres (y también muchos pediatras) confunden esto con “sarro”, “descalcificación” u otras cosas. O peor aún, lo han consultado con un profesional y les ha dicho que “no es nada”.

También es verdad que esto “raro” en bastantes ocasiones es algo normal o variaciones de la normalidad, solo que los padres no están habituados a verlo, no lo conocen y prefieren salir de dudas. Típico lo de “mi niño tiene los dientes de arriba separados”, por ejemplo. Es la causa más frecuente en los últimos tiempos y la que más me gusta: la prevención, el “queremos comprobar que está bien” y “queremos que nos enseñes a cepillarle”. Un verdadero regalo.

 

 

Asimismo, también cada vez más, acuden a consulta pacientes con problemas respiratorios. Los “mi niño ronca, respira por la boca, a veces hace apneas, tiene los dientes de arriba muy hacia fuera, está siempre cansado, come mal”, etc., empiezan a ganar posiciones en esta lista. Por fortuna, vamos tomando cada vez más conciencia de que una mala respiración afecta en muchísimas áreas de la salud, y por supuesto también en la boca, que está en íntima relación con la nariz.

Los traumatismos son una causa de consulta muchísimo menos frecuente que las anteriores, afortunadamente. También es verdad que muchos de esos “se le ha roto un diente” que al principio se pueda pensar que es un traumatismo puro y duro, son en realidad fracturas debidas a la caries: dientes que van perdiendo estructura, que se van rompiendo. Los padres no saben, no recuerdan cuándo se rompió el diente. Desde luego en un traumatismo normal, los padres tienen perfecto recuerdo de cómo se cayó o con qué se golpeó la boca el niño.

Los traumatismos más importantes, con más secuelas, son los que tienen lugar sobre los 8-10 años, que afectan directamente a los dientes definitivos y requerirán tratamientos y revisiones durante muchísimos años. Por suerte, la biología del niño pequeño está más que preparada para que los accidentes y traumatismos de los dientes de delante evolucionen, en general, muy satisfactoriamente, sin implicar al desarrollo de los definitivos.

¡Los bebés también van al dentista!

Es muy frecuente que la familia traiga al bebé por una revisión creyendo que “no tiene nada” y que el bebé sí tenga algo. En general, y no podía ser de otra forma en odontología, cuanto antes se diagnostica una enfermedad, más fácil es el tratamiento. También más corto, de menor coste y con mejor pronóstico.

En niños pequeños, desde bebés, podemos encontrar alteraciones que dificultan el crecimiento normal del paciente. Desde un frenillo lingual corto que impide una correcta lactancia, hasta una mordida cruzada o cualquier otra maloclusión, que no es más que la manifestación de un crecimiento anómalo de los maxilares.

 

Descubre todo lo que debes saber para cuidar correctamente de la salud bucodental de tu bebé con el Seminario Online «El Cuidado de los dientes»

 

Esto sorprende a los padres, ya que puede ser que vean dientes muy alineados, pero no se dan cuenta de que cuando el niño cierra, tuerce la boca para un lado. O niños que comen “bien”, pero que cuando de hecho los ves comer, lo hacen sistemáticamente con la boca abierta, masticando poco, deprisa y engullendo. También hay padres cada vez más conscientes de estas situaciones y que te preguntan “si el niño muerde bien”.

Para los odontólogos es muy satisfactorio que los padres cada vez sean más conscientes de todo esto, y que nos frían a preguntas. Eso significa que hay interés, que hay dudas, que hay ganas de resolverlas, que hay ganas de trabajar en conjunto. Es la mejor garantía de que todo irá todo lo bien que tiene que ir.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Principales causas de las visitas de los niños al dentista"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube