Ser padres después de los 30 se asocia a hijos con mejor conducta

Un estudio concluye que tienen mejor conducta los hijos de progenitores que han sido padres después de los 30 años

Ser padres después de los 30 años se asocia a hijos con mejor conducta. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio holandés que ha evaluado a 32.000 niños con edades comprendidas entre los 10 y los 12 años, a sus familias y a sus profesores.

Ser padres después de los 30

Según datos de 2020, en España existe una tendencia a retrasar la maternidad nada menos que una década con respecto al 2018. Si extrapolamos el estudio a estos datos, quizá podríamos hablar de un cambio en la forma de ser de los niños de próximas generaciones. Aunque por supuesto, en esto entran en juego muchos otros factores. Solo el tiempo lo dirá.

Por el momento, un estudio publicado en «Child Development» refleja que ser madres y padres más allá de los 30 tiene una relación directa con niños menos agresivos que son capaces de interiorizar mejor las normas que aquellos hijos e hijas de progenitores más jóvenes.

 

 

El estudio ha sido compartido por diferentes universidades en distintos puntos del planeta. En él han participado investigadores de la Universidad Libre de Ámsterdam, la Universidad de Ultrech, el Centro Médico de la Universidad de Erasmus en Róterdam y el Centro Universitario de Groningen (Países Bajos), por lo que los resultados obtenidos no se limitan a un único territorio.

La relación entre las emociones infantiles con la edad de los progenitores

Para realizar el estudio, se pasaron cuestionarios a profesores y familias cuyas edades estaban comprendidas entre los 16 y los 48 años (en el caso de las madres) y los 17 y 68 años (en el caso de los padres). Los niños y las niñas a los que hacían referencia estos cuestionarios tenían edades comprendidas entre 10 y 12 años.

En los tests se hacían preguntas relacionadas con sentimientos de depresión, ansiedad y agresividad de los niños y niñas. Los resultados concretaron que si bien no se observó vinculación entre las edades de los progenitores y sentimientos como la ansiedad y la depresión, sí se concluyó que aquellos menores con progenitores de mayor edad tienen menos tendencia a romper las normas y a agredir físicamente a otros.

 

Ayuda a tus hijos a conocer y regular sus emociones para formar una sana autoestima y relacionarse adecuadamente con su entorno con nuestro Seminario Online «Regulación Emocional»

 

Zondervan-Zwijnenburg, uno de los autores del estudio, sugiere que «los padres mayores son más capaces de crear ambientes favorables para sus hijos. Pueden ser más sensibles a las necesidades del niño y proporcionar más estructura”.

En cambio, los progenitores más jóvenes “suelen ser más impulsivos y reflejar esa inseguridad en sus hijos”. Esta última afirmación, no obstante, podría tener un carácter general y no depender de factores externos (como la estabilidad económica o laboral asociada a una mayor edad de los progenitores), aunque continúa sin ser un indicador totalmente certero.

Mayor bagaje personal y estabilidad económica-laboral

El estudio sugiere que, pasada la treintena, las personas tenemos una mayor madurez. Esto se traduce en una tendencia a ser más organizados, más pacientes y más capaces para proporcionar a los hijos un entorno familiar más estable, seguro y saludable.

 

 

La diferencia más notable es que, con carácter general, a partir de la treintena solemos tener mayor nivel educativo y mayor estabilidad económica y laboral. Aunque esto, por supuesto, varía de unos países a otros y de las circunstancias sociales que se atraviesen en cada momento.

Por último, hay que valorar que la (pa)maternidad a una edad más avanzada puede responder también a una decisión planificada y, por lo tanto, más consciente que cuando ocurre en edades más jóvenes. Entran en juego, por lo tanto, numerosas variables, tanto sociales como biológicas, que no se pueden analizar de manera individual, sino como conjunto.

Ventajas y riesgos de retrasar el embarazo

Ser padre después de los 30 no responde únicamente a decisiones personales. El hecho de que seamos padres casi una década después que hace tan solo tres años, tienen casi siempre rostro de mujer. Las mujeres retrasan esta decisión por miedo a no poderse promocionar dentro de su empresa, ser despedida o no poder conciliar.

 

 

Concretamente, la última encuesta sobre fertilidad realizada en España en 2018 por el INE, señala razones laborales, económicas y de conciliación como los principales motivos por las que la mujer decide retrasar su maternidad y tener menos hijos de los que realmente desean.

No obstante, no hay que olvidar los peligros asociados a una maternidad tardía. A medida que la madre es más mayor, aumentan los riesgos para la mamá y el bebé. Se da, por ejemplo, una mayor probabilidad de fallos cromosómicos y partos prematuros. Biológicamente, además, tanto para las madres y los padres, retrasar la maternidad puede conllevar problemas de fertilidad.

 

Te enseñamos las prácticas que pueden favorecer el embarazo y te damos la información necesaria para saber en qué momento es más probable conseguir la gestación en el Seminario Online «Buscando el embarazo»

 

Sin embargo, retrasar la maternidad tiene también ventajas, y no solo lo refleja este estudio. Otra investigación realizada en 2016 por la Aarhus University de Dinamarca, sugiere una relación muy estrecha entre mayor edad de la madre y una educación con menos castigos y violencia verbal, lo que tiene un beneficio tanto a corto como a largo plazo en la salud mental de los hijos.

Lo realmente importante

Estudios aparte (aunque por supuesto tengamos en cuenta sus conclusiones), lo realmente importante a la hora de elegir tener hijos es hacerlo de una forma consciente, empoderada, informada y compartida.

 

 

La edad es un punto más a valorar cuando decidimos ser madres o padres, sin duda, pero también lo es contar con una red de apoyo y saber pedir ayuda cuando la necesitemos.

En la Tribu CSC tenemos un punto de encuentro para familias que comparten sus experiencia y donde encontrar información y apoyo en el equipo de profesionales actualizados de Criar con Sentido Común. Y sobre todo, tener claro que la maternidad y la paternidad están para disfrutarlas.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Ser Padres?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Ser Padres y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Ser padres después de los 30 se asocia a hijos con mejor conducta"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)