¿Es conveniente usar las barritas de árnica para los golpes?

Te contamos de qué están hechas las barritas de árnica y si son realmente eficaces para evitar la inflamación y los hematomas

Las barritas de árnica para los golpes y hematomas suelen formar parte del botiquín de emergencia cuando los niños están en edad de jugar y caerse a cada instante. Si hay una rodilla golpeada en el parque, una barrita de árnica saldrá de algún bolso para intentar aliviar el dolor y disminuir el hematoma. 

¿Qué contienen estas barritas?

El principio activo se obtiene de la planta Arnica montana, una especie que crece en las montañas del centro de Europa y que se conoce también como margarita de montaña por el color amarillo de su flor. La planta contiene varias sustancias activas, algunas de las cuales se han estudiado por tener actividad antiinflamatoria, analgésica o para evitar los hematomas.

 

 

Pero como toda sustancia activa, algunos compuestos son tóxicos si se ingieren y a altas dosis también puede ser irritantes aplicadas sobre la piel. Por este motivo, las barritas que se comercializan para su uso tópico no pueden tener más del 10% de principio activo para que sean seguras, y los preparados homeopáticos están tan diluidos que no contienen en la práctica principio activo alguno.

¿Pero realmente funcionan?

El estudio de revisión más amplio publicado hasta ahora recopila todos los ensayos hechos en múltiples enfermedades y condiciones que producen dolor e inflamación, entre ellos los traumatismos. Aunque hay muchos estudios publicados, en general están mal diseñados y sus resultados no son concluyentes.

 

 

De los que se pueden valorar, porque están hecho con criterios más rigurosos, la mayoría no encuentra una mejoría en los síntomas al comparar la barrita de árnica con un placebo.

Los pocos estudios que sí encuentran mejoría utilizan una concentración de principio activo superior al 10%, que es lo máximo que pueden contener estas barritas por seguridad. Lo normal es que lleven un 6 o un 7% de principio activo, dependiendo del fabricante, por lo que no llegan al mínimo que puede considerarse efectivo.

“Pero a mí me funciona”

Si preguntas a madres y padres usuarios de estas barritas, te dirán sin dudar un momento que son imprescindibles en su botiquín, que funcionan de maravilla y que no podrían vivir sin ellas, pero la eficacia que perciben tiene su lógica explicación. Aquí entra en juego el efecto placebo.

Cuando aplicamos la barrita sobre la zona golpeada, pensando que estamos haciendo algo útil, el niño se siente de inmediato reconfortado. Lo estamos cuidando y nos preocupamos por su dolor, y simplemente eso ya hace que se encuentre mejor.

 

 

Al fin y al cabo se ha raspado una rodilla, no tiene una pierna rota, y cualquier cosa que hagamos será de utilidad. Esa sensación de estar haciendo algo por aliviarlo también nos predispone a creer que el niño está mejorando rápidamente. Aunque seguramente iba a mejorar de igual manera, incluso sin hacer nada. El efecto placebo es muy poderoso, y funciona también en los niños, sobre todo porque es el adulto el que interpreta el efecto.

Si la barrita de árnica no funciona más allá del efecto placebo ¿qué hacemos si se da un golpe?

Si el golpe ha producido una herida, por superficial que sea, lo primero es lavar con agua y jabón. Es la medida más efectiva para evitar infecciones y que no quede una fea cicatriz. Y luego aplicar frío si queremos evitar el hematoma.

 

Descubre qué medicamentos debes o no tener en casa con el Seminario Online «Botiquín Infantil»

 

Una bolsita de hielo (o de guisantes congelados) envuelta en una toalla en los primeros 5-10 minutos tras el golpe durante 20-30 minutos, sí ha demostrado eficacia para disminuir la inflamación y el dolor. El frío se puede volver a aplicar cada 2 o 3 horas si es necesario y no tiene ninguna contraindicación.

 


No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 11 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

2 comentarios en "¿Es conveniente usar las barritas de árnica para los golpes?"

  1. El efecto placebo no creo que sea real en este caso cuando tiene un golpe el niño y evitas que le salga el chichon, si tienen por ejemplo ya inflamada la zona en el momento, se lo das y se baja la hinchazón. Los niños no creo k se sujestionen de esa manera y se crean k les va a hacer efecto algo k es un placebo.

    • La cuestión es ¿cómo sabes que lo que ha evitado que salga el chichón es la barrita y no que el golpe no fue lo suficientemente fuerte como para que salga un chichón? Es dificil decir, desde la experiencia personal que algo funciona o no. Para eso se hacen los ensayos clínicos donde los profesionales comparan grupos tratados con grupos no tratados. Cuando se hace esto se ve que no hay diferencias. Y el efecto placebo sí que funciona en niños. Te sorprendería saber que también funciona en animales, tanto que los estudios que hacen los veterinarios también tiene que hacerlos comparando con placebo.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube