El experimento del malvavisco y la capacidad de autocontrol

El famoso experimento del malvavisco pone de manifiesto por qué la capacidad de autocontrol está relacionada con el éxito en la vida

Entre los años 60 y 70, se realizaron una serie de investigaciones sobre la gratificación retardada. En concreto destacó un estudio muy conocido hoy en día: el experimento del malvavisco.

El experimento del malvavisco

La gratificación retardada está relacionada con la capacidad de autocontrol. En estos experimentos se daba a elegir entre una recompensa inmediata o una recompensa posterior mayor.

Así, se estudiaba la habilidad para resistir a una tentación. En este caso era un dulce (un malvavisco), lo que aquí en España conocemos como una nube de azúcar.

 

 

El autocontrol es un atributo intelectual también llamado control de impulsos o poder de la voluntad, y mide nuestra paciencia a la hora de esperar por nuestros deseos.

Daniel Goleman, psicológo y periodista científico, lo incluye como una característica importante dentro de la inteligencia emocional. Explica que, quienes carecen de autocontrol, buscan la gratificación instantánea y les resulta más difícil lograr la autorregulación emocional.

 

 

Walter Mischel fue el psicólogo austríaco que en 1972 realizó este famoso experimento: The Marshmallow Test. Su estudio longitudinal (que se extendió a lo largo de 14 años), mostró la importancia del control de estímulos en el éxito, tanto académico como emocional y social.

¿En qué consistió el experimento?

El estudio se hizo con 16 niños y 16 niñas de entre 3 y 5 años. Se les sentaba en una mesa, se colocaba delante de ellos un dulce y se les explicaba que podían comérselo en ese momento o esperar 15 minutos y entonces se comerían dos.

El investigador observaba desde fuera y comprobaba que algunos no tardaban ni cinco segundos en comérselo, otros intentaban no mirar, lo acercaban y lo alejaban, lo tocaban, lo olían… A los 15 minutos regresaba, y si el malvavisco seguía intacto, entonces les daba otro más y podían comerse los dos.

 

¿Cuál fue el resultado?

Apenas una tercera parte de los niños pudo resistir la tentación y esperar a la recompensa mayor. Algunas de las conclusiones del estudio fueron:

  • Se observó que la edad es un factor determinante, ya que los niños y las niñas menores de 5 años demostraron una marcada falta de capacidad de gratificación retardada.
  • Respecto a los posibles sesgos por efecto de sexo, apenas se observó que las niñas tenían una capacidad ligeramente superior para demorar la recompensa.
  • La facultad de esperar o buscar el refuerzo inmediato, se relaciona con la evasión de comportamientos como la dilación, la ansiedad, el trastorno por déficit de atención, la hiperactividad y la depresión.

Además realizaron estudios de seguimiento durante los años posteriores, volviendo a preguntar a los padres de los niños que participaron en el experimento. Y encontraron correlaciones inesperadas entre los resultados de la prueba y las competencias de estos niños en diversas áreas de la vida.

El valor del esfuerzo

La moraleja es sencilla: si nos comemos todos los malvaviscos gozaremos de placeres inmediatos, pero eliminaremos el valor del esfuerzo y la paciencia, que nos ayudan a estimar posibles gratificaciones mayores en el futuro.

 

Ayuda a tus hijos a conocer y regular sus emociones para formar una sana autoestima y relacionarse adecuadamente con su entorno con nuestro Seminario Online «Regulación Emocional»

 

Está claro que para ello hemos de desarrollar la fuerza de voluntad, porque la inevitable tentación de la recompensa inmediata será una batalla de todos los días. Pero estoy segura de que este autocontrol nos ayuda también a la hora de enfrentarnos a posibles adiciones en la edad adulta, por lo que debemos trabajarlo desde la infancia.

¿Qué opinas tú? ¿Conocías este estudio? ¿Cómo reaccionaría tu peque a la prueba del malvavisco? En este artículo de la revista Science puedes leer el estudio completo.

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 10 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "El experimento del malvavisco y la capacidad de autocontrol"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube