¿Qué son los defectos congénitos de glicosilación?

También conocidos como Síndrome CDG, se trata de enfermedades hereditarias por defectos en la síntesis de las glicoproteínas

El 16 de mayo se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre los Defectos Congénitos de Glicosilación. Se trata de un grupo de enfermedades encuadrada dentro de las denominadas enfermedades raras que afecta a unas 900 personas en todo el mundo, un centenar de ellas en España. Hoy os explicamos en qué consiste y que consecuencias tiene para los niños.

¿Qué son los defectos congénitos de la glicosilación o Síndrome CDG?

Se trata de enfermedades hereditarias del metabolismo de las glicoproteínas. Son el resultado de un defecto en la glicosilación. Es decir, errores que se producen en la síntesis de las glicoproteínas.

Las proteínas están formadas por cadenas muy largas de aminoácidos que facilitan la función de las primeras. Gran parte de las proteínas se llaman glicoproteínas. Estas contienen unas cadenas de azúcares (los glicanos) «que aumentan su estabilidad, determinan su forma en el espacio, facilita su interacción con otras proteínas y también la diferenciación y desarrollo de las células», tal y como recoge la Guía Metabólica del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

 

¿Qué son los defectos congénitos de la glicosilación?

 

Los defectos congénitos de glicosilación se pueden producir por falta de glicanos o porque estos no se forman bien. Tal y como explican desde la Asociación Española del Síndrome CDG, las enfermedades que provocan son diversas según el tipo de glicosilación proteica: N/glicosilación, O-glicosilación, O- y N-glicosilación y Glicosilación lipídica.

¿Qué pasa si no se da la glicosilación?

Si hay un error en la glicosilación de las proteínas «algunas de las reacciones de acoplamiento de azúcares a las proteínas no se producen correctamente y eso afecta a la estructura final de las glicoproteínas y con ello a su función«, según la la Guía Metabólica del Hospital Sant Joan de Déu.

Eso provoca que el bebé nazca con problemas. Este defecto de síntesis del glicano afecta a muchas proteínas, lo que puede derivar en una enfermedad multisistémica. Es decir, que afecte a muchos órganos y sistemas de su cuerpo.

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online «¿Cuándo ir a urgencias?»

 

Dependiendo del origen del defecto y de su gravedad, las consecuencias varían y también la evolución del bebé. Un diagnóstico temprano puede facilitar el tratamiento y cuidado del menor.

Hay que tener en cuenta que es una enfermedad genética, así que es probable que si una pareja tiene un bebé con un defecto congénito de glicosilación, sus siguientes hijos/as también puedan padecerlo.

¿Por qué se producen estos defectos congénitos de glicosilación?

Todos los seres humanos heredamos la información correcta o alterada que determina cada uno de los procesos del metabolismo de nuestros padres. El Síndrome CDG se produce por mutaciones de varios genes que controla la glicosilación.

Generalmente, los padres son portadores de estas mutaciones, pero no sufren las consecuencias. Son sus hijos los que pueden desarrollarlas (herencia autosómica recesiva). Si ambos progenitores transmiten las mutaciones al niño, este sufrirá un defecto congénito de la glicosilación.

 

¿Qué son los defectos congénitos de la glicosilación?

 

Según la Asociación española de este síndrome, «hasta el momento se ha detectado un defecto de herencia ligado al cromosoma-X (MAGT1_CDG)«.

¿Qué enfermedades hay asociadas con la glicosilación?

Las enfermedades asociadas a los defectos congénitos de la glicosilación dependen del tipo de glicosilación proteíca.

En el caso de los defectos de la N-glicosilación las enfermedades son multisistémicas y conllevan afecciones neurológicas graves, excepto en los tipos CDG Ib y CDG Ih, que según la Guía Metabólica antes citada, muestras un fenotipo hepático e intestinal.

El tipo PMM2-CDG es el tipo de defecto de la N-glicosilación más frecuente, con unos 800 casos (dato de 2016). La raíz de este defecto se centra a una actividad deficiente de una enzima concreta, la fosfomanomutasa (PMM), que es necesaria para el suministro eficaz de un azúcar (manosa) a las glicoproteínas en formación.

 

¿Qué son los defectos congénitos de la glicosilación?

 

Se suele diagnosticar al nacer o en la primera infancia. Los bebés presentas algunas señales típicas: mamilas invertidas, lipodistrofia, estrabismo, hipotonía axial, falta de medro (no crece ni aumenta de talla), alteraciones de la coagulación y transaminasas elevadas recurrentemente. Otro rasgo común es la hipoplasia cerebelosa (desarrollo incompleto del cerebelo). El pronóstico es grave para muchos niños.

Si son más mayores, las señales más evidentes serán las alteraciones neurológicas: retraso mental, disfunción cerebelosa y retinitis pigmentosa. Suelen tener debilidad de sus huesos (ostopenia) y pueden sufrir convulsiones o incluso accidentes cerebrovasculares.

En el caso de adultos, los signos más característicos son ataxia, retraso mental no progresivo y neuropatía periférica. Las mujeres tienen hipogonadismo hipergonadotrópico.

 

¿Qué son los defectos congénitos de la glicosilación?

 

Con los avances en la detección de los defectos congénitos de glicosilación, ha aumentado el número de pacientes con síntomas más leves. Hay niños que, pese a tener el Síndrome CDG, tienen un desarrollo psicomotor «casi normal».

¿Cómo se detecta y qué tratamientos tienen los defectos congénitos de la glicosilación?

La observación de los síntomas suele ser el primer paso, pero además existen marcadores bioquímicos que sirven para diagnosticar la enfermedad. Estos también permiten diferenciar qué tipo de defectos congénitos de la glicosilación sufre el menor.

La confirmación del defecto de la glicosilación permitirá a los profesionales ayudar a las familias. En la Tribu CSC puedes asesorarte a través de nuestra pediatra Gloria Colli. y el resto de nuestro equipo de profesionales en salud y desarrollo infantil.

 

Talasemia en bebés y niños

 

Actualmente solo existe tratamiento para tres tipos poco frecuentes de estas enfermedades, aunque la investigación prosigue a nivel mundial. Para el resto solo se pueden aplicar medidas de prevención y tratamientos que ayuden a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Qué son los defectos congénitos de glicosilación?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube