¿Cómo funciona el metabolismo de los niños?

Entender el metabolismo infantil nos permite saber por qué cuando el bebé cumple el primer año empieza a comer menos

Los/as niños/as están en un período de intenso crecimiento y su metabolismo requiere procesar gran cantidad de energía para que su desarrollo sea saludable. Una de las preocupaciones principales de las familias es la ingesta de alimentos de sus hijos/as. La impresión más habitual de los adultos es que los peques no comen lo suficiente, pero esto no siempre es así. Hoy hablamos de cómo funciona el metabolismo de los niños y de por qué estos van necesitando comer cada vez menos a medida que crecen.

¿Qué es el metabolismo?

Cuando hablamos de metabolismo nos referimos a todos los procesos físicos y químicos que se producen en el cuerpo para utilizar la energía. En el lenguaje coloquial, mencionar el metabolismo es pensar en la digestión y en los procesos para obtener energía de los nutrientes y si hablamos del metabolismo en los niños se nos vendrán a la cabeza cuestiones relacionadas con la alimentación, el crecimiento y las particulares necesidades energéticas de niños y niñas que no paran de crecer y moverse.

Pero otros importantes procesos también participan en el metabolismo como son la respiración, la circulación, la contracción muscular, la regulación de la temperatura, la eliminación de los desechos en la orina y las heces y el funcionamiento del sistema nervioso central y periférico.

 

 

¿Cómo funciona el metabolismo de los niños?

 

Si nos centramos en la fase del metabolismo que se dedica a regular la digestión y la nutrición, existe la tendencia a considerar que el metabolismo de los niños es diferente al de los adultos y en general podríamos decir que en cierta medida esto es correcto.

¿Cómo funciona el metabolismo de los niños?

Hay que tener en cuenta que el niño está en un período de intenso crecimiento y su metabolismo requiere procesar gran cantidad de energía para mantener el ritmo adecuado de crecimiento, renovar las estructuras corporales y a la vez satisfacer las demandas de energía para las actividades de la vida diaria, que también consume gran cantidad de recursos en los menores, cuya actividad física se encuentra en periodos de máxima intensidad.

Todos estos factores interactuando a la vez hacen que el metabolismo de los niños sea muy difícil de entender e interpretar. Y lo que más llama la atención y genera gran inquietud en las familias es el nivel de ingesta de alimentos. ¿Comerá suficiente para crecer? ¿De dónde saca tanta energía, si apenas come y no para de moverse?

Madres y padres, pero también abuelos y en general cualquier adulto responsable de la alimentación infantil, lo primero que valora es el nivel de ingesta de alimentos y la impresión más habitual y la queja más frecuente es que el peque no come lo suficiente para lo que suponemos que tiene que comer.

 

Descubre cómo actuar y todo lo que puedes hacer si tu hijo/a parece no comer suficiente con el Seminario Online «Mi niño no come»

 

Porque sabemos que durante la infancia los pequeños deben crecer a la vez que necesitan mucha energía para las agotadoras actividades que realizan cada día, y lo que comen a veces no parece suficiente. Pero cuando nos fijamos en el peso, el crecimiento y la actividad que realizan vemos que objetivamente no hay ningún problema, y el niño o la niña se desarrollan adecuadamente. No solo ganan peso y crecen bien, según su potencial genético, sino que también desarrollan una actividad inagotable durante la mayor parte del día. 

¿Qué está pasando entonces? ¿Cómo pueden crecer y moverse sin parar comiendo tan poco?

En qué se emplea la energía que se obtiene de los alimentos

La energía se consume en varias tareas metabólicas que son, fundamentalmente: el gasto energético en reposo, la termogénesis, la actividad física y, en los niños, la formación de nuevos tejidos para crecer

El gasto energético en reposo

El gasto energético en reposo es la energía necesaria para mantener las funciones vitales, y para determinarlo se utilizan métodos que se basan en la utilización del oxígeno. Simplificando mucho sería el gasto energético necesario para respirar y mantenerse despierto sin hacer ninguna actividad física. Los valores varían en función de determinantes genéticos, la edad, el sexo, la etnia, el peso o la masa muscular. Aunque el cálculo exacto es complejo, existen tablas para determinarlo que, basándose en los factores anteriormente expuestos, llegan a valores bastante aproximados. 

 

¿Cómo funciona el metabolismo de los niños?

 

Termogénesis

Otra porción importante de la energía consumida se va a emplear en la propia digestión y asimilación de los alimentos. Es lo que se denomina termogénesis y requiere un 10-12% de dicha energía. 

La actividad física

La actividad física representa un porcentaje muy importante del gasto energético total y varía mucho incluso para el mismo individuo dependiendo de que tenga un día muy sedentario o muy activo. Aunque se emplea un porcentaje importante de energía en la actividad física, los valores que se asumían antiguamente, rondando el 25-30%, en estudios más recientes se ha visto que no son tan elevados. En niños de cinco años el gasto energético debido a la actividad física se encuentra en torno al 16%.

La formación de nuevos tejidos para crecer

El gasto energético dedicado al crecimiento es quizás el aspecto más específico y distintivo en la valoración del metabolismo de los niños, ya que es durante la infancia cuando se produce la mayor parte de este gasto puesto que el niño tiene que formar nuevos tejidos y dotarlos de las reservas necesarias, mientras que el adulto en general solo precisa renovar los tejidos ya formados.

Y aquí la edad tiene la máxima influencia en el gasto energético dedicado a esta actividad, ya que el ritmo de crecimiento varía mucho en función de la edad.

 

¿Cómo funciona el metabolismo de los niños?

 

El crecimiento es máximo en el primer año de vida y luego va a disminuir hasta un pequeño repunte en la adolescencia. Esto supone que el bebé de menos de tres meses empleará el 35% de la energía consumida en crecer, pero las necesidades irán decreciendo a medida que va pasando el tiempo de modo que a los seis meses ese consumo representará el 6%, a los 12 meses será del 5% y en el segundo año de vida descenderá hasta el 3%. El resto de la infancia permanecerá estable en torno al 1-2% hasta la adolescencia. 

Esto se correlaciona perfectamente con lo que vemos en la práctica. El bebé que comía “estupendamente” durante el primer año de vida, llega al primer cumpleaños y empieza a comer menos, se hace más selectivo y parece que nunca tiene necesidad de comer, a pesar de que no para en todo el día. Ahora que sabemos en qué consumen la energía los pequeños, también entenderemos por qué llega un momento en que comen menos que antes, a pesar de que su actividad física es mucho mayor. 

De cualquier forma, si tienes dudas acerca de la nutrición, el crecimiento o desarrollo de tu peque, puedes consultarnos en la Tribu CSC.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Cómo funciona el metabolismo de los niños?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube