¿Por qué los niños contagian mucho menos la Covid?

La combinación de múltiples factores hace que los niños se contagien menos y presenten síntomas más leves

¿Los niños pueden ser transmisores del Covid-19? Sí, pero en menor grado que los adultos, porque también se contagian mucho menos.

Los niños contagian menos niños y también son menos propensos a infectarse

Sabemos que los niños pequeños son menos susceptibles de infectarse por el SARS COV 2, causante de la Covid-19. Incluso pequeños que han convivido estrechamente con varios miembros de la familia afectados no han presentado ningún síntoma ni se han infectado, al menos aparentemente.

También se han constatado muchos casos en los que los niños desarrollan síntomas leves con pruebas PCR negativas y posteriormente se detectan anticuerpos contra el virus (contagiándose hasta ocho veces más de lo que indican las pruebas), confirmando que efectivamente habían pasado la enfermedad durante esos días que estuvieron con síntomas.

 

 

De hecho, aproximadamente tres de cada 10 niños que conviven con algún familiar que ha desarrollado la enfermedad tienen también anticuerpos sin haber tenido una PCR positiva, incluso después de realizar la prueba en varias ocasiones.

No se conoce de forma fehaciente la causa de esta aparente resistencia a la infección pero se van acumulando nuevas pruebas que podrían explicar este curioso fenómeno. Parece ser que el sistema inmune de los niños está mejor preparado para eliminar virus nuevos que el de los adultos.

El sistema inmune de los niños responde mejor ante virus nuevos

El sistema inmune de los niños está preparado para responder a virus nuevos, ya que es normal que se enfrenten a ellos continuamente durante los primeros años de vida. Todos sabemos lo que sucede cuando empiezan a acudir a la guardería o a la escuela. Toses, mocos y diarreas los acompañarán durante meses hasta que se vayan inmunizando. Pero aunque están todo el curso escolar con algún síntoma, suelen ser cuadros leves que no requieren tratamiento y que no les impide seguir con su vida normal.

Esto sucede porque el sistema inmune de los niños, en cuanto detecta un virus nuevo, desarrolla un mecanismo de respuesta realmente rápido y efectivo que no da lugar a que el virus se replique y cause enfermedad. En el caso del SARS COV2, para que el virus sea detectado por las pruebas PCR o los test rápidos de antígenos, se requiere que el virus se encuentre en número suficiente.

 

 

Si solo hay una escasa cantidad de partículas virales en las mucosas, las pruebas no son capaces de detectarlas y se dan por negativas. Pero estos casos de falsos negativos realmente no suponen un riesgo de transmisión, porque esta escasa cantidad de virus tiene también muy bajo riesgo de contagio y no suponen un peligro para los contactos. Es otro de los motivos que explican por qué los niños contagian menos la enfermedad.

Incluso los niños que presentan el Síndrome Inflamatorio Multisistémico en respuesta a la infección por SARS COV 2 solo presentan una PCR positiva entre un 30 y un 50% de los casos. Este síndrome se caracteriza por síntomas muy similares a una sepsis, infección grave de la sangre que tiene una alta mortalidad y que se presenta con fiebre, manchas en la piel, ojos rojos; pero también dolor abdominal con vómitos y diarrea, dolor en el pecho, dificultad para respirar, decaimiento y tendencia al sueño. A pesar de la gravedad del proceso, con los cuidados necesarios los niños afectados suelen evolucionar bien

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online «¿Cuándo ir a urgencias?»

 

Eliminan el virus antes de que se haya replicado

También existe una diferencia entre el tipo de anticuerpos que desarrollan los niños respecto a los que desarrollan los adultos. Los niños producen mayoritariamente anticuerpos dirigidos contra la proteína de la espícula, que es la proteína que utiliza el virus para entrar en la célula; mientras que los adultos, además de estas proteínas desarrollan anticuerpos contra la proteína de la nucleocápside, una proteína del interior del virus que es esencial para la replicación viral.

Esta proteína solo se libera en cantidad suficiente como para generar la respuesta de anticuerpos cuando el virus está ampliamente distribuido por todo el organismo. El hecho de que los niños no desarrollen anticuerpos contra esta proteína de la nucleocápside sugiere que desarrollan una infección mucho menos generalizada que los adultos debido a que la respuesta inmune innata elimina el virus antes de que se haya replicado de forma importante.

 

 

Investigadores de la Universidad de Columbia en New York City, sugieren que los niños pueden neutralizar el virus de forma más eficiente debido a que sus células T, un tipo de células específicas del sistema inmune, no están aún entrenadas y tienen mayor capacidad de responder a virus nuevos.

Los niños contagian menos porque también se infectan menos y con menos gravedad

Otros factores que también se han sugerido como causa para estos cuadros más leves en niños es que los pequeños son el principal reservorio para los coronavirus estacionales que producen el resfriado común, y se ha sugerido que los anticuerpos desarrollados contra estos otros coronavirus podrían conferir cierta protección contra el SARS COV2, pero las evidencias en este sentido son contradictorias.

También se sabe que cuando los niños se exponen al virus, realmente pueden captar menor cantidad del mismo ya que tienen menos receptores de los que precisa el virus para acceder a las células de las vías respiratorias. Por lo que es lógico pensar que los niños contagian menos, porque también se contagian menos.

 

 

Aunque se empiezan a conocer algunos mecanismos por los cuales la Covid-19 afecta menos a los niños que a los adultos, no parece que exista una explicación única que sea capaz de encontrar la causa de esta protección natural que parecen presentar los más pequeños.

Más bien parece ser la combinación de múltiples factores la que hace que los niños adquieran la infección con menos frecuencia y sufran síntomas más leves cuando adquieren la enfermedad. De cualquier forma, si tienes alguna duda sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud de tus peques, te esperamos en la Tribu CSC.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Por qué los niños contagian mucho menos la Covid?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube