Día Mundial del Asma: ¿Cómo afecta el asma en el embarazo?

El asma es una enfermedad pulmonar crónica que puede conllevar riesgos no solo para la mujer, sino también para el bebé

El asma es una de las afecciones más comunes en España y también la más frecuente entre las mujeres embarazadas, afectando a entre un 1 y un 7%. Así que si sufres esta enfermedad, es probable que te preguntes cómo afecta el asma en el embarazo o si es posible mantener la medicación o, por el contrario, es necesario cambiar el tratamiento. 

El asma es una enfermedad pulmonar crónica que puede conllevar riesgos no solo para la mujer, sino también para el bebé. Un ataque de asma (también conocido como exacerbación) puede provocar la disminución en el nivel de oxígeno en la sangre. En el caso de una mujer embarazada, el feto obtiene el oxígeno a través de la sangre de la madre, por lo que, en caso de sufrir un ataque de asma, el feto podría recibir menos cantidad de oxígeno

¿Cómo afecta el asma en el embarazo?

En caso de tener asma y quedarte embarazada, lo habitual es que todo transcurra con normalidad si se sigue un control médico adecuado, cumpliendo las indicaciones pautadas por tu equipo de profesionales de referencia y manteniendo la medicación en caso de que sea necesario. Si tienes cualquier duda sobre tu embarazo, puedes consultar a nuestros especialistas durante todo un mes gratis en la Tribu CSC.

Según un estudio realizado por la Fundación de Asma y Alergia de América en el que se analizó a un grupo de mujeres que sufrían asma en el embarazo, un tercio de las mismas no tuvieron ningún cambio en la gravedad de la enfermedad, mientras que otro tercio aseguró que los síntomas mejoraron en esta etapa. Por el contrario, un último tercio de las mujeres con asma en el embarazado que formaron parte del estudio explicaron que la enfermedad empeoró

 

Asma en el embarazo

 

El asma se puede clasificar en cuatro estadios que van de la menos grave a la más grave. Y aunque es prácticamente imposible saber cómo va a evolucionar la enfermedad al quedarnos embarazadas, sí se podría decir de forma muy general que aquellas mujeres que sufren el asma en su forma más grave tienen mayor riesgo de que este empeore al quedarse embarazadas, especialmente durante el primer y el tercer trimestre de gestación. En caso de que mejore, suele producirse de forma gradual a medida que avanza el embarazo. 

Un asma mal controlado podría conllevar serias complicaciones tanto para la madre como para el bebé. Aunque no está demostrado que las dificultades estén directamente relacionadas con el asma o si por el contrario hay otros factores añadidos, entre los riesgos de un asma mal controlado para la mujer embarazada, destacan: 

  • Preeclampsia y diabetes gestacional en mujeres con obesidad. 
  • Placenta previa.
  • Rotura prematura de membranas.
  • Mayor riesgo de cesárea.
  • Himerhemesis gravídica.
  • Hemorragia ante y posparto.

 

posibles-patologias-embarazo
Aprende a detectar posibles patologías durante la gestación y cómo cuidarte si aparecen con el Seminario Online «Posibles Patologías en el embarazo»

 

Pero el bebé también puede sufrir complicaciones por un asma mal controlado. Entre ellos: 

  • Crecimiento fetal restringido y bajo peso al nacer.
  • Nacimiento prematuro.
  • Complicaciones tras el nacimiento como hiperbilirrubinemia o hemorragia cerebral. 
  • En los casos más graves en los que el aporte de oxígeno al bebé se vea comprometido, podría conllevar la muerte del feto

¿Cómo tratar a una mujer embarazada con asma?

El asma suele tratarse con broncodilatadores de acción corta y corticoides inhalados. Y aunque durante el embarazo se restringen algunos medicamentos por el riesgo de que sus componentes pasen (y afecten) al feto a través de la placenta, esto no significa que no se pueda tomar nada (de hecho en estos casos la mayoría de las medicaciones son seguras para el embarazo). Eso sí, SIEMPRE debe estar supervisado por el médico de cabecera o el ginecólogo.

Ante las complicaciones que pueden sufrir tanto la mujer como el bebé ante una reagudización del asma, lo habitual es que el médico recomiende seguir con la medicación, aunque sí puede ser necesario cambiarla por otra que se ajuste mejor al embarazo o modificar la dosis. Pero como decimos, es importante valorar cada caso individual y seguir siempre las pautas que indique el especialista en cada caso concreto. 

 

Gripe embarazada

 

Una mujer con asma en el embarazo puede requerir un seguimiento que va más allá de las pruebas a las que se somete cualquier mujer durante la gestación. Para empezar, la mujer en búsqueda de embarazo debería informar a su médico de cabecera de la situación, sobre todo en casos de asma moderado-grave. Una vez embarazada, lo más probable es que sea tratada por un equipo multidisciplinar en el que a las matronas y obstetras se sumen los neumólogos o alergólogos.

Además, puede ser necesario evaluar el estado del asma con pruebas como la espirometría. En caso de un asma mal controlado o grave, es probable que se recomiende un control más exhaustivo del embarazo con ecografías regulares a partir de la semana 32 para vigilar el crecimiento del bebé

 

Prepárate para las pruebas y analíticas que se realizan durante el embarazo con el Seminario Online «Las pruebas médicas en el embarazo»

 

Más allá de la medicación: ¿Qué puede hacer una embarazada con asma en su día a día?

Pero más allá de la medicación, es importante que si una mujer embarazada sufre asma, siga una serie de recomendaciones en su día a día  para evitar mayores complicaciones que, en realidad, no distan mucho de las que debe seguir cualquier mujer al quedarse embarazada.

  • Evita el humo del tabaco, así como cualquier sustancia que pueda irritar los pulmones como el polvo o el pelo de las mascotas.
  • Aunque hay muy pocas excepciones para guardar reposo y no realizar el ejercicio físico durante el embarazo, en caso de sufrir asma sí es necesario consultar con el especialista sí se puede hacer deporte o no. De hecho, la actividad física se recomienda a toda persona que padece asma, incluso en las formas más graves. Hace unos años se recomendaba evitarla, pero hoy en día las actualizaciones indican que debería de propiciarse.
  • En la medida de lo posible, hay que evitar enfermedades respiratorias, ya que pueden provocar crisis de asma o agravarla. Para evitar contraer infecciones respiratorias es recomendable evitar espacios cerrados o poco ventilados; los lavados nasales (sobre todo en asma alérgica o en presencia de moco excesivo) pueden ser útiles como medidas preventivas. A ello se suman los ejercicios de drenaje bronquial en caso de exceso de moco en los pulmones y ejercicios de control de la hiperventilación, como ejercicios diafragmáticos, pranayama o ejercicios Buteyko, siempre adecuados al trimestre de gestación. 
  • Lo mismo ocurre en caso de enfermedad por reflujo gastroesofágico, ya que el reflujo y la acidez estomacal puede empeorar los síntomas del asma
  • Seguir una alimentación sana y equilibrada durante el embarazo, con control de peso. Aunque la ganancia de peso durante el embarazado es muy variable en cada mujer y depende de muchos factores, un exceso de kilos puede aumentar los riesgos de sufrir crisis asmáticas.
  • En caso de sufrir alergia, es importante llevar un buen control de la misma. 

 

Asma en el embarazo

 

¿Y en el momento de dar a luz? De forma general, no suelen presentarse problemas importantes durante el trabajo de parto. De igual forma, una mujer con asma puede dar el pecho a su bebé sin ningún problema si ese es su deseo. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud de los Progenitores?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud de los Progenitores y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

15 mayo, 2022

0 comentarios en "Día Mundial del Asma: ¿Cómo afecta el asma en el embarazo?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube