Celos entre hermanos: ¿cómo debemos actuar los padres?

Los celos son un sentimiento natural que nacen del miedo de nuestros hijos a perdernos

Artículo publicado el 26 Mar 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 15 septiembre, 2021

Los celos entre hermanos pueden provocar situaciones muy estresantes en casa, estresantes para todos, pero principalmente para ellos. Y, por eso, hay que ayudarles a gestionarlos.

Tal vez nos preocupen esas eternas disputas y competitividad entre ellos, pero lo cierto es que los celos son una emoción natural. Los celos entre hermanos nacen del miedo a perdernos y a la inseguridad que les produce no tener lo que necesitan por la existencia del «otro».

Pero el que sea algo natural, producto de la complejidad del ser humano, no significa que no tengamos que intervenir. Es necesario acompañarlos, prestarles atención y darles la mano para que esta emoción no los paralice ni se convierta en un problema.

 

 

Los celos entre hermanos son normales pero no hay que ignorarlos

La llegada de un nuevo hermano o hermana suele ser el inicio de los celos (aunque seguro que alguna vez tu hijo/a ha tirado de ti si le has hecho carantoñas a otro bebé). De pronto, el mundo del pequeño cambia por la entrada de un nuevo ser que se convierte en el centro de atención de mamá y papá.

Esa seguridad, esa confianza en su mundo que se ha ido consolidando con el vínculo afectivo con sus progenitores, de pronto se tambalea. Surge la incertidumbre y ese miedo que provoca emociones de todo tipo: desde rabietas, a ignorar al nuevo miembro de la familia, pasando por rechazarlo, darle un pellizco o una regresión en su desarrollo.

 

Aprender a preparar a tus hijos para la llegada del nuevo miembro de la familia y evitar los celos con el Seminario Online «La llegada del segundo hijo»

 

Si nosotros, que lo somos todo para ellos, nos enfadamos, lo obligamos a ocultar esos sentimientos o, mucho peor, lo ignoramos; no conseguiremos aplacar esas emociones sino acrecentar su inseguridad y su miedo. Hay que ser consciente de que el apego seguro es fundamental para el desarrollo saludable de un peque y que si este es inseguro puede derivar en el desarrollo de una personalidad dependiente y celosa.

La edad también influye en el modo en el que se exteriorizan los celos entre hermanos. No es lo mismo un niño pequeño de dos o tres años, cuyo cerebro emocional domina sus actos; a otro de seis o siete años que ya es capaz de empezar a entender de manera más racional sus sentimientos. Pero aún así, sean pequeños o mayores, no debemos ignorar esos sentimientos que al final generan frustración, inseguridad y dolor.

 

 

La competitividad entre hermanos también es natural

Otro elemento que genera conflictos entre hermanos, está relacionado con la competitividad. La maestra y experta en Disciplina Positiva de Criar Con Sentido Común, Silvia Guijarro, explica que también es «normal» porque «es una cuestión de supervivencia».

Compiten por los recursos disponibles. «Nunca sabemos qué hay detrás de una reacción al 100%», prosigue Guijarro, «lo que a nosotros nos puede parecer exagerado, quizás no está provocado por lo que acaba de suceder, sino por emociones acumuladas en experiencias previas».

 

 

¿Y cuál es la respuesta? Pues, como con los celos, amor y atención. Si observamos a cada uno de nuestros hijos con atención, podremos conocerlos mejor y entender de dónde surge esa emoción que, por otro lado, suele ser arrolladora. Debemos intervenir, sí, pero ojo «es importante no tomar partido» porque para nuestros hijos puede convertirse en una autoconfirmación de sus mayores temores: que, efectivamente, nos decantamos más por uno que por otro.

Lo que no debemos hacer frente a los celos entre hermanos

Que nuestros hijos sientan celos como una emoción natural no significa que los padres podamos fomentarlos de forma inconsciente. La llegada de un bebé a casa, por ejemplo, supondrá más atención para el nuevo miembro de la familia. Sin embargo, si no hacemos partícipe al hermano/a (o hermanos/as) de esta nueva situación, estamos abonando el terreno para que sienta celos del bebé. No prestarle atención en exclusiva en la medida de lo posible también hará que se sienta desplazado o desplazada.

 

 

No hay que compararlos. Las comparaciones también hacen un flaco favor a la relación entre hermanos. Y da igual que sean positivas, porque en cualquier caso generan sentimientos que minan la confianza y la autoestima de un menor. Si alabamos sus notas, solo conseguiremos que su nivel de autoexigencia crezca para satisfacernos. Del mismo modo, etiquetarlos también es contraproducente; incluso el hecho de que sea la hermana mayor, la mediana o la pequeña, le adjudica un rol que no tienen por qué cumplir.

Y, por supuesto, no hay que enfadarnos, gritarles o censurarles esos sentimientos. Por eso es importante escucharlos de manera activa, porque eso les dará confianza en sí mismos y en nosotros. Cada niño es un mundo y tiene su personalidad, por lo que hay que tratarlos y respetarlos como son, sin imposiciones (aunque sean, repito, inconscientes) ni censuras.

Lo que sí podemos hacer para mejorar las relaciones en casa

Uno de los elementos fundamentales dentro de la Disciplina Positiva, es la escucha activa. Y para escuchar a nuestros hijos lo primero que tenemos que hacer es prestarles atención. Si aprendemos cómo son, los observamos con detenimiento, los comprendemos; nos será mucho más fácil ayudarles a comprenderse ellos mismos y a aprender a gestionar todas sus emociones. Y los celos entre hermanos también. Empatizar con ellos y conectar son claves en este sentido.

 

Ayuda a tus hijos a conocer y regular sus emociones para formar una sana autoestima y relacionarse adecuadamente con su entorno con nuestro Seminario Online «Regulación Emocional»

 

Además, hay que hacerlo desde el amor profundo y el cariño. No hay que ahorrar en caricias, besos y abrazos, sino todo lo contrario: se sentirán queridos, valorados y comprendidos. Eso dará un plus a su autoestima y les será más fácil expresar sus sentimientos y ser asertivos.

Una vez que sepan expresarse abiertamente, podremos buscar soluciones juntos. Además, debemos pasar tiempo en exclusiva con ellos todos los días; aunque solo sea un ratito, un juego, una lectura… Algo que les haga sentir que son importantes dentro de la familia.

Desde luego lo que no hay que tolerar es que se hagan daño. Hay que ser neutrales y ayudarles a retomar el diálogo y a buscar soluciones cuando surjan los conflictos. Nuestra experta Silvia Guijarro, añade que es importante favorecer «experiencias de disfrute juntos» porque «al final de lo que se trata es de que la balanza se decante hacia el lado de las experiencias positivas».

 

 

Al fin y al cabo, los vínculos entre hermanos suelen ser fuertes y muy importantes en nuestra vida; de ahí que promover una relación saludable entre hermanos es más que necesario. Con todo, es normal sentirse desbordado y algo perdido. Si es tu caso, las profesionales de la Tribu de Criar Con Sentido Común pueden aclararte todas las dudas que puedas tener sobre este y otros temas relacionados con la crianza respetuosa.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Criar con respeto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Criar con respeto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Celos entre hermanos: ¿cómo debemos actuar los padres?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube