Flotadores de cuello: Por qué son peligrosos para tu bebé

No están recomendados para el uso habitual en piscinas o playas porque da una sensación de falsa seguridad y porque pueden provocar problemas posturales

Los flotadores de cuello son peligrosos para los bebés, al igual que los manguitos y los flotadores hinchables. Son modalidades que dan sensación de seguridad pero que en realidad puede provocar un exceso de confianza en los padres.

El método más seguro para que un bebé o un niño pequeño disfrute del agua es en los brazos de sus progenitores. Y si el peque ya sabe flotar, al alcance de su cuidador/a.

Según datos de la Asociación Española de Pediatría (AEP), cada año mueren en España entre 70 y 150 niños por ahogamientos en playas, ríos, embalses y piscinas, y el 86% de los casos se produce en piscinas domésticas.

La propia AEP desaconseja el uso de los flotadores de cuello para bebés precisamente por eso, por la falsa sensación de seguridad. Un bebé se ahoga en segundos y un niño pequeño en menos de dos minutos.

Una moda que genera dudas

Los flotadores de cuello para bebés se han puesto de moda en los último años. Se venden con la promesa de seguridad e incluso que son una gran opción para mejorar el desarrollo de los más pequeños, pero eso es falso. No hay estudios que demuestren esto último. Comenzaron a usarse en spas infantiles o en hidroterapia, pero luego se han ido comercializándose para la venta al público.

 

 

Sin embargo, Armando Bastida, el CEO de Criar con Sentido Común, remarca que estos últimos son de «espuma» y se usan «bajo la supervisión profesional». No estaban en venta para los consumidores en general. «Pero ahora los tienes hasta en la sopa, y no solo aparecen como opción, sino que se anuncian como la más segura para tu bebé, e incluso una gran opción para mejorar su desarrollo. Y esto no es así«.

Los modelos que se usan profesionalmente no son hinchables y se usan en bañeras o piscinas pequeñas, con poca agua y con supervisión constante de un monitor/a. Además, el tiempo de uso es limitado. Sin embargo, los que se comercializan en tiendas suelen ser hinchables. «Y desde hace años se desaconseja todo elemento de flotación que sea hinchable, por el riesgo de que se desinfle, y porque da una falsa sensación de seguridad a los cuidadores», explica Armando Bastida.

Ningún estudio avala que los flotadores de cuello sean beneficiosos para los bebés

A día de hoy no hay estudios que demuestren que el uso de flotadores de cuello produzca beneficio alguno para los bebés, según indica la AEP. Jessica Romero, terapeuta ocupacional pediátrica de CSC, no es partidaria de este tipo de elementos que, según su experiencia, «no sirven para nada» en el proceso del desarrollo del bebé.

Existen incluso publicaciones que sugieren que la posición del cuello rígido que producen estos flotadores puede ser incluso contraproducente para el desarrollo el niño. «Los bebés que están sujetos de forma vertical en el agua con la cabeza sujeta por una estructura semirrígida, sobre todo los más pequeños, podrían recibir compresión de su cuello y producir tensión en sus ligamentos y músculos», indica la Asociación Española de Pediatría.

 

 

«Los flotadores de cuello obligan a los bebés a estar en vertical, cuando en el agua la posición natural de nado no es esa. De hecho, es una gran oportunidad de estimular la postura ventral», afirma el CEO de Criar Con Sentido Común.

La estimulación acuática es muy positiva para el bebé y fomenta, entre otras cosas, el vínculo afectivo, pero igual que los son otro tipo de actividades fuera del agua. En la Tribu CSC contamos con profesionales de distintos ámbitos que pueden asesoraros en las actividades más indicadas para ello. Ser miembro también permite el acceso gratuito a cursos específicos sobre juego y desarrollo.

Mamá y papá, la protección más eficaz en el agua

Precaución y contacto continuo debe ser la prioridad para disfrutar del agua con nuestro bebé de forma segura. Los bebés y los niños pequeños no deben estar en una piscina o el mar sin supervisión adulta, incluso si se utilizan elementos de flotación seguros, como un chaleco de natación o un churro. Debemos estar siempre junto a ellos (sin contar con lo divertido que es tener al bebé en brazos cuando estamos en el agua e interaccionar con él en el medio acuático). 

«Cuando está mamá o papá, y la superficie de agua es mayor, es mucho más importante la buena relación con el agua, desde la confianza, que el hecho de flotar sin más. O sea, que son mucho mejores los brazos, y si acaso el uso de un churro o similar, que tener al peque solo, flotando con un flotador de cuello, aunque estés al lado», según Armando Bastida.

 

primeros-banos-verano
Descubre cómo hacer que los primeros baños en la piscina y la playa sean seguros y divertidos para tu peque, qué herramientas de flotación son más adecuadas y a qué edad comenzar a enseñarles a nadar con el Seminario Online «Los primeros baños del verano»

 

Y en caso de utilizar un dispositivo de flotación, la distancia debería ser inferior a la longitud del brazo del cuidador, tal y como indica la AEP. Es decir, siempre hay que tenerlos al alcance. Hay que recordar, además, que lo primero que hemos de enseñarle a nuestro hijo/a es a flotar. De hecho, hasta por lo menos los cuatro años los niños no están preparados para aprender a nadar.

Hasta entonces es importante que se familiaricen con el agua. Hay que enseñarles a perder el miedo pero no el respeto al agua. Aún sabiendo nadar, no deberíamos dejar de supervisarlos en el agua. No hay que asumir que porque sepan nadar no se exponen al riesgo de ahogamiento. De hecho, cada año se ahogan niños pero también adultos que son expertos nadadores.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Flotadores de cuello: Por qué son peligrosos para tu bebé"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Sólo Hoy
    50% de Descuento
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube