10 preguntas frecuentes sobre el verano del bebé recién nacido

Si acabas de tener un bebé o nacerá en estos días, seguro que te has hecho alguna de estas preguntas

La mayoría de madres y padres que tienen un bebé en época estival se hacen las mismas preguntas sobre cómo afrontar el verano (y las vacaciones) con un recién nacido. Por eso en este post te resolvemos las 10 preguntas más frecuentes sobre el recién nacido en verano.

La estación del verano se caracteriza por una mayor intensidad de calor y el sol. Además, muchas familias tienen vacaciones en esta época y esto implica generalmente viajar para ir a la playa o a la piscina. Un bebé recién nacido precisa de unos cuidados especiales y en verano hay ciertas cuestiones que inquietan especialmente.

1. ¿Debemos ponerle manga larga al recién nacido en verano?

No. Durante las primeras horas de vida, mientras todavía os encontráis en el hospital, el recién nacido no es capaz de regular su temperatura corporal adecuadamente, entonces sí sería necesario ponerle una capa de ropa más. Aunque si va a estar encima de mamá o papá, practicando piel con piel, toda la ropa sobra.

 

 

Pasadas las primeras 24 horas el recién nacido ya debería termoregularse bien solo. Así que si hace calor, el bebé va a tener calor. Quizás no al mismo nivel que un adulto que se mueve constantemente, pero en verano la temperatura sube mucho y no hay que abrigar en exceso al recién nacido.

De hecho, podría ser contraproducente ya que el exceso de abrigo aumenta el riesgo de muerte súbita, favorece la aparición de sudamina e incluso hay riesgo de deshidratación. A un recién nacido en verano hay que ponerle ropa fresca y holgada, con tejidos naturales y colores claros. Nada de manoplas ni calcetines, aunque tenga las manos y los pies fríos, y tampoco manga larga.

2. ¿Se puede usar el aire acondicionado con un recién nacido en casa?

Sí. Recuerda que tu bebé también tiene calor y que el exceso de sudor puede ser malo también para él. Así que en aquellos lugares y en esas horas en las que hace tantísimo calor, es casi imposible no refrescar la casa con aire acondicionado o ventilador. Si tenemos un recién nacido simplemente hay que tomar algunas precauciones, como no exponerle al chorro directo del aire, evitar los cambios bruscos de temperatura y no pasarnos con la temperatura y hacerles pasar frío.

 

 

Lo ideal es una temperatura entre 23 y 26 grados, pero si el peque está dormido y logramos un ambiente fresco, podemos ponerle una muselina ligera encima. Y también, según explica la fisioterapeuta respiratoria del equipo de Criar con Sentido Común, Anna Ferran, en este otro post, deberíamos controlar la humedad relativa y mantenerla entre el 40 y el 60%.

3. ¿Podemos bañar a un bebé de un mes en la playa o la piscina?

Sí. Y esta respuesta siempre sorprende, ya que algunas recomendaciones indican esperar un poco más. Sin embargo, tomando ciertas precauciones, no hay problema en darle un bañito a tu recién nacido en la playa o en la piscina. En este último caso, es mejor si es de agua salada y que no lleve cloro. Y siempre debemos vigilar que el agua no esté excesivamente fría, introducirlo progresivamente y que sea un baño breve.

 

 

Al salir del agua es conveniente aclarar y secar bien su delicada piel, al igual que en el baño en casa, para evitar irritaciones sobre todo en la zona del pañal. Evidentemente, si el bebé es tan pequeño que todavía mantiene los restos del cordón umbilical, no debemos sumergirlo en ningún caso para así cuidar correctamente el ombligo.

4. ¿Le puede dar el sol a un recién nacido?

No, al menos no en la mayor parte del tiempo durante el verano. Y es que en esta estación los rayos solares son especialmente dañinos para la delicada piel del bebé, por muy necesaria que sea la exposición al sol para la vitamina D. Es uno de los motivos por los que es necesario suplementar con vitamina D durante los primeros meses de vida. Claridad sí, exposición directa no. Sobre todo en verano y antes de los seis meses.

 

recién nacido verano

 

Así que si quieres ir a la playa o la piscina evita las horas centrales del día y protege bien al recién nacido de los rayos solares con medidas físicas. Hay sombrillas cuyo tejido bloquea en gran medida los rayos UV, así que lo más recomendable sería escoger esas. Pero incluso así, mejor pasar solo un ratito con un bebé tan pequeño.  

5. ¿Qué crema solar le ponemos a un bebé de un mes?

Ninguna. Este es uno de los motivos para no exponer a los bebés al sol del verano, y es que no se deberían usar protectores solares en recién nacidos. De hecho, cuantas menos cremas pongamos en su piel, mejor. Así que eso de embadurnarles en crema hidratante desde que nacen tras el baño, incluida la zona del pañal, no es necesario si no hay ningún problema cutáneo. 

 

Aprende cómo elegir la mejor protección solar, prevenir las picaduras, hidratar, bañar, vestir y alimentar a tu peque en los meses más cálidos del año con el Seminario Online «Prepárate para el verano»

 

Si, inevitablemente, le va a dar el sol, además de las medidas físicas como un gorrito y la ropa, podríamos usar puntualmente un filtro mineral ya que no se absorbe por la piel y actúa reflejando la luz solar.

6. ¿Cuál es el mejor repelente de mosquitos para un recién nacido?

Para proteger a un bebé de las picaduras de mosquitos hay que tomar medidas físicas. Los repelentes no están indicados en recién nacidos, aunque en zonas con riesgo de transmisión de enfermedades se puede emplear DEET (pero no en menores de dos meses), tal y como indica la dermatóloga Mónica Roncero.

Así que lo mejor es evitar las horas y los lugares con mayor concentración de mosquitos (por ejemplo, el campo o cerca de los ríos al anochecer) y protegerles con la ropa y mosquiteras. Las hay adaptadas a los carritos y además se pueden impregnar en permetrina.  

7. ¿Tengo que darle agua a un recién nacido si hace mucho calor?

No. Por mucho calor que haga en verano, los bebés hasta los seis meses solamente tienen que tomar leche, no necesitan beber agua. Ya sea materna o de fórmula, pero leche. Y es que gran parte de la composición de esta (tanto la materna como la artificial) es agua, por lo que le refresca e hidrata, pero también nutre.

 

 

Como estamos hablando de un recién nacido, no debemos esperar a que nos lo pida, hay que ofrecerle pecho o biberón para asegurar un mínimo de tomas. E incluso, si hace mucho calor, ofrecer todavía más, pero nunca obligar. Eso sí, en el caso de los biberones hay que comprobar que estén bien preparados: con la correcta proporción de agua y polvos indicada en la lata.

8. ¿Cómo portear a un recién nacido en verano?

Salvo en muy pocas ocasiones, puedes portear desde el nacimiento. Pero con las altas temperaturas del estío es necesario seguir algunos consejos para controlar el calor, además de evitar las horas centrales del día e ir siempre por la sombra. Si faltan árboles por tu zona de paseo, siempre puedes llevar contigo una pequeña sombrilla que os haga de parasol.

La ropa para portear debe ser fresca para ambos, pero el recién nacido tiene que llevar siempre también una capa de ropa para proteger la piel del sudor. Incluso puedes colocar una muselina entre ambos cuerpos. También hay que elegir un portabebé adecuado para el verano. Para recién nacidos lo mejor son aquellos que tengan una sola capa y de tejido fular como el bambú.

 

Descubre todo lo que puedes hacer para portear con comodidad en verano a recién nacidos y niños mayores en el Seminario Online «Porteo en verano»

 

9. ¿No pasará mucho calor el recién nacido en el capazo?

Podemos pensar que el bebé dentro del capazo del cochecito tendrá mucho calor y que es mejor llevarlo en silla o en el grupo 0, pero no. Debemos elegir un tejido transpirable para el capazo, y hay muchos que llevan incluso una rejilla que puede abrirse para controlar mejor la temperatura.

De todas formas, siempre hay que evitar las horas de más calor del día para salir a pasear. Dentro del capazo, si no porteáis, van a ir bien ya que su espalda no está preparada para la silla de paseo todavía, por muy reclinada que esté. El «huevito» o grupo 0  solo puede usarse para viajar, por lo que tampoco es una buena opción, aunque parezca que van más frescos ahí.

 

recién nacido verano

 

Y no recurráis a las típicas muselinas para tapar el capazo, con la visera es suficiente. Incluso existen unos toldos que se colocan sobre el capazo, pero dejan pasar el aire. El problema de la muselina es que tapa por completo la entrada de aire y se genera una especie de efecto invernadero que hace que incluso haga más calor dentro.

10. ¿Puedo viajar con un recién nacido?

Como poder, puedes viajar con un recién nacido. Pero, ¿de verdad lo necesitas? Hablamos de viajes largos que impliquen mucho desplazamiento y normalmente algo de estrés por salir de la rutina de casa y estar con más gente. Recuerda que es importante que nos adaptemos a las necesidades del bebé, en este caso un recién nacido que precisa calma y mucho tiempo con su mamá y papá a solas. Así que lo más importante es la flexibilidad.

 

 

Si viajas en coche no olvides parar cada poco tiempo, incluso antes de las dos horas que se recomienda generalmente para los adultos. Así evitaremos el riesgo de asfixia postural. La opción del avión debería descartarse con un recién nacido, por las infecciones que se propagan con más facilidad en espacios cerrados llenos de gente. 

Si tienes alguna duda más no resuelta, recuerda que en Criar con Sentido Común tienes más de 120 Cursos Online en los que poder encontrar respuestas. Además también tienes a los diferentes profesionales que participan cada día en la Tribu CSC para consultarles.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Bebé recién nacido?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Bebé recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "10 preguntas frecuentes sobre el verano del bebé recién nacido"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube