Nebulizadores: Cuándo sí, cuándo no y cómo usarlos

Se trata de un aparato médico que convierte los medicamentos líquidos o el suero en un vapor muy fino para poder inhalarlo

Aunque durante años se ha usado el nebulizador para limpiar los pulmones porque se pensaba que ayudaban a llevar la medicación más rápido al pulmón, los estudios demuestran que no es así. De hecho, los nebulizadores no mejoran la introducción a nivel pulmonar si los comparamos con el uso de medicación en cartuchos inhalados y cámaras espaciadoras. Entonces, ¿cuándo se recomienda usar nebulizador? ¿Se recomiendan los nebulizadores para niños o para tratar el asma?

¿Qué es un nebulizador?

Un nebulizador es un aparato médico que convierte los medicamentos líquidos o sueros salinos en un vapor muy fino para poder inhalarlo. Aunque durante mucho tiempo se creía que con los nebulizadores la medicación llegaba a los pulmones de forma más rápida y directa, los últimos estudios aseguran que la nebulización no es más efectiva, según la experta en fisioterapia cardiorrespiratoria, Anna Ferran, a la que podéis consultar online en la Tribu CSC. “De hecho, se necesita un mínimo de minutos para que la medicación entre por completo, y si hablamos de bebés o niños muy pequeños con dificultad para permanecer mucho tiempo quietos, pueden llegar a resultar más prácticos otros recursos“, explica

Un nebulizador está formado por un compresor (el encargado de transformar el líquido en aerosol); el kit nebulizador (donde se deposita el medicamento); y la mascarilla de nebulización o boquilla utilizada para que el enfermo inhale el aerosol.

 

Nebulizador para niños: ¿Cuándo se recomienda usar nebulizador?

 

Tipos de nebulizadores

Hay diferentes tipos de nebulizadores según el mecanismo que se use para convertir el líquido en aerosol:

  • Nebulizador con compresor o tipo Jet: Utiliza aire comprimido generado por un compresor eléctrico. Es muy eficiente, además del más barato y el más vendido. Su principal contra es que es muy ruidoso. Sirve para nebulizar broncodilatadores, antiinflamatorios, antibióticos y suero salino.
  • Nebulizador ultrasónico: Usa vibraciones de muy alta frecuencia para convertir el líquido en polvo. Son rápidos y permiten trabajar con gran cantidad de líquido, pero no se recomienda usarlo con medicamentos ya que las altas temperaturas que alcanzan con la vibración pueden alterar la medicación. Se usan para hidratar la vía respiratoria superior con suero hipertónico.
  • Nebulizador de malla: Consiste en una malla fina con orificios microscópicos que vibra a alta frecuencia. Es el más rápido y efectivo, además del más caro y requiere una limpieza constante. Se suelen utilizar para nebulizar broncodilatadores, antiinflamatorios, antibióticos y suero hipertónico.
  • Nebulizadores pulsátiles: es un nebulizador tipo jet que produce la nebulización de manera pulsátil, llegando a tratar zonas de la vía aérea superior como los senos. Solamente se usa en adultos.

Aunque los nebulizadores y los inhaladores tienen el mismo fin, tienen diferencias importantes. La principal es que el primero tarda unos 10-15 minutos (aunque los ultrasónicos y de malla pueden tardar menos) en dispensar la medicación y es necesario estar sentado hasta que se haya inhalado por completo.

 

Nebulizador para niños: ¿Cuándo se recomienda usar nebulizador?

 

Nebulizador: Para qué sirve

Los nebulizadores se pueden usar con enfermedades respiratorias como el asma o EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), aunque es cierto que en la actualidad se usan dispositivos de polvo seco o cartuchos presurizados y cámaras espaciadoras para tratar dichas enfermedades.

Además, es frecuente usarlo con suelo hipertónico para bebés y niños con enfermedades que producen hipersecreción bronquial, como las bronquitis, neumonías o bronquiolitis, para bajar la inflamación de las vías respiratorias y ayudar al posterior drenaje de las secreciones y los mocos.

Hay que tener en cuenta que en el caso de los niños, el uso de nebulizadores para suministrar la medicación se suele hacer en los hospitales o en los centros de atención primaria y no en casa.

¿Cuándo se recomienda usar nebulizador?

Los nebulizadores normalmente se pueden usar para administrar medicación, en el tratamiento del asma, la EPOC, la fibrosis quística y las bronquiectasias.

En ocasiones, se puede recomendar también para niños con infecciones respiratorias como la bronquiolitis, las bronquitis y las neumonías, no tanto para tratar la enfermedad (ya que no tiene tratamiento) sino para crear un choque osmótico en la mucosa de los bronquios. La sal del líquido nebulizado hace salir agua de la pared bronquial, dando más espacio para moverse a los cilios (las escombritas que nos ayudan a mantener los bronquios limpios).

También se pueden usar en casos de laringitis, pero con suero isotónico para evitar la tos irritativa que puede generar el suero hipertónico, y también se llega a usar en otitis, aunque en estos dos últimos casos, de momento, se desconoce su eficacia. Actualmente se están estudiando los efectos de nebulizadores pulsátiles para tratar afectaciones en los senos paranasales.

 

Descubre cómo ayudar a tu peque a respirar mejor con los consejos de una fisioterapeuta respiratoria en el Seminario Online “Mocos fuera”

 

Aunque históricamente se han usado los nebulizadores para aplicar medicación inhalada (viendo que es igual de eficaz aplicándola con sprays o polvos), en la actualidad su uso se centra sobre todo en aplicar antibióticos que solamente se pueden aplicar nebulizados y soluciones salinas para preparar el moco antes de aplicar técnicas de drenaje bronquial para hacer salir el exceso de mucosidad de los pulmones. También se están estudiando los efectos de sueros salinos con ácido hialurónico, actithiol y otros componentes, para ver cuáles son más eficaces según la enfermedad que se esté cursando.

¿Cuándo es necesario nebulizar a un niño?

Pero, ¿cuándo se debe usar un nebulizador? Según Anna Ferran,

“la razón más importante de usar un nebulizador para mí es para poner suero hipertónico previo al drenaje de secreciones. Se puede usar para nebulizar medicación, sí, pero los estudios actuales no dicen que sea mejor que hacerlo por separado. También se puede hacer sin drenaje posterior, aunque podría conllevar que no fuera del todo eficaz, que provoque efectos no deseados como tos irritativa o que baje la saturación de oxígeno”.

Por tanto, la experta en fisioterapia cardiorespiratoria de Criar con Sentido Común recomienda los nebulizadores en casos muy concretos y siempre bajo supervisión médica:

Nebulizar medicación no tiene ningún efecto añadido en cuanto al efecto de la medicación, pero nebulizar suero con sal sí que produce un choque osmótico que nos permite mejorar la movilidad del moco bronquial.

Pero este choque osmótico no hace que el moco desaparezca, sino que la sal hace salir agua de la pared bronquial inflamada, reduciendo un poco la inflamación y, sobre todo, da más espacio a los cilios (las escombritas que nos ayudan a mover los mocos hacia el exterior) para que puedan moverse mejor. Además, la sal es algo irritante y favorece la aparición de tos, ayudando a movilizar secreciones que ya estén cerca de la salida que también movilizará más secreciones.”

 

Nebulizador para niños: ¿Cuándo se recomienda usar nebulizador?

 

Nuestra especialista también advierte sobre cuándo es necesario nebulizar y cómo es correcto hacerlo:

Si hay poco moco la nebulización sí puede ayudar, (aunque si hay poca también se iría drenando sola sin ayuda seguramente), pero si hay mucho no es tan fácil y, de hecho, puede provocar que baje la saturación de oxígeno.

Si se hacen técnicas de drenaje bronquial después de las nebulizaciones sí que ayuda mucho porque las dos cosas suman, pero nebulizar sin drenar posteriormente puede hacer que la nebulización ayude a mover moco en cantidades importantes como para obstruir momentáneamente el paso del aire y disminuya la saturación de oxígeno. Por eso, los fisios nebulizamos casi siempre cuando hay patología con hipersecreción bronquial, pero siempre con auscultación pre y post a la nebulización y con monitoreo de la saturación para comprobar que esta se mantenga correcta.” 

También se ha descrito en la literatura que las nebulizaciones hipertónicas pueden provocar broncoespasmo, por lo que las primeras veces que se administra es buena idea que se haga en presencia de personal sanitario y que antes se pueda dar medicación broncodilatadora.

Así, los nebulizadores pueden ayudar mucho a personas con enfermedades con hipersecreción bronquial, pero no todas las enfermedades respiratorias necesitan nebulizar.

En el caso de los bebés y niños, cada vez más pediatras recomiendan nebulizador para niños en cuanto hay algo de moco. Sin embargo, Anna Ferran recuerda que no hay nada mejor para ello que las limpiezas nasales. Lo ideal es hacerlo al principio con personal sanitario (fisios respiratorios, pediatras o enfermeras) para ver la reacción tanto en saturación como en auscultación y luego si se quiere hacer a domicilio, que se aprenda a drenar secreciones a nivel bronquial.

 

Nebulizador para niños: ¿Cuándo se recomienda usar nebulizador?

 

Porque, insiste Anna Ferran, “la nebulización para mí es un acto previo a drenar las secreciones, ya que si hay mucho moco, la nebulización no lo va a quitar todo. Y si la nebulización por sí misma acaba con todo el moco, es que quizás no hacía falta hacerla porque el moco habría salido solo al cabo de unas horas”.

Y ¿qué pasa si me hago nebulizaciones y no las necesito? Ferran advierte: “La gente piensa que al tratarse de agua con sal es inocuo, pero nada más lejos de la realidad. Al usar nebulizadores, se busca un efecto en los bronquios. Y ese efecto no tiene por qué ser positivo en un primer momento”.

¿Cómo usar los nebulizadores?

Cada nebulizador funciona de forma diferente y, por ello, es fundamental que el médico que te haya recomendado usarlo te explique cómo hacerlo. De hecho, es probable que la primera vez lo realices bajo la supervisión de un sanitario.

Sin embargo, sí hay una serie de pasos básicos, como mantener una buena higiene para evitar que las bacterias o virus lleguen a las vías respiratorias. De hecho, uno de los mayores riesgos que conlleva el uso de nebulizadores es el de la infección pulmonar, por lo que la limpieza juega un papel clave para evitarla. Así, tras un buen lavado de manos, podemos preparar la nebulización justo antes de aplicarla, siendo muy precisos al llenar el recipiente con la dosis exacta del medicamento.

Una vez listo, es recomendable elegir un momento y lugar cómodos, y que el enfermo esté sentado y erguido. La mascarilla debe ajustarse bien a la cara o, en caso de tratarse de una boquilla, hay que sellar bien los labios. Es preferible usar boquillas a mascarillas ya que el líquido a nebulizar llegará más fácilmente a los pulmones.

 

 

¿Cuándo se nebuliza se respira por la boca o por la nariz? Al acercar la mascarilla o boquilla a la cara, es importante mantener el nebulizador en posición vertical y respirar por la boca lenta y profundamente haciendo apneas durante unos segundos. Durante el proceso no se debe hablar y, en el caso de los niños, hay que evitar que lloren ya que el llanto produce flujos de aire que hacen chocar más fácilmente las partículas nebulizadas contra los bronquios, llegando menos profundamente.

Aunque depende de cada dispositivo y de la dosis, el proceso puede durar entre 10 y 15 minutos.

Al terminar, en caso de haber usado medicación, es necesario lavar la boca con un colutorio (o dando de comer si la limpieza de dientes es complicada) para eliminar los restos de la medicación, aunque no es necesario si se ha nebulizado suero. En caso de haber usado mascarilla, también habría que lavar la cara y la nariz. Por último, es importante desmontar los diferentes componentes del nebulizador y proceder a su limpieza.

¿Cuántas veces al día se puede nebulizar? La frecuencia depende del propio enfermo, de su afectación y del tipo de líquido a nebulizar. Así, tu médico (si se trata de medicación) o tu fisioterapeuta (si se trata de nebulizar suero hipertónico para mejorar la movilización del moco) te indicará en cada caso la frecuencia ideal según el momento.

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

2 comentarios en "Nebulizadores: Cuándo sí, cuándo no y cómo usarlos"

  1. Tengo una cónsulta, ¿ es recomendable el uso denebulizadores para favorecer el lavado nasal diario de los bebés?

    Gracias.

    • Hola Estefanía,

      Gracias por escribirnos, el equipo de expertos de CSC no responde consultas en los comentarios a las entradas del blog, pero sí en la Tribu CSC. Te envío el enlace.

      Allí tienes a 17 profesionales a los/as que consultar tus dudas. Entre ellos la pediatra Gloria Colli y la fisioterapeuta respiratoria Anna Ferrán, además de más de 100 Cursos Online sobre salud materno-infantil y crianza respetuosa de los que puedes disfrutar de forma gratuita.

      ¡Tienes un mes gratis para probar y hacer consultas!

      https://www.criarconsentidocomun.com/prueba-gratis/?ref=8392

      Un saludo

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube