Besos «a cambio de»: No, gracias

Aunque tenemos la costumbre de pedir besos a los peques a cambio de darles o prometerles "cosas", los besos no se compran ni se piden; los besos se regalan

Es un hecho muy habitual, sobre todo entre los familiares, amigo y amigas, prometer algo a los niños y niñas «si me das un beso». Y esa condición no se impone con mala intención, en absoluto, pero estamos mandando un mensaje erróneo y contraproducente a nuestros peques.

Ante todo, respeto

Debemos respetar que los peques demuestren cariño a quienes ellos quieran y cuando a ellos les apetezca, porque es cuando realmente tiene un valor. Cualquier gesto de cariño hecho por obligación… ¿Qué aporta? A nosotros nada y a ellos, aún menos.

 

 

No hay gesto más sincero que un abrazo, un beso una caricia espontáneas. Sobre todo si proviene de un niño o una niña porque ellos son todo amor, inocencia y cariño. Pero ese afecto, como sucede con las personas adultas, hay que ganárselo, merecerlo.

¿Verdad que los adultos y adultas no damos abrazos o besos a otras personas que apenas conocemos o con las que no tenemos confianza? Si una persona desconocida nos abrazara o nos besara nos sentiríamos tremendamente incómodos e incluso, podríamos incluso sentirnos acosados o invadidos en nuestro espacio personal. ¿Por qué normalizamos esto en la infancia?

 

Descubre cómo educar con respeto mediante la disciplina positiva en nuestro Curso Online «Educación Respetuosa y Disciplina Positiva»

 

Y por otra parte, en el tema que nos ocupa, el del chantaje… ¿Qué estamos transmitiendo a los peques cuando les decimos que para conseguir algo que desean (bien sea un juguete, una bolsa de chuches o lo que se tercie) deben regalar un cariño que realmente no sienten? Hay razones de peso para no obligar a los niños-as a dar besos y es muy importante tenerlas presentes.

No se debe obligar nunca a un peque a dar besos o abrazos si no quiere

Que sean niñas o niños pequeños nunca será razón suficiente para que los adultos pasemos por alto sus sentimientos. Es totalmente normal que un niño o niña no desee entablar conversación (y menos aún contacto físico) con personas que no son de su círculo de confianza.

Los sentimientos nunca deben ser obligados ni «a cambio de». Pongamos que quien les ofrece un regalo a cambio de besos no es alguien desconocido para ellos, que es un familiar o un amigo al que sí conocen. ¿No habría problema entonces?

 

 

En este caso se seguiría manteniendo un concepto erróneo. Aunque la persona que ofrezca ese regalo a cambio de besos sea alguien conocido o de confianza, continuamos manteniendo un chantaje emocional. Los niños y las niñas deben recibir el mensaje de que sus sentimientos importan tanto como los de cualquier adulto y por ello, deben ser respetados por encima de todo.

No se dan besos para contentar a nadie ni a cambio de regalos. Tampoco porque esa persona es «una amiga o amigo de mamá o papá». Los sentimientos no se compran ni se fuerzan. Eso es algo que como adultos-as tenemos muy claro ¿verdad? Pues no hay ninguna razón para no verlo igual de claro con los peques.

Su cuerpo es suyo, sus besos también

De la misma forma que hablábamos de poner o no pendientes a las niñas al nacer y valorábamos en ese post que lo más sensato es dejar que ellas decidan cuando sean mayores y no imponer por costumbre (en este caso, una modificación corporal), en este caso estaríamos hablando también de cómo deciden expresarse con su cuerpo.

 

Solventa las dudas de tus hijos y proporciónales información adecuada con ayuda de nuestro Curso Online «Educación sexual infantil»

 

Es muy importante transmitir a nuestros hijos e hijas que su cuerpo y las decisiones sobre él, le pertenecen únicamente a ellos y nunca deben hacer con él algo con lo que no se sientan cómodos o no les apetezca hacer. Las muestras de afecto más que consentidas, han de ser DESEADAS. 

Os recordamos que sobre crianza respetuosa y sexualidad infantil tenéis varios cursos y seminarios en Criar con Sentido Común y si sois miembros de la Tribu CSC no solo los podéis hacer gratis, sino que también tenéis acceso al asesoramiento online de nuestro equipo de expertos.

El cariño y el respeto por nuestros hijos no dependen de sus besos ni de nada. Es incondicional

Está claro que las personas que piden «besos a cambio de» a los niños y las niñas no pretenden decir que el cariño que tienen hacia ellos es algo que puede variar en función de su actitud, pero (sin querer) ese es precisamente el mensaje que están mandando.

Esto es también equiparable a otras frases tales como «si no me das un beso, ya no te quiero». Es terrible que las niñas y los niños puedan siquiera llegar a dudar que el cariño que le tienen los adultos puede llegar a crecer o disminuir bajo ninguna circunstancia. Tampoco depende de lo muy orgullosos que nos hagan sentir por mostrarse obedientes, bien educados o complacientes ante los demás.

 

 

El amor que nosotros y nosotras tenemos hacia nuestros hijos-as es incondicional y así debemos transmitírselo. Es sumamente importante para su bienestar emocional que sepan que una base tan importante para ellos-as como es el amor de su familia, nunca se va a alterar bajo ninguna circunstancia.

Queremos a nuestros hijos e hijas hagan lo que hagan. Aunque discutamos con ellos, se equivoquen o acierten, con sus virtudes y defectos. Y así debemos transmitírselo. Esto es básico para su autoestima, para su confianza y para su desarrollo emocional.

Que nuestros hijos e hijas sepan que una persona no va a quererles menos por no darles un beso, les hará sentirse seguros y seguras en cuanto a sus decisiones y sus sentimientos, a no actuar nunca «para contentar» a otra persona y a no ceder a chantajes, y esa es una lección importantísima para su vida adulta. Los besos no se compran, ni se piden; los besos se regalan.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Criar con respeto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Criar con respeto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Besos "a cambio de": No, gracias"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube