11 Mentiras del BLW que debes conocer

El mayor riesgo de atragantamiento o pensar que no puede comer por no tener dientes son las principales mentiras del BLW

Todo lo relacionado con el embarazo, la maternidad , la lactancia y la crianza de los hijos está rodeado de mitos y mentiras. La alimentación no iba a ser menos y el BLW no se escapa a ellos. Repasamos las 11 mentiras del BLW para que afrontes esta nueva etapa de tu bebé con la tranquilidad necesaria. 

No puedo hacer BLW porque mi hijo no tiene dientes

Seguro que si has avanzado que tu pequeño hará BLW cuando cumpla los seis meses, te has encontrado la misma reacción en más de una ocasión: «¡Pero si no tiene dientes, cómo le vas a ofrecer alimentos sólidos!».

La realidad es que sí pueden consumir alimentos sólidos. Lejos de lo que pueda parecer (y aunque hay niños que ya nacen con dientes), los bebés desarrollan habilidades para masticar y deglutir a pesar de no tener dientes

 

 

Así, tal y como explica la odontopediatra del equipo de Criar con Sentido Común, Irene Iglesias, los bebés pueden moler o exprimir los trozos de fruta con las encías, aplastarlos con la lengua, ablandar y envolver los alimentos con la saliva y tragar sin más problema. 

Puede comer cualquier tipo de alimento

Sí y no. De hecho, no solo es una de las mentiras del BLW, sino de la alimentación complementaria en general. Al cumplir los seis meses, podemos ofrecer a los niños cualquier alimento, a excepción de pescados de grandes dimensiones (como el atún o el emperador) por su alto contenido en mercurio, verduras de hoja verde como la espinaca o la acelga (para evitar el Síndrome del bebé azul) o los frutos secos enteros para eludir el riesgo de asfixia. 

 

Averigua en qué consiste la filosofía de alimentación autorregulada por el bebé o Baby-led Weaning y cómo presentarle al bebé alimentos seguros y saludables para que él mismo los coja con la manita y se los lleve a la boca con el Seminario Online «Trucos y recetas para un BLW seguro»

 

Además, hay alimentos prohibidos por riesgo de atragantamiento como salchichas, palomitas de maíz, carne muy dura o pescado con espinas. También debes prestar especial atención a la textura. Los alimentos deben estar muy hervidos para que sean muy blandos y deben ser grandes para que los niños puedan cogerlos con facilidad. Es decir, no solo debemos cuidar lo que les damos sino también cómo se lo damos.

Las mentiras del BLW: Los niños comen mucho y ponen más peso

Una de las grandes mentiras del BLW es pensar que van a comer mucho. Te pasas horas buscando recetas, preparándolas y, orgullosa, se la pones. Puede pasar mucho rato jugando con la comida, tocándola, analizando su textura y descomponiéndola, pero lo de llevársela a la boca es otra historia. 

No desesperes si tu hijo apenas come. Durante el primer año de vida la base de la alimentación de tu hijo es la leche, ya sea materna o de fórmula. Por algo la conocemos como alimentación complementaria en esta etapa, porque complementa a la leche. Así que el principal objetivo en este momento es acercarle y darle a conocer nuevos alimentos. 

 

 

Por ello es importante que no sustituyas las tomas de leche por la comida durante el primer año, pensando que al no ofrecer leche comerá más. La leche contiene todos los nutrientes que tu bebé necesita, así que durante el primer año siempre debes ofrecerla antes que los alimentos, ya sean sólidos o triturados. 

No me recomiendan BLW porque el niño tiene poco peso

Directamente relacionado con el punto anterior, si con el BLW los bebés apenas comen, lo lógico sería pensar que no está recomendado para los niños con bajo peso. Pero la leche es su alimento principal hasta el año, así que con un seguimiento adecuado por parte del pediatra o el nutricionista, no hay de qué preocuparse

Es cierto que con los triturados sabes perfectamente la cantidad que ha comido tu bebé y eso puede transmitir cierta tranquilidad en los papás, que apuestan por esta forma de alimentación para seguir en el percentil adecuado. Sin embargo, el percentil no es más que una tabla estadística que, en ningún caso, determina la salud de tu bebé

 

 

Las mentiras del BLW: Mayor riesgo de atragantamientos

Uno de los mayores temores cuando iniciamos el BLW es el riesgo de atragantamiento. Sin embargo, siguiendo unas pautas básicas, este no aumenta respecto a otras formas de alimentación. 

Los niños tienen sus propios mecanismos para desbloquear un alimento que se queda atascado. Así, si el trozo es muy grande, se desencadenará un reflejo de náusea que empuja el alimento hacia afuera para escupirlo o volver a triturarlo con las encías. 

Estas arcadas son típicas en los bebés, especialmente al principio y poco a poco irán disminuyendo su frecuencia. En cualquier caso, sí es importante que hagas un curso de primeros auxilios en atragantamientos para saber cómo actuar en caso de que ocurra, independientemente del tipo de método para la alimentación complementaria que elijas para tu bebé.

 

Aprende a prevenir atragantamientos y cómo actuar en caso de que se produzcan con el Seminario Online «Primeros auxilios en atragantamientos»

 

BLW o triturados, no hay punto intermedio

Al cumplir los seis meses, llega la alimentación complementaria y ahí solo nos planteamos dos posibilidades. BLW o purés y triturados. Sin embargo, existe una tercera vía: el BLW mixto o combinado. Es perfecto para aquellos casos en los que los abuelos son los encargados de cuidar al bebé y no se atreven a darle alimentos sólidos tan pequeños.

También para algunas escuelas infantiles que no permiten la opción de BLW. En estos casos, lo mejor es la opción combinada. Si los abuelos o la escuela infantil apuestan por los triturados a la hora de comer, podemos ofrecer sólidos en las cenas , meriendas o bien los fines de semana. En cualquier caso, es importante dar algo sólido todos los días.

 

 

Esto no causará confusión al niño ni hay más riesgo de atragantamientos. De hecho, este riesgo se incrementa si a partir de los nueve meses solo le hemos ofrecido triturados y nunca han probado alimentos sólidos. 

Un bebé no es capaz de controlar sus síntomas de saciedad

BLW se podría traducir en español como «alimentación regulada por el bebé». Es decir, es él quien decide cuánta cantidad quiere comer. En el caso de los triturados, son los mayores los que le ofrecen la cuchara con métodos algo antiguos como el avioncito. En muchas ocasiones, se les obliga a acabarse toda la comida, sin respetar sus señales de saciedad, lo que puede acabar en problemas de obesidad. 

 

 

Por ello, una de las grandes mentiras del BLW es pensar que el bebé no es capaz de decidir cuánto quiere comer. Lo sabe y parará cuando ya esté saciado

Sin cucharas ni cremas

Ofrecer alimentos sólidos no significa que no podamos ofrecer cremas a los pequeños. La idea es que el niño se siente a la mesa a la vez que los mayores y coma más o menos los mismos alimentos. Así que si ese día los adultos comen una crema de verduras, se puede ofrecer también al bebé sin miedo a crear confusión en él.

Y aunque lo habitual es que pruebe con sus propias manos la textura de los alimentos, es complicado que lo haga con una crema líquida. Por ello, podéis usar cucharas sin problema o bien, hacer la crema un poco más densa. También se podría untar en unas tiras de patatas cocidas, por ejemplo. 

 

 

Las mentiras del BLW: Mayor riesgo de anemia

Las reservas de hierro de los bebés comienzan a agotarse a los seis meses, pero no ocurre de forma inmediata. Por ello, es recomendable ofrecer alimentos ricos en hierro desde el primer momento. Así, una de las mentiras del BLW es pensar que lleva implícito un mayor déficit de hierro, ya que este se puede solucionar ofreciendo los alimentos adecuados.

Así, hay que introducir desde el inicio alimentos ricos en Hierro Hemo como las carnes, pescado, vísceras y marisco e incrementar aquellos que favorezcan la absorción del hierro No Hemo. También hay que evitar los alimentos ricos en calcio y los lácteos en las comidas principales, fermentar el cereal y remojar las legumbres.

 

Aprende las bases de una sana alimentación complementaria para tu bebé y cómo iniciar el método Baby-led Weaning de forma segura a partir de los seis meses con el Curso Online «Alimentación complementaria y Baby-led Weaning»

 

Mi hijo comerá de todo cuando sea mayor

Es cierto que cuando ofrecemos alimentos sólidos al bebé, le permitimos probar y experimentar todo tipo de sabores y texturas. Si en el caso de los triturados le ofrecemos la comida en forma de puré siempre y con los alimentos mezclados, en el BLW, los pequeños pueden jugar y diferenciar cada uno de ellos. 

¿Significa esto que comerá mejor y de todo en el futuro? En teoría sí, pero solo en teoría. La clave es que los padres coman igual que los hijos desde el principio. 

Mi bebé es vegano y no puedo darle sólidos: otra de las mentiras del BLW

Si en tu familia sois veganos o vegetarianos y has optado por esta forma de alimentación para tu hijo, puedes hacer BLW sin miedo a que sufra deficiencias nutricionales. De hecho, la alimentación de los los bebés veganos está basada en plantas y es tan sana y equilibrada como cualquier otra. Eso sí, es importante realizar seguimientos rutinarios para asegurarnos de que no existen déficits de ningún tipo y suplementar con vitamina B12 según la edad.

 

 

Sois unos padres modernos (y raros)

Probablemente es lo que te han dicho tus padres y tus suegros cuando les has dicho que en lugar de purés, vas a darle alimentos sólidos a tu hijo. «¡Pero si vosotros habéis comido triturados y mira qué bien os criasteis! ¡Eres demasiado moderna!». Ni eres moderna ni mucho menos eres rara.

El «siempre se ha hecho así» debe ser algo del pasado y siempre podemos cambiar las cosas si es a mejor. Para eso está la investigación y la ciencia, que han demostrado que es más saludable ofrecer sólidos a tu bebé en lugar de triturados (pero si has elegido esta opción, es buena también para tu pequeño). Aunque te recomendamos que ofrezcas algún alimento sólido a tu bebé antes de los nueve meses. 

 

 

¿Tienes más dudas sobre la alimentación de tu hijo? Puedes resolverlas si eres miembro de la Tribu CSC, donde podrás consultar online con nuestra Dietista-Nutricionista, Rebeca Pastor, y nuestro equipo de expertos en crianza respetuosa, salud o sueño infantil. También tendrás acceso a los más de 12o Cursos Online de CSC que te ayudarán a tomar las mejores decisiones para ti y tu familia. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "11 Mentiras del BLW que debes conocer"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube